Centro de prensa

Nota de prensa

Los niños de Asia oriental y el Pacífico entre los más vulnerables al impacto del cambio climático

Los niños de la región aseguran que ya están sintiendo el efecto de este fenómeno

BANGKOK, 14 de noviembre de 2011. El informe de UNICEF, Las vulnerabilidades de los niños al cambio climático y los impactos de los desastres, en Asia Oriental y Pacífico, revela que los niños son uno de los grupos de población más afectados por el cambio climático. Millones de niños en Asia Oriental y Pacífico sufren ya la falta de acceso a agua potable y saneamiento adecuado, y son vulnerables a las crisis alimentarias y a contraer enfermedades. El cambio climático no hará sino empeorar su situación.

Las principales causas de mortalidad infantil en todo el mundo son muy sensibles al cambio climático. Según, el Dr. Isiye Ndombi, Representante de UNICEF en el Pacífico, "las altas temperaturas están ligadas a mayores tasas de desnutrición, cólera, enfermedades diarreicas y enfermedades transmitidas por vectores como el dengue y la malaria, mientras que los niños con un sistema inmunológico poco desarrollado tienen un riesgo mucho mayor de contraer estas enfermedades y sucumbir a sus complicaciones".

El informe de UNICEF publicado hoy presenta un análisis de las tendencias del cambio climático y los impactos potenciales sobre los niños en Asia Oriental y Pacífico, sobre la base de los resultados de cinco estudios encargados por UNICEF en Indonesia, Kiribati, Mongolia, Filipinas y Vanuatu. Asimismo, incorpora los propios puntos de vista de los niños sobre el cambio climático y otras investigaciones. Este estudio ha recibido el apoyo de la editorial Reed Elsevier, que trabaja con las comunidades científicas y sanitarias en la publicación de más de 2.000 revistas, como The Lancet y New Scientist.

"Los hallazgos de este informe nos recuerdan la conexión que existe entre el cambio climático y otros desafíos a los que se enfrentan los niños", señaló Anupama Rao Singh, Directora Regional de UNICEF para Asia Oriental y Pacífico. "También nos recuerdan que las experiencias de los niños y los riesgos que afrontan en términos de salud, educación y desarrollo son únicos."

Aunque el informe sugiere que los impactos del cambio climático variarán de un país a otro, los niños de todos estos países eran conscientes de que los cambios ya estaban ocurriendo en su entorno.

En Kiribati, los niños dijeron a los investigadores que está empeorando la erosión de la costa. En Mongolia, los niños alertaron de inviernos más duros y de una disminución de los recursos hídricos. En Filipinas, los niños hablaron de períodos de lluvia más intensos, y en Vanuatu de una mayor contaminación del agua por la entrada de agua salada.

En una región donde uno de cada cuatro niños ya sufre retraso en el crecimiento por una nutrición inadecuada, el informe sugiere que los desastres más frecuentes, como inundaciones, ciclones y sequías, podrían tener un impacto negativo a largo plazo en la producción agrícola, lo que conduce a su vez a un aumento de los precios de los alimentos y de las tasas de desnutrición.

La agricultura, vulnerable a los cambios de temperatura, las precipitaciones y la salinidad del agua, suponen más del 50% de los medios de subsistencia de la región de Asia-Pacífico, y una parte importante del PIB de la mayoría de los países.

Los niños de Indonesia, Mongolia y Pacífico indicaron que el cambio climático ha afectado a los medios de subsistencia de sus familias y que, en algunos casos, ha hecho que sus padres les saquen de la escuela para ayudarles a recoger agua y combustible y aumentar los ingresos familiares.

"Involucrar a los niños en las estrategias de adaptación y reducción de desastres será fundamental para el éxito. Los niños tienen una perspectiva única sobre su entorno, lo que los convierte en un actor vital en la mejora de la capacidad comunitaria para afrontar los riesgos del cambio climático", afirmó Rao Singh.

La realidad demuestra que cuando los niños han tenido acceso a educación, información y están implicados, comparten esta información con otras personas en sus comunidades y están más capacitados para prepararse y protegerse a sí mismos. 
 
"Los impactos del cambio climático sobre las vidas y el bienestar de los niños son reales, y las políticas y decisiones que se tomen hoy marcarán la pauta en los próximos años. Ahora es el momento de poner en marcha estrategias de adaptación que garanticen que se abordan los riesgos específicos para los niños. Al hacerlo, contribuiremos de alguna forma a construir un mundo más resistente al cambio climático para los niños", agregó Rao Singh.

Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a los niños y niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas a los países en desarrollo, UNICEF, apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad, la prestación de educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos. Para obtener más información sobre UNICEF y su labor visite: www.unicef.org/spanish

Síganos en Twitter y Facebook

Para obtener más información, póngase en contacto con:
Madeline Eisner, Asesora de comunicación regional de UNICEF,
tel.:+ 662-356-9406,
correo electrónico: meisner@unicef.org.

Geoffrey Keele, Especialista de comunicación regional de UNICEF, 
tel.: + 662-356-9407,
correo electrónico: gkeele@unicef.org

Donna Hoerder, Especialista de comunicación de UNICEF en el Pacífico,
tel.: + 679 9265 518,
correo electrónico: dhoerder@unicef.org.


 

 

 

 Enviar artículo

 Imprimir artículo

Búsqueda