Mauritania

Los rostros del progreso: UNICEF y sus aliados combaten la desnutrición infantil en Mauritania

Imagen del UNICEF: Mauritania, malnutrition
© UNICEF/2009/Isselmou
La niña de un año Saar y su madre en el centro hospitalario de nutrición en Kaedi, Mauritania.

Por Martin Dawes y Brahim Ould Isselmou

KAEDI, Mauritania, 27 de julio de 2009 – Saar estaba claramente enferma cuando a su madre una aldeana le comentó que llevara al bebé de un año de edadal centro de nutrición del hospital de Kaedi.

En el centro, rodeada de otras seis madres con niños que necesitan alimentación especial, la madre de Saar explicó como el concejo de la aldea le dio dinero para viajar los nueve kilómetros de distancia hasta Kaedi en una carreta tiarada por un burro.

La enfermera Kaadijetou Yero N’diaye atendió a Saar y se percató de que padecía desnutrición y que vomitaba debido a otra causa. Hasta no hace mucho tiempo, sus síntomas más aparentes se habrían mencionado primero y el tema de la desnutrición se habría dejado para tratarlo más tarde, si acaso.

"Hablamos básicamente de las muertes infantiles provocadas por el paludismo o enfermedades respiratorias, sin embargo la desnutrición es un factor que hace que otras enfermedade sean más mortales", dijo Christian Skoog, Representante de UNICEF en Mauritania. "Al garantizar que la desnutrición sea una prioridad, estamos reduciendo enormemente la vulnerabilidad infantil ante enfermedades graves al tiempo que favorecemos otros aspectos beneficiosos como un desarrollo mental y físico mejorados".

La toma de conciencia sobre la desnutrición

Se está realizando una labor considerable para garantizar que todas las personas en Mauritania sean conscientes de la desnutrición. Los voluntarios de la Cruz Roja de Francia y de la Unión Europea visitan las aldeas para aumentar la toma de conciencia y distribuir bolsas con raciones secas para los niños sometidos a tratamiento en sus domicilios.

En esta iniciativa establecida por UNICEF participan siete organizaciones con arreglo a un plan que funciona en múltiples niveles. Todo forma parte de la iniciativamundial "REACH" que cuenta con el apoyo de varios organismos de las Naciones Unidas para reducir el hambre y la desnutrición infantiles. En Mauritania y Laos se ha comenzado esta iniciativa con carácter experimental.

El proyecto se basa en dos pilares: garantizar un enfoque coordinado por todos los agentes y abordar la nutrición con un sentido más amplio mediante el análisis e identificación de las causas y consecuencias más amplias de la nutrición empobrecida, así como la promoción tanto de la prevención como del tratamiento.

Los equipos móviles y la capacitación

En el despacho de Ibrahim Bar en el hospital de Kaedi, las cifras muestran la cantidad de niños del distrito sometidos a tratamiento mensualmente. Según los archivos, se llevó a un bebé gravemente desnutrido a una unidad de tratamiento especial en mayo, otros 33 niños con desnutrición aguda llegaron a las clínicas ese mismo mes.

Hace dos años tales cifras simplemente no estaban disponibles.

Ahora existen también equipos móviles que van a las zonas rurales, un programa para la capacitación de personal de la salud y al menos dos campañas anuales para el tratamiento de los niños con desnutrición a los que es difícil acceder.

Un protocolo nacional establece las normas básicas

El seguimiento y tratamiento de la desnutrición empleados actualmente quedaron establecidos en un protocolo nacional publicado en marzo de 2007 y aprobado por el Gobierno. Este documento, desarrollado gracias al apoyo técnico de UNICEF y de la Organización Mundial de la Salud, fue pionero en un país donde más del 10% de los niños y niñas tienen un peso inferior al normal y decenas de miles sufren desnutrición aguda.

El protoco establece normas muy específicas. N'diaye, enfermero en Kaedi, fue muy claro a la hora de contestar cuánto tiempo sería necesario que Saar pase en el hospital. Según sus explicaciones, como se encontraba enferma debería permanecer al menos dos semanas en virtud "del protocolo".

La madre de Saar recibió alojamiento para permanecer en el hospital durante la convalecencia de

Saar’s mother received accommodations to remain at the hospital for as long as her baby was ill. She was given some soap and a blanket, and would get two meals per day during the duration of her stay.

The mother was now comforted. “Saar is saved” she said, smiling.


 

 

Búsqueda