Panorama: México

Las niñas, niños y adolescentes, los más vulnerables a los efectos de la crisis económica en México

Imagen del UNICEF
© UNICEF México/JGutiérrez
Los ponentes se dirigen al público asistente al foro "El impacto de la crisis económica en los niños, las niñas y los adolescentes", celebrado en México D.F.

UNICEF y CONEVAL hacen un llamamiento a la protección de los niños y adolescentes los efectos de la coyuntura económica

MÉXICO D.F., México, 8 de septiembre de 2009 - El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) de México y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) organizaron conjuntamente el foro “El impacto de la crisis económica en los niños, las niñas y los adolescentes”.

El objetivo del foro fue analizar las consecuencias de la crisis económica en las niñas, los niños, los adolescentes y sus familias, y de examinar cuáles son las políticas públicas más efectivas que se requieren para amortiguar dichas consecuencias.

Más probabilidad de abandono escolar

Experiencias internacionales de crisis similares indican que la población más vulnerable ante las crisis económicas es generalmente la infancia y la adolescencia. En tiempos de crisis existen mayores probabilidades de que las niñas y los niños abandonen la escuela para trabajar y complementar los decrecientes ingresos familiares. Asimismo, las familias se ven forzadas a recortar los gastos en alimentación, salud y educación, lo que repercute directa e inmediatamente en el bienestar de las niñas y los niños.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2004-0566/Ramos
Una muchacha de la comunidad indígena de Los Manguitos observa con la mirada ausente. Ésta y otras niñas son potencialmente vulnerables a los efectos de la crisis, según se desprende de los comentarios vertidos durante el foro.

El foro reunió a un conjunto de autoridades y expertos nacionales e internacionales en políticas públicas y protección social. Participaron Susana Sottoli, Representante de UNICEF en México; Gonzalo Hernández Licona, Secretario Ejecutivo del CONEVAL; Cecilia Landerreche Gómez Morín, Titular del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF-Nacional); Jorge Mattar, Director Adjunto de la CEPAL en México; David Gordon, de la universidad de Bristol, Reino Unido; John Scott, Profesor-Investigador, del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE); Verónica Silva, Secretaria Ejecutiva del Sistema de Protección Social de Chile; Jorge Abrahão de Castro, de la Secretaría de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de la República Federativa de Brasil.

En este contexto, el foro busca hacer un llamamiento a todas las partes interesadas sobre la necesidad de proteger a los niños, a las niñas y a los adolescentes del efecto de la crisis, colocándolos en todo momento en el centro de las políticas públicas.

Invertir en la infancia: deber moral y obligación legal

Imagen del UNICEF
© UNICEF México/JGutiérrez
David Gordon, de la universidad de Bristol, realizó su ponencia durante el foro, que también contó con la presencia, entre otros, de Susana Sottoli, Representante de UNICEF en México.

México ha alcanzado importantes progresos para asegurar unas condiciones de vida mejores para la infancia. Es necesario proteger estos avances y evitar cualquier retroceso que pudiera acentuar las desigualdades que ya afectan a miles de niños y niñas en el país. Disminuir el ciclo de la inversión en la infancia en tiempos de crisis puede tener consecuencias graves y duraderas. Los retrocesos reflejados en el bienestar y en las oportunidades para las niñas, los niños y los adolescentes tienen un efecto a largo plazo y son muy difíciles de revertir.

En este sentido, Susana Sottoli, Representante de UNICEF en México, declaró que “invertir en la infancia no sólo es un deber moral de toda sociedad y una obligación legal puesto que México ratificó la Convención sobre los Derechos del Niño, sino que resulta una opción estratégica de política nacional: es el canal más directo y efectivo para crear una fuerza laboral con habilidades, productividad y capacidad de innovación. Es también la clave para asegurar la cohesión social necesaria a cualquier construcción democrática y ciudadana”.

Por su parte Gonzalo Hernández Licona, Secretario Ejecutivo del CONEVAL, afirmó que “en estos momentos en que se está hablando del presupuesto 2010 es importante para México pensar de qué manera se puede seguir apoyando a las niñas, a los niños y a los adolescentes, que son el futuro del país; y no es una frase vacía. Lo que hagamos hoy en política pública para mejorar los derechos y el bienestar de niñas y niños, lo veremos reflejado mañana como país. Ello implica que los representantes del poder ejecutivo y del legislativo se sienten a realizar acuerdos de crecimiento de largo plazo que son urgentes e inaplazables”.


 

 

Búsqueda