Centro de prensa

Nota de prensa

Niños, niñas y adolescentes indígenas exigen en Madrid el cumplimiento de sus derechos

S. M. La Reina Doña Sofía participó en el Encuentro Iberoamericano, cuya Declaración Final se trasladará a la Cumbre Iberoamericana de Ministros de Niñez y Adolescencia en Septiembre

Madrid, 08 de julio de 2005.– “Somos niños, niñas y adolescentes de 34 pueblos indígenas, creadores, portadores y reproductores de nuestras culturas, cuyos aportes a la humanidad contribuyen a la convivencia, a la diversidad y a la paz. Vivimos en condiciones  de exclusión, marginación, racismo y discriminación, que nos impiden desarrollarnos como seres humanos y ciudadanos plenos con derechos específicos.Queremos participar en la construcción de un mundo más justo,” enunciaron los adolescentes en la declaracion final del Encuentro Iberoamericano sobre Derechos de la Niñez y Adolescencia indìgena que se clausuró hoy en Madrid.

La educación, salud y nutrición, protección especial, identidad y cutura, y niñez en la realidad urbana, han sido los temas abordados en este Encuentro que ha reunido a niños, niñas y adolescentes de 34 etnias indìgenas latinoamericanas durante esta semana en Madrid. La educación y la salud han sido los temas que más atención han acaparado por parte de los participantes del Encuentro. Desde Madrid, ejerciendo su derecho a la participación, han exigido que sus gobiernos creen condiciones para que sus culturas y tradiciones se tengan presentes en el cumplimiento de sus derechos. “Los niños y niñas indígenas quieren participar y ser el desarrollo de cada país” declaró Yolanda Cupil de 16 años perteneciente al pueblo indígena maya de Guatemala.

“Los niños y niñas han pedido en este Encuentro una educación intercultural de calidad que respete su cosmovisión,” declaró Nils Kastberg, Director Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe. “Sólo a través de una integración desde la escuela podremos superar las secuelas de siglos de exclusión y discriminación.” La educación intercultural bilingüe fue el tema de una de las sesiones de trabajo a la cual asistió Su Majestad la Reina Doña Sofía. Adolescentes de Argentina, Ecuador y Belice presentaron los problemas a los que se enfrentan los niños y niñas cada día en las escuelas de sus países y propusieron, entre otras medidas, que tanto los maestros como los contenidos de los curriculums de enseñanza tengan presente sus cultura y tradiciones. Los niños y niñas también pidieron que los sistemas escolares respeten e integren sus lenguas y vestimentas, que aseguren el acceso a la tecnología y que cuenten con unas infraestructuras adecuadas.

La discriminación que sufren los indígenas en las escuelas se refleja claramente en el caso de Bolivia, donde un niño, niña o adolescente que habla una lengua indígena tiene el doble de probabilidades de repetir curso que un estudiante que sólo habla el español. Otro caso es el de Guatemala, donde las tasas de repetición entre alumnos indígenas en primaria son del 90%.

“La lucha por un mundo más justo es la obligación moral de los gobiernos, pero también es un objetivo de todos,” declaró Leire Pajín, Secretaria de Estado y Cooperación Internacional del Gobierno Español, en la segunda jornada del Encuentro Iberoamericano, y añadió que la cooperación española para los próximos años reforzará la atención a los pueblos indígenas de América Latina.

Los adolescentes indígenas han recordado también a los gobiernos que tienen la obligación de asegurar el derecho a la salud de sus pueblos. En la Declaración final han exigido “que garanticen condiciones de calidad para cuidar nuestra salud y nuestro desarrollo físico, mental y afectivo en plenitud, incorporando nuestros usos y prácticas de medicina tradicional”. En América Latina los indicadores de salud, como la mortalidad materna, partos en hospitales y cobertura de vacunas, son sistemáticamente peores entre los pueblos indígenas que entre los pueblos no indígenas. En Brasil en algunas áreas indígenas 99 de cada mil niños no llegan a cumplir 1 año de edad, mientras que el promedio nacional se sitúa en 27. “Ahora empiezo a creer que las cosas van a mejorar y que los niños indígenas van a tener más acceso a programas de salud,” declaró Giselda Fera, de la etnia guaraní de Sao Paulo, Brasil. 

En la Declaración Final, los niños, niñas y adolescentes se dirigieron a Gobiernos, organizaciones, movimientos y dirigentes de los pueblos indígenas, así como a organismos internacionales, para exigir el cumplimiento de todos los derechos para todos los niños, niñas y adolescentes indígenas de América Latina.

La  protección contra el maltrato, el trabajo infantil, la explotación, los conflictos armados y el abuso de todo tipo fue otra de las peticiones recogidas en el documento final que se trasladará a  la  Cumbre Iberoamericana de Ministros, Ministras y Altos representantes de  Niñez y Adolescencia que se celebrará en la ciudad de León, España en Septiembre.

En el Encuentro, organizado por la Oficina Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe con el apoyo de la AECI y de UNICEF Comité Español, estuvieron presentes alrededor de 100 líderes indígenas de la región latinoamericana, representantes del Foro Permanente de Naciones Unidas sobre Cuestiones Indígenas, miembros de varias agencias de Naciones Unidas y representantes de la AECI.

*   *   *

Si desea obtener más información, sírvase dirigirse a:

Elena Crego, Directora de Comunicación UNICEF España.Tel (34) 91 378 95 58. Móvil: (34) 629 47 63 80
María Blanco, Comunicación Oficina Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe. Tel. (34) 666 48 68 18


 

 

 

Búsqueda