Centro de prensa

Comunicado de prensa

Belafonte insta a los países de África Occidental a que inscriban a sus niños

La Conferencia Regional sobre la inscripción del nacimiento subraya la importancia de una simple hoja de papel

DAKAR, 23 de febrero de 2004 – El Embajador de Buena Voluntad del UNICEF, Harry Belafonte, instó hoy a los países africanos a redoblar sus esfuerzos para registrar los nacimientos, y denominó la inscripción del nacimiento como un derecho humano fundamental.

En todo el mundo, alrededor de 50 millones de nacimientos no fueron registrados en 2000, sobre un total de 130 millones. En África subsahariana no se inscribieron el 70% de los nacimientos, es decir, un total de 17 millones de recién nacidos.

“Para que los niños y las niñas cuenten, es preciso contarlos”, dijo Harry Belafonte durante una visita a Senegal en nombre del UNICEF. “Al privar a los niños y las niñas de su documentación legal, de sus nombres y de su identidad, ponemos en peligro sus vidas e hipotecamos su futuro como ciudadanos”.

Además de ser el primer reconocimiento jurídico de la existencia de un menor de edad, la inscripción del nacimiento es fundamental para el cumplimiento de una serie de derechos, entre ellos:

  • Acceso a la atención de la salud
  • Matriculación en la escuela a una edad apropiada
  • Protección jurídica contra el trabajo infantil, la trata de menores de edad y otros malos tratos
  • Protección contra el reclutamiento temprano en las Fuerzas Armadas
  • Prevención contra el matrimonio infantil ilegal para las niñas
  • Obtención de un pasaporte, de una cuenta corriente, del derecho al voto y de la búsqueda de empleo
  • El derecho a una nacionalidad y la ciudadanía

Belafonte instó a los gobiernos a velar por que la inscripción del nacimiento sea obligatoria, gratuita y de fácil acceso. También dijo que los progenitores deben recibir una copia gratuita del certificado de nacimiento después de la inscripción. Señaló la importancia de que las comunidades y familias que habitan en los lugares más remotos tengan también la oportunidad de inscribir los nacimientos de sus hijos.

“En muchos casos, los escasos recursos familiares son apenas suficientes para llegar a los lugares de inscripción”, dijo Belafonte. “Si además de esto luego tienen que sufragar los costos, y enfrentarse a la discriminación y la resistencia, es una experiencia desoladora”.

La primera conferencia regional sobre la inscripción de los nacimientos en África Occidental y Central recibe apoyo conjunto del UNICEF, PLAN y UNFPA, y reúne a 24 países interesados en mejorar sus programas de inscripción del nacimiento. La conferencia aprovecha los trabajos que se iniciaron el Día del Niño Africano del año pasado, donde todos los países se comprometieron a defender este lema: Por cada niño, una identidad .

El UNICEF ha trabajado en toda África para facilitar los programas de inscripción del nacimiento.

Una campaña organizada en Senegal por el gobierno, organizaciones no gubernamentales, autoridades religiosas y tradicionales, el UNICEF y otros aliados, llevó a la creación de un comité nacional sobre inscripción del nacimiento. Gracias a una estrecha colaboración con las familias y las comunidades se lograron excelentes resultados en “comunidades rurales” como Fissel, donde se inscribió al 100% de los recién nacidos en los 28 poblados de la comunidad desde junio de 2003 a enero de 2004. En la región de Kolda, en colaboración con la ONG Aide et Action, los funcionarios esperan inscribir a otros 35.000 niños y niñas para finales de 2004 mediante campañas de difusión en las escuelas. En más de 340 poblados (en los que habitan más de 100.000 personas) donde la ONG Tostan puso en práctica un programa de educación, se inscribe sistemáticamente a todos los recién nacidos. Alrededor de 500 funcionarios de inscripción, jefes de poblados, entidades dedicadas al desarrollo local, han recibido capacitación sobre la inscripción del nacimiento en todo el país.

En Angola , el conflicto de 30 años de duración desplazó a millones de personas. Los cálculos del Gobierno en el año 2000 sugieren que solamente se han inscrito el 5% de los nacimientos. El UNICEF colaboró con el Gobierno para poner en práctica campañas especiales destinadas a inscribir a cientos de miles de niños y de niñas, suspendiendo los costos de inscripción (7 dólares) y otorgando a las iglesias católica y metodista el poder jurídico de inscribir a los niños.

En Uganda, el UNICEF reunió a representantes del gobierno y la sociedad civil en el Seminario para países africanos de expresión inglesa en octubre de 2002. El seminario, al que acudieron representantes de los gobiernos de 10 países de habla inglesa, movilizó a secretarios del registro civil en los países de África oriental y meridional.

“Para conocer realmente los progresos que estamos alcanzando en favor de la infancia, tenemos que saber con cuántos niños contamos”, dijo Belafonte. “Para proporcionar servicios, salvar vidas, y planificar para el futuro, es esencial contar a todo el mundo. El simple acto de contar expresa la intención de un país de ocuparse de su gente”.

Atención a las emisoras:

El material de archivo del UNICEF sobre la larga carrera de 17 años de Harry Belafonte como portavoz del UNICEF y defensor de la infancia se encuentra disponible. Sírvase realizar su pedido en: http://www.unicef.org/videoaudio/media_15888.html

Si desea obtener más información, o programar entrevistas, sírvase dirigirse a:

Senegal :
Margherita Amodeo
Tel. +221 869 5842
Cell: +221 569 19 26

Minouche Alavo on Tel. + 221 644 3322

Nueva York :
Kate Donovan, Medios de comunicación del UNICEF, Nueva York
Tel: 212-326-7452
kdonovan@unicef.org

En la comitiva de Harry :
Oliver Phillips
Tel: 646-338-8720
ophillips@unicef.org


 

 

 

Búsqueda