Centro de prensa

Comunicado de prensa

En el Níger hay 32.000 niños y niñas bajo una "amenaza mortal"

UNICEF hace un llamamiento a la comunidad mundial para que se recauden 14,6 millones de dólares adicionales para salvar las vidas de los niños del Níger

NIAMEY/GINEBRA/NUEVA YORK, 29 de julio de 2005 – UNICEF ha realizado un llamamiento de emergencia adicional destinado a obtener 14,6 millones de dólares estadounidenses necesarios para poder atender a unos 32.000 niños y niñas del Níger que sufren desnutrición grave y a 160.000 más con desnutrición moderada, y ayudar de esa manera a interrumpir el ciclo mortal de la inanición.

Unos 3,6 millones de nigerianos están gravemente amenazados por la crisis actual, entre ellos unos 800.000 niños y niñas menores de cinco años de edad. De ellos, unos 160.000 sufren desnutrición moderada y unos 32.000 desnutrición grave. El número de personas internadas en los centros de alimentación terapéutica que reciben apoyo de UNICEF en el Níger está en aumento. En la actualidad, el número de niños y niñas que requieren ese tratamiento es más de dos veces superior al del año pasado.

 “La situación de los niños y niñas en el Níger es crítica y corremos contra el reloj para salvar sus vidas", afirmó Aboudou Karimou Adjibade, Representante de UNICEF en el Níger. "Los niños que llegan a los centros de alimentación terapéutica están al borde de la muerte. Aunque la tasa de recuperación de los que reciben tratamiento es elevada, algunos llegan demasiado tarde. Otros miles de niños y niñas necesitan ayuda de inmediato, y si contáramos con los recursos adecuados podríamos salvar muchas vidas".

La comunidad internacional había estado alertando sobre la inminente hambruna desde que una plaga de langostas y la sequía en varias zonas afectadas del país provocaron la destrucción de casi todas las cosechas. Se vaciaron los almacenes familiares y los bancos de semillas, murió el ganado y hubo una enorme alza de precios en el mercado. Para dar respuesta a la emergente situación de desastre, las organizaciones de socorro han aumentado progresivamente los servicios durante todo 2005.

Además de suministrar alimentación terapéutica suplementaria a los niños grave y moderadamente desnutridos, UNICEF suministra medicamentos esenciales, vacunas, mosquiteros y suplementos de vitaminas, hierro y ácido fólico (de importancia fundamental debido a que los niños desnutridos son especialmente susceptibles al contagio de enfermedades). El organismo internacional también establece nuevos centros de alimentación terapéutica, capacita agentes sanitarios para que puedan tratar la desnutrición grave, capacita y respalda las evaluaciones antropométricas basadas en las comunidades, brinda apoyo a los equipos de promoción que individualizan a los niños desnutridos lo antes posible y los remiten a programas de alimentación suplementaria y terapéutica. Asimismo, UNICEF apoya la prestación de servicios de orientación en materia de alimentación esencial de la niñez, especialmente en lo concerniente al amamantamiento exclusivo y a los principios de desarrollo y protección a las madres, otras personas que tienen a los niños y a los integrantes de las comunidades que tienen acceso a los recursos. UNICEF también abastece a 150 bancos de granos y capacita a las comunidades a fin de que puedan hacerse cargo de su gestión; distribuye semillas a las organizaciones de mujeres; provee equipos y materiales para el suministro de agua y saneamiento ambiental a las familias de los niños desnutridos, y les brinda capacitación en materia de purificación y almacenamiento de agua potable, entre otras actividades.

Este país se encuentra desde hace tiempo en un estado de emergencia silenciosa en lo que concierne a la atención de la salud, la alimentación y el acceso al agua potable. Además, el Níger tiene la segunda tasa más elevada del mundo de mortalidad de menores de cinco años, ya que uno de cada cuatro niños muere antes de cumplir esa edad.

Es muy importante que al mismo tiempo que se da respuesta de emergencia a la crisis actual, se continúen tomando medidas a mediano y largo plazo referidas al desarrollo sostenible y orientadas a capacitar a los nigerianos para que puedan satisfacer las necesidades básicas de sus niños y niñas en materia de salud, alimentación, protección y suministro de agua y saneamiento ambiental. Las actividades de UNICEF, entre las que figuran la capacitación de los agentes sanitarios gubernamentales, las comunidades y las familias, son de importancia fundamental para el logro de esos objetivos.

De no mediar acciones inmediatas y de gran escala, la crisis alimentaria podría propagarse por toda la región, incluso a países vecinos como Nigeria, Malí, Burkina Faso y Mauritania. Los equipos de las Naciones Unidas que funcionan en esos países vigilan estrechamente la situación para ayudar a prevenir que la crisis del Níger se repita en otros puntos de la región.

En abril pasado, UNICEF había realizado un llamamiento en pro de la recaudación de 1,35 millones de dólares para el Níger; de manera que con este llamamiento más reciente el total de fondos solicitados se acerca a los 16 millones de dólares.

Se pueden realizar donaciones en línea en el sitio Web http://www.unicef.org/. El UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas,  fundaciones, escuelas, asociaciones y gobiernos.

Para recibir más información o gestionar una entrevista, sírvase dirigirse a:

Kent Page, Oficial Regional de Comunicaciones, Níger; tel: (227) 722-840
Damien Personnaz, Oficial de Comunicaciones, Ginebra; tel: (41) 220-909-5716
Gordon Weiss, Oficial de Comunicaciones de Emergencia, Nueva York;tel: (001)212-326-7426   

Nota a las estaciones de televisión: Para obtener sin cargo video de archivo de los niños y niñas del Níger afectados pueden dirigirse a www.thenewsmarket.com (clave UNICEF).


 

 

 

Búsqueda