Centro de prensa

Comunicado de prensa

El proceso en el caso de niños soldados es un hito en la protección de la infancia

NUEVA YORK, 18 de marzo de 2006 - UNICEF dijo que el arresto el viernes de Thomas Lubanga por la Corte Penal Internacional, acusado de la conscripción y el reclutamiento de niños y su utilización activa en las hostilidades de la República Democrática del Congo, supone un mensaje importante para los culpables de estos hechos: que la comunidad internacional no tolerará la utilización de los niños y niñas en los conflictos armados. También revela que la comunidad internacional concede una alta prioridad a la lucha contra los crímenes que afecten a la infancia.

“Es importante proteger a los niños y niñas contra el reclutamiento y su participación en los conflictos armados", dijo la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman. “Los niños nunca deben luchar en una guerra. Tanto si los niños son reclutados a la fuerza, se unen a los grupos armados para escapar de la pobreza o el hambre, o se incorporan para defender activamente una causa, lo primero que pierden es su infancia".

UNICEF calcula que, en un momento dado, hasta 300.000 niños y niñas en todo el mundo participan en grupos y fuerzas armadas con distintas funciones, como combatientes, cocineros, porteadores, mensajeros, espías o por motivos sexuales.

Lubanga, un ciudadano del Congo y presunto fundador y líder de la Unión de Patriotas Congoleños, fue arrestado el viernes en Kinshasa y transferido a la Corte Penal Internacional en La Haya como parte de un proceso judicial bajo el Estatuto de Roma. Este estatuto, que entró en vigor en julio de 2002, decreta que la conscripción, reclutamiento o utilización de niños menores de 15 años en las hostilidades por las fuerzas armadas nacionales o grupos armados es un crimen de guerra.

Bajo el Estatuto de Roma, es posible exigir la responsabilidad penal de cualquier individuo. Lubanga es la primera persona a la que se arresta y se envía a la Corte Penal Internacional desde la entrada en vigor del Estatuto de Roma.

UNICEF tiene una larga historia prestando asistencia y protección a los niños y niñas en tiempos de conflicto. UNICEF promueve la aprobación nacional de normas jurídicas internacionales que limiten la participación de los niños y niñas en los conflictos armados, trabaja para asegurar la liberación de los niños y niñas soldados, y apoya los programas de desarme, desmovilización y reintegración en países como el Afganistán, la República Democrática del Congo y Liberia.

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:

Kate Donovan, UNICEF New York,  212 326 7452


 

 

 

 Enviar artículo

 Imprimir artículo

Búsqueda