Madagascar

La Semana de la salud maternoinfantil llega a millones de niños en Madagascar con el apoyo de UNICEF

Imagen del UNICEF
© UNICEF Madagascar/ 2011
Como parte de la Semana de la salud maternoinfantil, a las madres con niños menores de cinco años se les ofreció un conjunto de servicios integrados y de alta repercusión, además de intervenciones imprescindibles para la vida.

Por Narinda Raharijaona

ANTANANARIVO, Madagascar, 27 de octubre de 2011. La semana pasada, Madagascar celebró la Semana de la salud maternoinfantil, una campaña de salud nacional que recibió el apoyo de UNICEF y sus aliados para hacer frente a la falta de acceso a los servicios básicos de salud para las madres. La campaña buscaba facilitar la prestación de intervenciones de alta repercusión y bajo costo en materia de supervivencia infantil, incluidos la administración de suplementos de vitamina A para las madres primerizas y los niños menores de cinco años, la eliminación de parásitos, la administración sistemática de vacunas, la realización de pruebas del VIH para las mujeres embarazadas y la prestación de servicios de diagnóstico de la desnutrición.

Otro objetivo de la campaña era promover la lactancia materna exclusiva para los niños de hasta cinco meses de edad.   

“La salud no tiene precio”

La lactancia materna temprana y exclusiva se considera ampliamente una intervención importante que reduce la mortalidad neonatal y la mortalidad infantil. Un 13% de todas las muertes de niños menores de cinco años podrían evitarse mediante estrategias de promoción para aumentar la lactancia materna.

“Las Semanas de salud maternoinfantil, que se realizan dos veces al año, ofrecen a las madres y los niños menores de cinco años un conjunto de servicios integrados y de alta repercusión, además de intervenciones que salvan vidas”, dijo Maes Bruno, Representante de UNICEF en Madagascar. “Esto es muy importante en un país donde solamente un 33% de la población utiliza los servicios de salud y donde la mortalidad materna e infantil sigue siendo elevada”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Madagascar/ 2011
Elysa Rasoanatoandro con su hija de 22 meses de edad, Rojo, en el centro de salud Alasora (Madagascar).

Elysa Rasoanatoandro, madre de seis hijos, ha llevado a su hija de 22 meses de edad, Rojo, al centro de salud Alasora, para que reciba suplementos de vitamina A y tratamiento antiparasitario. Se ha asegurado de que todos sus hijos, incluida Rojo, hayan recibido todas las vacunas sistemáticas desde su nacimiento. Para Elysa, este es el mejor regalo que puede darles, “porque su salud no tiene precio”, explicó.

UNICEF brinda apoyo

Según Sahondra Razanarisoa, jefa del centro de salud de Alasora,  3.438 niños recibieron tratamiento antiparasitario y 277 recibieron vitamina A en la clínica durante la campaña anterior celebrada en abril de 2011. “Esta vez nos centramos en 541 niños con suplementos de vitamina A”, dijo.

El acceso a los servicios básicos de salud sigue siendo deficiente en Madagascar por varias razones. En los últimos años, la falta de financiación ha provocado una grave interrupción de los servicios, una escasez de medicamentos y una falta de personal cualificado. Para muchas personas, las grandes distancias y las malas carreteras limitan el acceso en las zonas remotas del país.

“UNICEF siempre ha estado y seguirá estando aquí para ayudar a las mujeres y los niños de Madagascar a superar los desafíos que afrontan en su vida diaria”, explicó Maes. “Las Semanas de la salud maternoinfantil son una forma de llegar a todos ellos y, afortunadamente, a pesar de la reciente crisis socio-política en Madagascar, esta iniciativa iniciada en 2006 ha continuado con el apoyo de todos los aliados del sector de la salud”.


 

 

Búsqueda