Panorama: Marruecos

Se elige en Marruecos el primer consejo municipal de niños y jóvenes

El fomento de los derechos de los niños en el marco de iniciativa “Ciudades acogedoras para la infancia”

Imagen del UNICEF
© UNICEF Morocco/2010/Khibach
Cada candidato a un escaño en el primer consejo municipal de los niños y jóvenes de Marruecos, en la provincia de Ouarzazate, tuvo que hacer una presentación y defensa de su programa frente a los jóvenes votantes.

Por Aniss Maghri

OUISSELSATE, Marruecos, 8 de diciembre de 2010 – En Marruecos se inauguró recientemente el primer consejo municipal de los niños y jóvenes en la comunidad rural de Ouisselsate, que forma parte de la provincia de Ouarzazate. Se trata del primero de los cinco organismos municipales similares que se crearán en el marco de la iniciativa “Ciudades acogedoras para la infancia”, cuyo objetivo consiste en proteger y promover los derechos de los niños y niñas del país, y que cuenta con el respaldo de UNICEF.

Más de 3.000 votantes menores de edad eligieron, de un total de 76 candidatos y candidatas, a 10 niñas y mujeres jóvenes y 16 varones para integrar el consejo de Ouisselsate. Los concejales tienen entre 8 y 22 años de edad.

Cada candidato debió presentar y defender su programa ante los votantes. Uno de los aspirantes fue Hayat, de 19 años, cuyo programa contempla la creación de una biblioteca, el aumento de las becas para estudiantes secundarios y la construcción de diversas instalaciones deportivas. Hafsa, una candidata de 12 años, propuso medidas para combatir el analfabetismo y patrocinar la participación de las niñas en la vida comunitaria.

Un debate serio y animado

Su Excelencia el Gobernador de Ouarzazate, Abdessalam Bikrat , manifestó su satisfacción con el juvenil ejemplo de democracia participativa. Dijo que se trataba de “una iniciativa inédita en Marruecos, ya que involucra a los niños, niñas y jóvenes en la gestión de las cuestiones públicas locales”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Morocco/2010/Khibach
“Si los niños y jóvenes de nuestras comunidades nos eligieron para nuestros cargos, fue precisamente para que defendiéramos sus derechos”, afirmó un integrante del primer consejo municipal de los niños y jóvenes de Marruecos.

Pocos días después de la elección, los integrantes del nuevo Consejo municipal celebraron su primera sesión. El temario del día incluyó la instauración de los mecanismos de operación del nuevo organismo y la creación de un sistema de coordinación con la municipalidad de Ouisselsate. A esa primera reunión, en la que los jóvenes mantuvieron un debate serio y animado, asistieron varios representantes de organismos y organizaciones que realizan labores relacionadas con el desarrollo en la región. Los jóvenes concejales dieron a conocer sus opiniones sin tapujos y se refirieron a los muchos retos que tienen por delante.

“Si los niños y jóvenes de nuestras comunidades nos eligieron para nuestros cargos, fue precisamente para que defendiéramos sus derechos”, comentó un integrante del consejo municipal. “Tenemos la responsabilidad de cumplir con ese compromiso y haremos todo lo que esté a nuestro alcance para merecer la confianza de quienes nos eligieron”.

Cinco esferas de trabajo

Tras el debate inicial, los integrantes del consejo aprobaron varias recomendaciones, entre ellas una solicitud a las autoridades municipales para que les suministren espacio de trabajo y fondos para la ejecución de proyectos dirigidos a los niños y jóvenes.

El consejo también estableció las cinco esferas en la que concentrará sus labores. Se trata de la calidad de la educación, el mejoramiento de la atención de la salud a escala municipal, la protección del medio ambiente, la capacitación laboral de los jóvenes para aumentar sus posibilidades de empleo y el desarrollo de actividades recreativas, culturales y deportivas.

Además, el consejo hizo un llamamiento para que se creen organismos similares en otros municipios del país y para que se autorice la participación de miembros de los consejos locales como observadores en el parlamento de los niños de Marruecos.

Ciudades acogedoras para la infancia

La creación del consejo municipal de los niños y jóvenes de Ouisselsate fue resultado de la puesta en marcha el año pasado del proyecto experimental “Ciudades acogedoras para la infancia”, con motivo del XX aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño.

El objetivo del proyecto consiste en involucrar a las aldeas, pueblos y ciudades en el cumplimiento de la Convención en los aspectos pertinentes de la gestión pública local. El proyecto cuenta con el apoyo de UNICEF, la Dirección General de Gobierno Local (equivalente a un ministerio del interior), el Ministerio de Juventud y Deportes y el Fondo de Población de las Naciones Unidas, y recibe fondos, entre otros, del Organismo sueco para la cooperación y el desarrollo internacionales.

Ouisselsate es uno de los cinco municipios que se integraron inicialmente al proyecto mediante la firma de una carta de compromiso en una ceremonia celebrada el 20 de noviembre de 2009 y que fue presidida por Su Alteza Real, la Princesa Lalla Meryem, que preside el Observatorio nacional de los derechos del niño.


 

 

CRC @ 20

La juventud opina

Búsqueda