Malasia

En Malasia, los puestos de trabajo que concilian la vida familiar estimulan a las empresas y a la infancia

Por Hema Balasundaram

SERI KEMBANGAN, Malasia, 21 de septiembre de 2012. Una mañana de lunes, Lyana (5 años) se prepara para ir a la guardería. Al igual que muchos niños, ella pertenece a una familia cuyos dos progenitores trabajan y dependen de la atención infantil fuera del hogar. Lo que distingue a Lyana es que ella acude a un centro de preescolar en el lugar de trabajo de su madre, en Kein Hing Industry.

© UNICEF VIDEO
VÍDEO (en inglés): 21 de septiembre de 2012. La corresponsal de UNICEF, Hema Balasundram, informa sobre el modo en que todos ganan con las empresas de Malasia que concilian la vida familiar.  Véalo en RealPlayer

 

La empresa manufacturera estableció el centro de preescolar en 1998 para satisfacer las necesidades de sus empleados. Unos 60 niños y niñas con edades entre los 2 y 6 años acuden al centro, que también presta servicios después de horario escolar a niños menores de 12 años.

Beneficios para empresas y progenitores

La madre de Lyana, Mimma biti Nordin, agradece la tranquilidad mental de tener la escuela allí. "Como madre trabajadora", afirma, "me resulta práctico. Puedo desempeñar mi trabajo y obligaciones perfectamente sin ninguna alteración. Además no necesito preocuparme por su seguridad y no tengo que preocuparme por la comida y la higiene, y lo que es más importante, su enseñanza".

El centro de preescolar fue fundado para prestar asistencia a las madres trabajadoras, pero también ha tenido un efecto positivo en la empresa, según su asesora Elaine Yong. "Cuando nuestros clientes ven nuestro centro de atención infantil perciben una imagen más amable de nuestro entorno ingenieril. Y, encima de todo eso, cada vez que vienen nuevos candidatos para hacer entrevistas en la empresa les llama la atención las instalaciones de atención infantil".

Imagen del UNICEF
© © UNICEF Malaysia/2012/Balasundaram
Mimma binti Nordin recoge a su hija Lyana (5 años) al acabar la jornada laboral. Lyana acude al centro de preescolar en la empresa de su madre, Kein Hing Industry en Malasia.

Todos ganan

El acceso a una atención infantil de buena calidad es un asunto acuciante en Malasia, que trata de fomentar la participación de las mujeres en el puesto de trabajo. Las denuncias de los medios de comunicación sobre el abuso y la negligencia de algunos centros de atención infantil han aumentado la presión sobre la necesidad de encontrar atención infantil de confianza.

En respuesta a esta situación, UNICEF y la Comisión de sociedades de Malasia han presentado la circular de buenas prácticas empresariales Establecimiento de un centro de atención infantil en el puesto de trabajo y un manual práctico adjunto, un paso para Malasia hacia la promoción de la responsabilidad social corporativa centrada en la infancia.

Imagen del UNICEF
© © UNICEF Malaysia/2012/Balasundaram
A Lyana le encanta aprender y ha ganado independencia desde que empezó a ir al centro de preescolar, según informa su madre.

La representante de UNICEF en Malasia, Wivina Belmonte, afirma “aquí todos ganan. Gana el sector privado y ganan los empleados. Las madres trabajadoras se quedan claramente más tiempo si tienen acceso a la atención infantil y estimula de hecho el número de mujeres en el puesto de trabajo, en completa línea con Vision 2020".

El objetivo es que más empresas de Malasia adopten medidas de responsabilidad social corporativa centradas en la infancia, incluida la oferta de servicios de atención infantil. Tales medidas no sólo volverán las empresas más competitivas y sostenibles, sino que también harán posible que los progenitores que trabajan sean mejores cuidadores y que los niños como Lyana prosperen y desarrollen su pleno potencial.


 

 

Búsqueda