Liberia

La mayor campaña de inmunización de la historia de Liberia apunta contra la fiebre amarilla

Imagen del UNICEF
© UNICEF Liberia/2009/Gordon
En Liberia, una niña recibe la vacuna contra la fiebre amarilla durante la mayor campaña de inmunización de la historia del país.

Por Louis Vigneault

CONDADO DE MONTSERRADO, Liberia, 21 de diciembre de 2009 – El mes pasado se llevó a cabo en Liberia la mayor campaña de inmunización de la historia del país con el objetivo de vacunar contra la fiebre amarilla a un 90% de la población, o unos tres millones de personas. La fiebre amarilla es una infección potencialmente mortífera que se transmite por la picadura de un mosquito vector.

La misión de los agentes sanitarios de los 2.275 equipos de vacunación que llevaron a cabo la campaña de inmunización en escuelas, centros comunitarios y clínicas de todo el país consistió en vacunar a toda la población liberiana, con la excepción de los niños menores de 9 meses y las mujeres embarazadas.

La fiebre amarilla es una enfermedad tan grave y peligrosa que si en un país se registra un solo caso de la misma se considera que está sufriendo una epidemia. Aunque no existe cura para la fiebre amarilla, una dosis de la vacuna brinda inmunidad por 10 años. Durante la reciente campaña en Liberia, además de recibir la vacuna contra la fiebre amarilla, todos los niños de 12 meses a 5 años de edad recibieron también una pastilla antiparasitaria.

 “El éxito de una campaña de esta magnitud depende del buen funcionamiento de la cadena de suministro y distribución y de la movilización social", explicó Cecilia Gmawghe, Coordinadora del equipo sanitario del condado de Montserrado. "Es necesario que todos vengan a vacunarse y que los equipos sanitarios, que están repartidos por toda la región, reciban suficientes medicamentos y jeringas para cumplir con su misión, y que los reciban a tiempo. De otra manera, se malgastan valiosos medicamentos y la gente tiene que esperar horas y horas para recibir la vacuna".

Labores de concienciación

Como parte de los preparativos de las jornadas de vacunación, se enviaron agentes de movilización comunitaria a todas las regiones del país para informar a la población acerca del peligro de la fiebre amarilla y sobre la importancia de la inmunización. Esos agentes de movilización también informaron a los pobladores dónde funcionarían los sitios de vacunación, y les exhortaron a que no faltaran a la cita.

Durante la campaña también se difundieron por radio o mediante altavoces mensajes destinados a concienciar a la población sobre la fiebre amarilla y cómo protegerse de ella mediante la vacunación.

Para llevar a cabo la campaña fue necesario superar algunos obstáculos. La red viaria de Liberia nunca se recuperó totalmente de las consecuencias de largos años de guerra civil, de manera que todavía resulta imposible llegar en automóvil a extensas regiones del país. Ante ese problema, fue necesario organizar una compleja operación logística a fin de que las vacunas y los demás suministros pudieran llegar hasta prácticamente todos los rincones de Liberia. Para ello se emplearon embarcaciones, helicópteros, motocicletas y muchos otros medios de transporte.

Antes de poner en marcha la campaña, las autoridades sanitarias locales establecieron el número de personas que debían ser vacunadas en cada zona. Todas las mañanas, los equipos sanitarios verificaban si habían recibido suficientes suministros para las actividades de inmunización del día.


Tres millones de inmunizados

La meta de inmunizar a tres millones de personas para el 29 de noviembre no dejó mucho margen para el error. Como promedio, cada equipo de inmunización, constituido por cuatro integrantes, tuvo que vacunar a unas 25 personas por hora.

La población respondió en forma masiva a la campaña, y el equipo de coordinación, encabezado por el Ministerio de Salud y Bienestar Social, informó que las operaciones se desarrollaron de manera absolutamente normal. El Gobierno de Liberia contó con la colaboración de la Organización Mundial de la Salud, UNICEF y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional en materia de planificación, ejecución y vigilancia de esta campaña de vacunación en gran escala.


 

 

Búsqueda