República de Moldova

La protección de niños vulnerables que crecen sin sus progenitores

Imagen del UNICEF
© UNICEF Moldova/2005/Nybo
Una abuela de Moldova cuida de sus nietos cuyos progenitores salieron del país y nunca más volvieron. La anciana ha participado en los programas de UNICEF que ayudan a conservar la integridad de las familias y a evitar la reclusión de niños y niñas en ins

Por Thomas Nybo

CHISINAU, Moldova, 27 de septiembre de 2005 – Se calcula que uno de cada siete adultos de Moldova ha salido del país en busca de trabajo en alguna otra parte. Para muchos de los niños que dejan detrás, una foto borrosa clavada a una pared es lo único que estos niños tienen de sus padres y madres. El día en que sus padres se fueron –prometiéndoles un futuro mejor– fue con frecuencia la última vez que los vieron o supieron de ellos.

Vestidos con capas tejidas para protegerse del frío, tres hermanas de una familia se recuestan de su abuela que las ha cuidado desde que su madre se fue hace dos años. Llevan aún más tiempo sin ver a su padre, alcohólico violento que a menudo les pegaba y rehusaba cooperar con su crianza. El abuso físico de que fueron víctimas afectó su salud, su capacidad de aprendizaje e incluso su disposición de asistir a la escuela.

Su padre abandonó la casa y se fue para Rusia hace siete años. Desde entonces no se supo más de él. Si bien eso puso fin a la violencia en sus vidas, las obligó a enfrentar la cruda realidad de vivir de día en día. Carentes de electricidad, las niñas andan a tropezones en la oscuridad y leen a la luz de las velas y un farol. Y algo aún peor, tuvieron que arroparse muy bien contra el frío durante todo el invierno en una casa sin calefacción.

La anciana abuela de las niñas se sacrificó para pagar los uniformes y libros escolares, ya que sabe que sin educación sus nietas enfrentarían un futuro todavía más sombrío. Estaba a punto de enviar a sus cuatro nietos a un orfanato estatal cuando la intervención de UNICEF cambió completamente la situación.

Incontables niños de Moldova se encuentran en situación semejante, abandonados con amigos y parientes cuando sus padres y madres se fueron en busca de trabajo. La mayoría de los hijos de estos progenitores ausentes corren un gran riesgo de ser abandonados de nuevo, esta vez en manos de una institución, cuando se acaben los escasos recursos de sus improvisados tutores.

Giovanna Barberis, la representante de UNICEF en Moldova dice que “nuestras principales esferas de intervención están realmente muy relacionadas con el establecimiento de un ambiente protector adecuado para los niños, especialmente para aquellos que corren mayores riesgos, niños que se han visto expuestos a abusos, abandono, explotación, niños que viven en atención residencial, niños que están viviendo sin el cuidado de sus propios padres. Y esto significa básicamente apoyar al gobierno en la creación de un marco legislativo apropiado y ayudarlo a establecer una red idónea de servicios sociales que puedan apoyar a las familias expuestas y a las familias vulnerables”.

UNICEF ha estado trabajando con el gobierno para establecer una red idónea de servicios sociales al objeto de mantener la unidad familiar y evitar que los niños sean recluidos en instituciones. En el caso de esta familia, UNICEF ayudó a la abuela a ponerse en contacto con los servicios sociales pertinentes de manera que adquiriera la tutoría legal de los niños y los fondos del gobierno que la ayudarán a mantener a su familia unida.


 

 

Vídeo (en inglés)

27 de septiembre de 2005:
Thomas Nybo, corresponsal de UNICEF, informa acerca de los niños y niñas de Moldova que crecen sin el cuidado de sus padres.

Anchura de banda
baja | alta
(Real player)

Periodistas:
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Enlaces (en inglés)

Exhibición de filmes OneMinutesJr de CEE/CIS

Estas películas son producto de un taller de cinematografía para jóvenes de Europa Oriental auspiciado por UNICEF en mayo de 2005. Los jóvenes cineastas produjeron 18 cortos de OneMinutesJr (theoneminutesjr.org). Éstos son sólo algunos de los filmes que obtuvieron el premio OneMinutesJr (en noviembre de 2005 en Amsterdam, Países Bajos).

Línea vital: sobre una llamada telefónica entre madre e hija que nunca tuvo lugar

Para Moldova: dinero y regalos no pueden reemplazar el amor de los padres

Con cariño, Constantin: sin los progenitores, la educación es un problema

Búsqueda