Mauritania

Un nuevo programa logra un aumento de la matriculación escolar en Mauritania, especialmente de las niñas

Imagen del UNICEF: Mauritania, Girls' Education
© UNICEF video
Mariem Saidou Sall, de 11 años de edad, aparece en el extremo izquierdo de la foto con sus compañeras de sexto grado en una escuela de Mauritania, donde UNICEF respalda un programa de educación orientado a aumentar la matriculación escolar, especialmente la de las niñas.

Por Roshni Karwal

NUEVA YORK, Estados Unidos, 1 de octubre de 2008 - Mariem Saidou Sall, de 11 años de edad, cursa el sexto grado en la Escuela Sarandougou, que se encuentra en Brakna, una región apartada y empobrecida de Mauritania. Todas las mañanas, al igual que la mayoría de sus vecinos y amigos, la niña viaja en autobús desde su aldea hasta la escuela.

Ese servicio de transporte forma parte de un programa de apoyo a la educación de buena calidad para todos que dedica especial atención a la educación de las niñas y que cuenta con el respaldo de UNICEF. Muchas niñas no van a la escuela debido a que éstas están muy lejos de sus hogares en regiones donde es peligroso que las niñas caminen solas.

“UNICEF nos ha dado lápices, plumas, cuadernos, carpetas y agua potable”, cuenta Mariem, que obtiene esos y otros suministros de una cooperativa local. “Ahora la Escuela Sarandougou está muy bonita”.

El programa ha mejorado notablemente el ámbito de estudio, ya que la escuela cuenta ahora con letrinas separadas para niñas y niños, instalaciones para el lavado de las manos, suministro de agua potable y equipos de energía solar. Mediante el empleo de un enfoque basado en la comunidad, el programa no sólo ha logrado mejorar los ámbitos de aprendizaje en las escuelas modernas sino también en los establecimientos religiosos tradicionales.

Más Educación para Todos

Debido a que aún hay en todo el mundo más de 75 millones de niños y niñas en edad escolar que ni siquiera están matriculados (y 93 millones que no asisten a clases), UNICEF ha redoblado sus esfuerzos para conquistar la meta de garantizar la educación universal para 2015, que es uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y de los Objetivos de la Educación para Todos de la UNESCO. Recientemente, esos esfuerzos han rendido notables frutos en Mauritania, donde las tasas de matriculación y acceso a la educación primaria de las niñas superan ya a las de los varones.

“Esos resultados positivos se deben al enfoque participativo que se adoptó y al papel que desempeña la comunidad. Ambas circunstancias han logrado que la Escuela Sarandougou sea la más exitosa en materia de educación de calidad”, explicó  Abdoul Sow, Jefe de la Sección de Educación de la Oficina de UNICEF en Mauritania.

La ampliación del programa

El programa ha sido tan exitoso en la región de Brakna que se está ampliando al resto del país mediante alianzas entre UNICEF y los gobiernos locales de Mauritania.

“Ahora comprendemos la importancia de la educación”, comentó Malal Samba, que preside la Asociación de Padres. “Y en particular la educación de las niñas, que puede ayudarnos a reducir la pobreza y mejorar nuestro futuro”.

Esos principios beneficiosos para los niños y las niñas fortalecen el compromiso y los objetivos de Mauritania de brindarles educación de buena calidad. Gracias a ellos, en ese país se está generando un espacio acogedor para los niños y acorde con la visión de Educación para Todos.


 

 

Vídeo (en inglés)

Roshni Karwal, corresponsal de UNICEF, informa sobre un programa de educación en Mauritania que  cuenta con el respaldo de esa organización y cuyo objetivo consiste en aumentar la matriculación escolar, especialmente la de las niñas.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

UNGEI

Sitio de La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas
UNGEI banner
Búsqueda