Mozambique

Niños y niñas afectados por el VIH/SIDA se reúnen con parlamentarios en una conferencia en Mozambique

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Durante un seminario sobre la ampliación de los programas para niños huérfanos en los países africanos luso-hablantes, una niña explica ante un grupo de parlamentarios africanos las consecuencias del VIH/SIDA en su vida.

Por Sarah Crowe

MAPUTO, Mozambique, 30 de marzo de 2006 – En tres filas, un grupo de niñas con rostros alegres, con un par de niños de aspecto avergonzado entre ellas, esperaban a la entrada de la Escola 7 de Setembro en Maputo, la capital de Mozambique. Cada uno sostenía una rosa amarilla envuelta en celofán.

Con sonrisas tímidas y canciones dulces, los niños y niñas dieron la bienvenida a los dignatarios −entre quienes figuraba Rima Salah, Directora Ejecutivo Adjunta de UNICEF− que asistieron a un seminario regional patrocinado por el Grupo de Parlamentarios Europeos por África , en colaboración con UNICEF, el Centro Norte-Sur del Consejo de Europa, la Fundación Nelson Mandela y otros aliados. El seminario tuvo como objetivo ayudar a los parlamentarios a ampliar los programas de lucha contra el VIH/SIDA orientados a los niños y niñas huérfanos y vulnerables de los países africanos luso-hablantes.

La habilitación de los niños

A la hora de actuar, los alumnos y alumnas de la Escola 7 de Setembro se olvidaron de su timidez. Por el contrario, supieron transmitir sin tapujos a los dirigentes las duras realidades de sus vidas cotidianas.

Esos alumnos de primaria les dijeron a los visitantes que aunque los niños puedan contraer el SIDA, ésta no es razón para no jugar con ellos. Esa es una de las lecciones que han recibido de Kindlimuka (“Despierta”, en idioma ronga), un grupo basado en la comunidad de apoyo a las personas afectadas por el VIH/SIDA. Y eso es algo que los integrantes de esa organización, que cuenta con el apoyo de UNICEF, conocen muy bien, debido a que se trata de niños que confrontan diariamente el estigma de vivir con el VIH.

En 2005, Kindlimuka prestó servicios a unos 200.000 niños y niñas y jóvenes en siete provincias de Mozambique, a quienes capacitó en materia de conocimientos para la vida activa. Con la ayuda de activistas jóvenes, la agrupación también llevó a cabo sus labores en 41 escuelas de Maputo como parte de su lucha contra la difamación y la discriminación de las personas afectadas con el VIH/SIDA.

“Si los niños y jóvenes no cuentan con los conocimientos necesarios, resulta imposible prevenir esa mortífera enfermedad que es el SIDA", explicó la Sra. Salah. “Esta organización les da los elementos que necesitan, y los potencia para que puedan participar en la lucha contra el SIDA".

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
La Directora Ejecutiva Adjunta de UNICEF, Rima Salah, habla ante los delegados durante un seminario regional sobre mejoramiento de los servicios a los niños y niñas afectados e infectados con el VIH/SIDA que se llevó a cabo en Mozambique.

“Seremos sus amigas”

Los niños y niñas de la escuela 7 de Setembro escenificaron obras breves sobre lo que significa la discriminación de los niños huérfanos del SIDA. Aún en esta escuela gubernamental que funciona en una zona relativamente acomodada, un 10% de los estudiantes son huérfanos. Aunque pocos de ellos saben exactamente de qué murieron sus padres, en general el número de niños que han quedado huérfanos debido al SIDA está en constante aumento, y las muertes son causadas a menudo por enfermedades prolongadas relacionadas con la tuberculosis.

Después de la representación, un grupo de niñas rodeó en un corredor de esta escuela de imponente estilo colonial portugués a una compañera de 11 años de edad. Era obvio que no se trataba de una representación. Cobijada por el cariño de sus amigas, Azuzena rompió en sollozos al referirse a sus padres. Recordó que su padre ya estaba enfermo en 2003, cuando regresó de trabajar en Sudáfrica. "Luego se enfermo mi madre, y ambos murieron", explicó Azuzena. “Ahora vivo con mis tíos y uno de mis primos, pero me gustaría tener a mis padres vivos".

Las niñas la abrazaron y le secaron las lágrimas del rostro. Una de ellas dijo: "Nosotras le  daremos amor y seremos sus amigas".
Azuzena continuó diciendo que el proyecto Kindlimuka la ha ayudado a sentirse menos aislada. "Ahora me siento mejor porque todas las chicas me apoyan y juegan conmigo", explicó.

Plan de acción

La importancia de dar más apoyo a los huérfanos como Azuzena fue lo que impulsó a los parlamentarios a asistir esta semana al seminario en Mozambique. "¿Hay alguien más vulnerable que un niño sin su madre?", preguntó el Presidente del Grupo de Parlamentarios Europeos por África, Nico Scholton.

Ante la crisis del VIH/SIDA, el Gobierno de Mozambique ha puesto en marcha un Plan de Acción Nacional al servicio de los huérfanos y niños vulnerables. El plan les facilita el acceso a los servicios sociales básicos, al apoyo financiero y a mayores derechos en materia de herencias y de la propiedad de la tierra, así como a los medicamentos antirretrovirales en el caso de quienes están infectados con el VIH/SIDA.

Pero de cumplirse los pronósticos sobre aumento de las tasas de prevalencia del VIH en Mozambique, que en la actualidad afectarían al 16% de la población, en el futuro podría crecer en gran medida el número de niños amenazados, y los defensores de la niñez dicen que es fundamental establecer esas redes de seguridad social a la brevedad posible.


 

 

Vídeo (en inglés)

30 de marzo de 2006:
Sarah Crowe, corresponsal de UNICEF, informa sobre la situación de los niños y niñas que han quedado huérfanos debido al VIH/SIDA en Mozambique.

Anchura de banda
baja
| alta
(Real player)

Peridistas:
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda