Centro de prensa

Comunicado de prensa

EL UNICEF exhorta a todos los adversarios en Nepal a que permitan una campaña de salud

El conflicto impide la prestación de servicios sanitarios que pueden salvar las vidas de los niños de ese país

LONDRES/GINEBRA/NUEVA YORK, 4 de marzo de 2005 – El UNICEF exhortó hoy a todas las partes beligerantes en el conflicto en el Nepal a que colaboren con el traslado de vacunas, suplementos de vitamina A y medicamentos contra los parásitos, que está interrumpido debido a la paralización de los servicios de transporte en el país.

“Resulta vital que esos suministros lleguen a las regiones más distantes a la brevedad posible”, declaró en Londres Carol Bellamy, Directora Ejecutiva del UNICEF.

“Las partes en pugna deben dar prioridad a la salud de los niños nepaleses y permitir que se lleve a cabo en abril, como se había planificado, la distribución nacional de cápsulas de vitamina A y tabletas contra los parásitos para los 3,3 millones de niños y niñas de todo el país”, agregó Bellamy.

Los expertos calculan que si en el Nepal no se distribuyera vitamina A dos veces por año, unos 12.000 niños morirían anualmente debido enfermedades prevenibles o curables. Casi la mitad de los niños nepaleses sufre cortedad de talla y desnutrición. Las infestaciones con parásitos, que constituyen un problema sanitario crónico en el país, limitan aún más la cantidad de hierro que pueden absorber los menores, lo que les provoca debilidad y anemia.

“De manera similar, el sarampión ha estado causando unas 5.000 muertes de niños por año”, agregó Bellamy. “Resulta fundamental que la campaña nacional de vacunación contra el sarampión se realice normalmente en abril, cuando mejora el clima y resulta posible llegar hasta los niños que viven en los últimos siete distritos montañosos”.

En el Nepal, la vida es muy frágil para miles de niños. A pesar de las campañas nacionales de vacunación y de distribución de vitaminas, un promedio de 194 niños menores de cinco años mueren diariamente de enfermedades como la diarrea y las infecciones agudas de las vías respiratorias. Casi 70.000 niños más mueren anualmente de causas prevenibles.

Bellamy también señaló que el conflicto del Nepal priva a la niñez de ese país de su derecho a la educación. “Las escuelas han sido clausuradas, atacadas, bombardeadas, minadas y convertidas en cuarteles militares. Se han cavado trincheras en los patios de las escuelas, y se ha amenazado, detenido y asesinado a docentes y alumnos. Miles de estudiantes han sido enviados a sitios distantes para que asistan a sesiones de adoctrinamiento político… y algunos nunca regresaron. Resulta trágico para el país y la niñez que las partes en pugna permitan que el conflicto invada las aulas escolares. Las escuelas deben seguir siendo un refugio seguro donde la niñez pueda aprender y jugar”.

Y agregó Bellamy: “Los dirigentes de todas las partes involucradas deben buscar puntos comunes de acuerdo y fijarse el imperativo innegable de establecer una paz duradera. Tienen que concentrarse en la responsabilidad que comparten por la seguridad y el bienestar de la infancia”.

“Ese fue mi mensaje cuando visité el Nepal en 2003, y ése sigue siendo mi mensaje hoy en día. Las necesidades de la niñez del Nepal deben tener prioridad absoluta”.

*  *  *  *

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:

Gordon Weiss, UNICEF New York, +1 212 326 7426

Damien Personnaz, UNICEF Geneva, + 41 22 909 5716


 

 

 

Enlaces

Búsqueda