ÚNETE POR LA NIÑEZ

Mozambique

Llamamientos de financiamiento y actividades humanitarias

El Gobierno de Mozambique declaró la Alerta Roja en la tarde del 3 de enero de 2008 después de una reunión del Consejo de Ministros, a raíz de las inundaciones actualmente localizadas en partes del país debido a las fuertes lluvias que se produjeron en Mozambique, así como en los países vecinos Zimbabwe y Zambia. Las autoridades nacionales para la gestión de los desastres de Mozambique están evacuando a las comunidades que viven cerca de los ríos, en un esfuerzo por mitigar las repercusiones de las próximas lluvias sobre estas poblaciones. Se calcula que hasta la fecha están afectadas 56.000 personas que viven en los distritos bajos en torno a los ríos Zambezi, Save, Buzi y Pungue, en las provincias de Sofala, Tete y Zambezia. Si continúan las lluvias, es muy probable que el número de personas necesitadas aumente considerablemente en un breve período de tiempo. La población afectada necesitara asistencia, incluidos servicios básicos y de alimentos, en esferas como la salud, el agua, el saneamiento y la higiene, la educación y la protección. En cualquier desastre, incluidas estas inundaciones, son los niños quienes más sufren. De la población que se calcula que podría estar afectada, más de la mitad son niños muy vulnerables a las enfermedades transmitidas por el agua, como la diarrea, así como al hambre y al trauma que sacuden a esta región afectada por la pobreza, y necesitan asistencia urgente a fin de sobrevivir. Bajo la coordinación del equipo humanitario del Comité Permanente entre Organismos en Mozambique, UNICEF y sus asociados, incluidos los organismos de las Naciones Unidas y las organizaciones no gubernamentales internacionales y nacionales, están trabajando de cerca con el Gobierno de Mozambique para responder rápida y eficazmente a la presente crisis. UNICEF ha solicitado una cantidad inicial de 4.850.000 dólares para resolver las necesidades inmediatas y a mediano plazo de los niños y las mujeres en todas las zonas afectadas.
Documento sobre necesidades inmediatas - Inundaciones en Mozambique, 7 de enero de 2008 [pdf]

Durante los primeros meses de 2007 se produjeron en Mozambique dos desastres naturales simultáneas, la Inundación de Emergencia en la Cuenca del Río Zambezi, que afectó a alrededor de 285.000 personas, y el Ciclón Favio, que afectó a otras 133.670 personas en la provincia meridional de Inhambane. La oficina de UNICEF en Mozambique trabajó estrechamente con el Gobierno y otros asociados para resolver las necesidades básicas de más de 107.000 personas afectadas por las inundaciones, que estaban refugiadas en centros situados en la cuenca del río Zambezi, y proporcionaron a más de 35.000 personas refugio y acceso a servicios básicos en las zonas afectadas por el ciclón en Inhambane. UNICEF sigue apoyando las actividades de recuperación y reasentamiento que se llevan a cabo en las zonas afectadas por las inundaciones y el ciclón, y presta su apoyo al Gobierno para establecer un Plan de Reasentamiento que dé prioridad a la prestación de servicios básicos en las zonas de reasentamiento.
La experiencia y las lecciones aprendidas debido a las inundaciones y el ciclón de 2007 subrayan la necesidad de continuar mejorando la capacidad de las autoridades y los ministerios del ramo para la gestión nacional de los desastres, a fin de que se preparen y respondan a los desastres naturales que todos los años asolan Mozambique. También subraya la importancia de fortalecer la coordinación y las alianzas entre el Equipo humanitario de Mozambique y los grupos humanitarios, a fin de apoyar mejor los esfuerzos del Gobierno de Mozambique a la hora de hacer frente a los problemas que presentan los desastres naturales y la consiguiente situación de vulnerabilidad crónica del país. El impulso generado por las situaciones de emergencia este año está siendo aprovechado para fortalecer la colaboración, la coordinación y las alianzas entre el Gobierno y el Equipo Humanitario del país para alcanzar una mayor preparación en el futuro frente a los desastres, así como en las actividades de mitigación y de respuesta.
Actualización de la Acción Humanitaria para Mozambique, 15 de noviembre de 2007 [pdf]

En los últimos años, Mozambique ha avanzado considerablemente en la reducción de unos niveles de pobreza que impiden el desarrollo del país, y está logrando progresos graduales con respecto a los parámetros establecidos por el Plan Nacional de Acción para la reducción de la pobreza absoluta, así como los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Sin embargo, Mozambique sigue siendo uno de los países menos adelantados del mundo, y se encuentra en la posición número 168 de los 177 países que componen el Índice de Desarrollo Humano de 2005, sobre todo debido al crónico estado de vulnerabilidad del país, y sus constantes crisis humanitarias.
El país es también vulnerable a los desastres naturales y a comienzos de este año sufrió los efectos de unas graves inundaciones y del ciclón Favio. UNICEF respondió inmediatamente a las necesidades de los niños afectados y sus familias, y empleó más de 6,7 millones de dólares en la preparación y respuesta ante las situaciones de emergencia. UNICEF solicita 5,7 millones de dólares para el resto del año (de julio a diciembre de 2007) para garantizar medidas apropiadas de preparación ante las emergencias y un apoyo inmediato y eficaz a la respuesta nacional ante las emergencias en la próxima estación de lluvias.
Actualización para los donantes sobre Mozambique, 3 de julio de 2007 [pdf]

En los últimos meses, el fenómeno de "el Niño", que causó varias de las inundaciones que afectaron gran parte del Cuerno de África a finales de 2006, ha ampliado sus efectos a lo largo de África meridional. Las lluvias consiguientes coincidieron con la temporada de ciclones (de diciembre a abril) que ha afectado gravemente hasta la fecha a Madagascar y a Mozambique, mientras que las comunidades asentadas en los ríos de Zambia han sido victimas de un desplazamiento localizado. Las autoridades han señalado que se han producido graves daños a la infraestructura, especialmente en Mozambique, incluidas las escuelas, los establecimientos de salud, las carreteras y las tiendas de alimentos. Se proyecta que las temporadas de ciclones y de lluvias durarán hasta abril, lo que significará mayores privaciones para los niños y las familias de África sudoriental.
Un número casi sin precedentes de países de la región, de los cuales varios se encuentran desde hace muchos meses en una crisis prolongada, informan también en la actualidad de casos de diarrea acuosa o cólera. Las oficinas del UNICEF en África sudoriental están respondiendo ahora para resolver las graves necesidades humanitarias que agravan las vulnerabilidades crónicas y complican las actividades dirigidas a impulsar el progreso en el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).
Actualización para los donantes sobre África oriental y meridional, 30 de marzo de 2007 [pdf]

El alto nivel de lluvias de Mozambique, agravado por las fuertes lluvias persistentes en países vecinos como Zambia, Zimbabwe y Malawi, ha llevado un aumento en los niveles del agua del río Zambezi y sus afluentes, así como de la presa de Cahora Bassa. Aunque las descargas de la presa se habían reducido ya el 20 de febrero, todavía persiste la amenaza de inundaciones. Además, la llegada del Ciclón Favio está agravando aún más la situación.
Hasta el 20 de febrero, se calcula que aproximadamente 120.791 personas habían sido desplazadas debido a las inundaciones. UNICEF requiere urgentemente financiación para garantizar que los niños desplazados tengan acceso a los servicios básicos, oportunidades para el aprendizaje y a un entorno protector en los centros de acomodación.
Actualización para los donantes sobre Mozambique, 23 de febrero de 2007


 

 

Búsqueda