Liberia

Exhortan a las mujeres de Liberia a alimentar exclusivamente a sus hijos con leche materna

Imagen del UNICEF: Mother and child at World Breastfeeding Week in Liberia
© UNICEF Liberia/2005
Una mujer joven y su hijo en Liberia.

Como parte del lanzamiento del "Progreso para la Infancia número 4: Un balance sobre nutrición", UNICEF está presentando una serie de historias centradas en iniciativas que han dado resultados y que pueden contribuir a contrarrestar las numerosas amenazas al estado nutricional de niños y niñas.

ZORZOR, Liberia, junio 2006-“Yorr, yorr”, Henrietta Howard, de UNICEF, pronunció en su idioma nativo, el kpelle, las palabras tradicionales para llamar la atención del público. En ese momento, más de 200 mujeres –muchas con sus hijos en brazos– dejaron de hablar y replicaron “yorr, yorr!”, con lo que comenzó en el verano de 2005 la semana mundial de la lactancia materna.

El acto se celebró en Zorzor, un poblado rural del condado de Lofa, a seis horas en automóvil del este de Monrovia. El lugar, en la frontera con Guinea y Sierra Leona, ha sido un campo de batalla desde 1989 a 2003.

Durante los 90 minutos siguientes, varios oradores, entre ellos el jefe principal de Zorzor, la Representante de UNICEF en Liberia, funcionarios del Gobierno, músicos, bailarines, estudiantes, madres y actores de grupos comunitarios de teatro, se dirigieron a los presentes. Sus mensajes fueron muy claros: lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida de un recién nacido, combinada después con alimentos complementarios seguros y adecuados desde el punto de vista nutritivo durante dos años.

‘Un niño que recibe leche materna es un niño feliz’

A lo largo de su presentación, la Representante del UNICEF en Liberia, Angela Kearney, explicó que “la lactancia materna exclusiva es la intervención preventiva número uno para la supervivencia infantil, con el potencial de salvar por lo menos 1,3 millones de vidas adicionales al año”.

“Esta es la primera vez en Liberia que la Semana Mundial de la Lactancia Materna se celebra fuera de Monrovia, y es muy importante difundir en las zonas rurales el mensaje de la lactancia materna exclusiva durante seis meses y la lactancia materna complementaria durante dos años o más”, dijo el Dr. Barh, principal funcionario médico de Liberia y Viceministro de Salud y Bienestar Social. “Es un regalo que no tiene precio porque la madre que comienza a amamantar de manera exclusiva hoy puede estar criando a un hijo o una hija que podría ser el próximo presidente de Liberia”.

Cerca de un cartel que decía “Un niño amamantado es un niño feliz”, Esther Korvea, de 30 años, sostenía a Korto, su hija de dos años. “Durante la guerra, tuvimos que huir”, dijo Esther, “y por un tiempo viví en Guinea como refugiada. Pero quiero que Korto sea una mujer grande y con éxito. Y por ello la amamanté”.

Evitar enfermedad y mortalidad

Todos los años, más de 10 millones de niños menores de cinco años mueren debido a causas que se pueden evitar, entre ellas la diarrea, la neumonía, el sarampión y el paludismo. Si todos los bebés recibieran lactancia materna exclusiva desde el nacimiento a los seis meses, todos los días sería posible salvar la vida de 3.500 niños y niñas.

Durante los primeros cinco meses de vida, un recién nacido que no recibe leche materna tiene siete veces más probabilidades de morir a causa de la diarrea, y cinco veces más de morir de neumonía, que un lactante que recibe leche materna exclusiva. La falta de leche materna pueden afectar el crecimiento y el desarrollo de los niños, quienes en el futuro pueden correr un mayor riesgo de sufrir obesidad, enfermedades coronarias y problemas gastrointestinales.

La leche materna contiene todos los nutrientes, anticuerpos, hormonas, factores inmunológicos y antioxidantes que un bebé necesita para crecer bien durante sus primeros seis meses de vida. Además, protege a los bebés contra las enfermedades diarreicas y las enfermedades agudas de las vías respiratorias, y estimula sus sistemas inmunológicos.

Sin embargo, en todo el mundo solamente un 36% de los niños y niñas reciben exclusivamente leche materna durante sus primeros seis meses de vida. Las actividades de promoción, una mayor concienciación y programas basados en resultados para apoyar los enormes beneficios vitales del amamantamiento, pueden comenzar a invertir la tendencia.


 

 

Búsqueda