Centro de prensa

Comunicado de prensa

En el Día Internacional de la Mujer, UNICEF destaca la importancia de las inversiones en la atención de la salud materna

NUEVA YORK, 7 de marzo de 2008 – El 8 de marzo, UNICEF celebrará el Día Internacional de la Mujer poniendo de relieve la necesidad de que se logren avances y mejoras en materia de la atención de la salud materna.

Un aumento en el grado de acceso a la atención de la salud materna podría reducir el número anual de muertes relacionadas con el parto, que en la actualidad llega al medio millón, y disminuir también las tasas de mortalidad en la infancia.

“Los datos que aporta la Organización Mundial de la Salud demuestran que un niño o niña huérfano de madre corre mayor peligro de morir antes de cumplir dos años que un lactante cuya madre sobrevive”, explicó Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF. “El mejoramiento de la atención de la salud de las mujeres embarazadas y de las madres primerizas tiene una importancia fundamental con respecto a la supervivencia de los niños y niñas durante sus primeros años de vida”.

Pese a que las causas de la mortalidad materna varían notablemente en los diversos países y regiones del mundo, las tasas son mucho más elevadas en el mundo en desarrollo que en los países desarrollados. Y aunque varios países de medianos ingresos han logrado reducir sus tasas de mortalidad materna, el progreso ha sido mucho menor en los países de bajos ingresos, especialmente en los de África subsahariana. En África Occidental y Central, como promedio, las mujeres tienen una probabilidad entre 17 de morir en el parto, mientras que en los países desarrollados, la relación es de una muerte por cada 8.000 alumbramientos.

Se calcula que, en la actualidad, una de cada cuatro mujeres embarazadas no recibe atención de la salud prenatal, y que más de un 40% de las mujeres embarazadas no cuentan con la asistencia de personal capacitado cuando dan a luz.
 
“Es necesario aumentar el nivel de acceso a la atención de la salud prenatal en el marco de los esfuerzos integrales por mejorar los sistemas nacionales de atención de la salud”, señaló la Sra. Veneman. “Las inversiones en la atención de la salud materna son imprescindibles para poder conquistar los Objetivos de Desarrollo del Milenio”.

Las consecuencias de la carencia de atención de la salud prenatal y neonatal se agravan debido a que las mujeres y las niñas también sufren los efectos de otros factores, como las violaciones, la violencia y el matrimonio adolescente.

Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a los niños y niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas a los países en desarrollo, UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad, la prestación de educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:
Brian Hansford, División de Medios de Comunicación de UNICEF, Nueva York 1 212 326–7269, bhansford@unicef.org


 

 

 

 Enviar artículo

 Imprimir artículo

Búsqueda