Centro de prensa

Comunicado de prensa conjunto

El agua y el saneamiento no deben quedar relegados por otras prioridades

Los países con las mayores necesidades no satisfechas en materia de agua y saneamiento reciben a menudo muy poca o ninguna asistencia.

WASHINGTON, D.C., EE.UU., 21 de abril de 2010 – Entre 1997 y 2008, los compromisos de asistencia para el sector del saneamiento y el agua descendieron de un 8% del total de la asistencia para el desarrollo a un 5%, una cifra más baja que los compromisos para la salud, la educación, el transporte, la energía y la agricultura, según la última evaluación anual de ONU-Agua sobre el saneamiento y el agua potable (Global Annual Assessment of Sanitation and Drinking-Water - GLAAS)  presentado hoy por ONU-Agua y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Este descenso se produjo a pesar de que hay pruebas fehacientes de que lograr la meta del agua y el saneamiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) reduciría los costos de la atención de la salud, aumentaría la asistencia a la escuela e impulsaría la productividad. A pesar de estos beneficios claros para el desarrollo humano y económico, muchos países y donantes no asignan todavía suficiente atención y recursos al agua y el saneamiento.

“Descuidar el saneamiento y el agua potable es un ataque contra el progreso. Sin estos elementos, las comunidades y los países perderán su batalla contra la pobreza y la enfermedad”, dijo la Dra. Maria Neira, Directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS.

Una mejora en el acceso a saneamiento y el agua produce beneficios económicos que oscilan desde los 3 a los 34 dólares por cada dólar invertido, un factor que aumenta el producto interno bruto de un país en alrededor de un 2% a un 7%.

“El agua no apta para el consumo, el saneamiento inadecuado y la falta de higiene cuestan las vidas de alrededor de 2,2 millones de niños y niñas menores de cinco años todos los años. De estas muertes, 1,5 millones se deben a las enfermedades diarreicas, que es el segundo trastorno más grave en la carga mundial de enfermedades”, dijo la Dra. Neira. “Las repercusiones de las enfermedades diarreicas entre los niños menores de 15 años es mayor que las consecuencias combinadas del VIH y el SIDA, el paludismo y la tuberculosis”, añadió.

Las conclusiones del informe GLAAS de ONU-Agua serán presentadas en la primera reunión anual de alto nivel de “Saneamiento y agua para todos”, que ha convocado UNICEF el 23 abril en Washington, DC. La reunión de alto nivel ofrece un foro a los ministros de Finanzas de los países en desarrollo, acompañados por los ministros responsables del saneamiento y del agua, y los representantes de los países donantes, de obtener una mayor comprensión sobre los vínculos que existen entre el agua, el saneamiento y el crecimiento económico, para comprometer los recursos apropiados así como de promover una cultura mutua de rendición de cuentas, creación de alianzas e intercambio de responsabilidades.

En esta actividad sin precedentes, los gobiernos, los donantes, los organismos multilaterales y las organizaciones de la sociedad civil debatirán los problemas, compartirán las mejores prácticas y se comprometerán a abastecer de agua potable y saneamiento adecuado a las comunidades que no reciben estos servicios. Los participantes se centrarán en las recomendaciones del informe GLAAS de ONU-Agua: una mayor prioridad política para el saneamiento y el agua potable, un mayor aprovechamiento de los recursos, un fortalecimiento de los sistemas y el desarrollo de alianzas más firmes a todos los niveles.
 
“Esta reunión de alto nivel representa un momento crucial en nuestro sector. En su calidad de alianza mundial, “Saneamiento y agua para todos” incluye a las personas que toman decisiones sobre las inversiones, y que pueden cambiar las perspectivas del sector. Creemos firmemente en que conceder prioridad al saneamiento y al agua y registrar juntos los progresos contribuirá al desarrollo y ofrecerá nuevas esperanzas a los países que luchan para llegar a sus ciudadanos más pobres, incluidos los niños y niñas vulnerables, con estos servicios esenciales”, dijo Clarissa Brocklehurst, Jefa de Agua, Saneamiento e Higiene de UNICEF. 

“UNICEF está encantado por la respuesta entusiasta que hemos recibido de los invitados, y esperamos que sea una primera reunión muy importante, con la participación de 35 ministros de 20 países en desarrollo y 12 importantes donantes”, añadió.

“ONU-Agua está muy orgulloso de que el informe GLAAS contribuya a lograr cambios en el sector, y nuestros miembros están dispuestos a apoyar la labor de los asociados en el desarrollo y de los estados miembros”, dijo el Dr. Zafar Adeel, que preside ONU-Agua, un grupo de 27 organizaciones de las Naciones Unidas que trabajan en varios aspectos del sector del agua.

Sobre “Saneamiento y agua para todos”
Saneamiento y Agua para Todos es una alianza global destinada a lograr acceso universal y sostenible al saneamiento y el agua potable para todos, situando firmemente el saneamiento y el agua en el temario mundial con el fin inmediato de lograr los ODM en los países que se encuentran más lejos de lograrlo.

Para ver el informe consulte: http://www.who.int/water_sanitation_health/glaas

Visite:
http://www.who.int/water_sanitation_health/glaas
http://www.unicef.org/
http://www.unwater.org/activities_san4all.html


Para obtener más información, póngase en contacto con:

OMS: Sra. Nada Osseiran, Oficial de comunicaciones, Salud Pública y Medio Ambiente, Ginebra,
tel.:+ 4122 791 4475, móvil + 4179 445 1624,
correo electrónico: osseirann@who.int.

OPS OMS:Donna Eberwine-Villagrán, Relaciones con los medios de comunicación, Organización Panamericana de la Salud,
tel.:  + 1 202 974 3122,
correo electrónico: eberwind@paho.org.

UNICEF:Saira S. Khan, UNICEF, Medios de Comunicación, Nueva York,
tel.: + 1 212 326 7224,
correo electrónico: sskhan@unicef.org.


 

 

 

Búsqueda