Malawi

La próxima generación de niños y niñas de Malawi se librará del VIH gracias a la Opción B+

Leonie Marinovich, corresponsal de UNICEF, informa sobre un nuevo tratamiento para evitar la transmisión del VIH de madre a hijo en Malawi.  Véalo en RealPlayer

 

Por Leonie Marinovich

Existe la esperanza de que la próxima generación de niños de Malawi pueda nacer libre del flagelo del VIH/sida, a través de una nueva estrategia de tratamiento para la prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo.

KASUNGO, Malawi, 20 de mayo de 2013 – Lexina Lungu viaja en el asiento acolchado de la parte posterior de un taxi bicicleta, en una tarde lluviosa en un pueblo de las afueras de Kasungu, a 130 km al norte de la capital, Lilongwe.

Embarazada de seis semanas de su segundo hijo, la Sra. Lungu está decidida a mantener su cita en la clínica de la ciudad para recibir su último examen prenatal.

El examen final

Las gotas de lluvia caen rítmicamente sobre el techo de zinc de la clínica prenatal. La Sra. Lungu y su esposo Frank, que viajaba en un segundo taxi, parecen relajados. Ambos han establecido una estrecha relación con el personal de enfermería de la clínica en los últimos meses.

La Sra. Lungu dio positivo en la prueba del VIH cuando fue a realizarse un examen de rutina en las etapas iniciales del embarazo. “Fue muy doloroso, muy doloroso, de hecho”, recuerda. “Yo no esperaba un resultado positivo. Corrí a casa para decírselo a mi marido, que inmediatamente fue a hacerse una prueba de VIH”. El Sr. Lungu también dio positivo.

La historia de la familia Lungus no es infrecuente en Malawi. Una de cada 10 personas tiene el VIH. Lo que ha cambiado, sin embargo, es el acceso al tratamiento necesario para proteger a los niños –como el bebé de la Sra. Lungu– del riesgo de infección durante el embarazo.

Una píldora al día

En 2011, el Gobierno de Malawi elaboró una nueva estrategia de tratamiento para evitar que la próxima generación de niños nacidos de madres con VIH contraiga la infección. El Ministerio de Salud, en colaboración con UNICEF y otros asociados, puso en marcha un enfoque múltiple, conocido ahora como Opción B+.

Esta opción de tratamiento está disponible de forma gratuita para las mujeres embarazadas en Malawi e incluye un tratamiento simple de “una píldora al día”, que resulta más fácil de prescribir para los trabajadores de salud y facilita que las madres embarazadas cumplan con la dosis.

La estrategia está resultando muy eficaz. El Oficial de Clínica del distrito hospitalario de Kasungu, Elton Chavura, explica: “Si colocamos a las mujeres en la Opción B+, digamos que a un 100%, esperamos que en el momento en que los niños tengan 2 años, un 95 por ciento de esos niños esté libre del VIH”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Malawi/2013/Marinovich
Lexina Lungu y su esposo, Frank, en el hospital de distrito de Kasungu. Ambos son portadores del VIH. La nueva opción del plan de tratamiento B+ está disponible de forma gratuita para las mujeres embarazadas de Malawi, e incluye un tratamiento simple de “una píldora al día”, que resulta más fácil de prescribir para los trabajadores de salud y facilita que las madres embarazadas cumplan con la dosis.

El Dr. Aye Aye Mon, Jefe de VIH / SIDA de UNICEF en Malawi, pone esta cifra en contexto: "En general, si no hay intervención, aproximadamente 30 de los 100 bebés nacidos de madres VIH-positivas podrían tener el virus del VIH."

Otro de los pilares de la estrategia de tratamiento Opción B + es reducir el número de nuevas infecciones por el VIH entre los adultos. Cuando una mujer embarazada da positivo para el VIH, se coloca inmediatamente en tratamiento anti-retroviral. "Eso por sí solo es también una manera de aumentar el acceso a tratamiento [antirretroviral] para muchas personas en el país", dice el Sr. Chavura. En 2008, las mujeres en edad fértil conformaban un 23 por ciento de la población.

"Un futuro independiente y mejor"

Para ayudar al Sr. Chavura y a su personal a entregar medicamentos que salvan vidas y servicios donde más se necesitan, los donantes internacionales, como el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria han dado un paso adelante para apoyar al gobierno.

El Dr. Ade Fakoya, Asesor Senior para el VIH y el SIDA en El Fondo Mundial,  explica: "Si nos fijamos en los países en donde hay una mayor demanda de servicios de prevención de transmisión madre a hijo, hay 22 países que representan el 90 por ciento. Y 20 de ellos son países de bajos ingresos. Cuesta alrededor mil millones de dólares al año mantener los servicios, y en algunos países como Malawi necesitan ese apoyo financiero adicional para que puedan ofrecerlos".

Existe la esperanza de que la próxima generación de niños nacidos de madres como la Sra. Lungu puede nacer libre del flagelo del VIH / SIDA.

Según el Dr. Fakoya, "En 2009, había 450.000 niños que nacieron infectados con el VIH. En 2010, esa cifra ha bajado a 330.000 a nivel mundial, por lo que es un logro notable".

Para la Sra. Lungu, la prueba de la Opción B + está a sólo unas semanas de distancia. "El personal médico me dijo que iba a ser una niña", dice ella. "Estoy muy feliz. Tengo muchas ganas de que mis hijos tengan un futuro independiente y mejor".


 

 

Fotografía UNICEF: VIH / SIDA

Búsqueda