Lesotho

El innovador programa pretende detener la propagación del VIH en Lesotho

Imagen del UNICEF
© UNICEF Lesotho/2011
En Lesotho, Maseephephe, de 25 años de edad y embarazada, sujeta el conjunto para madres e hijos, gracias al cual no va a transmitir el VIH al bebé que está esperando.

Por Malume Mohale

DISTRITO DE BOTHA BOTHE, Lesotho, 23 de febrero de 2011 - Maseephephe Phakoa tiene 25 años y está embarazada por tercera vez. A su nuevo hijo quiere ponerle el nombre de Onkarabile, que significa “Dios ha escuchado mis oraciones”.

Maseephephe perdió a sus dos primeros bebés por complicaciones durante el embarazo, a la vez que contrajo el VIH mientras esperaba a su segundo hijo. Ahora, gracias al programa de prevención de la transmisión de madre a hijo, respaldado por UNICEF, Maseephephe cuenta con medicamentos antirretrovirales que protegen su salud y la del bebé que espera.

Un programa para salvar vidas

Este programa piloto ofrece a las mujeres embarazadas medicamentos antirretrovirales tan efectivos que durante 2008 y 2009 sólo hubo tres niños afectados por el VIH de los 198 nacidos en el distrito, a pesar de que la cuarta parte de los adultos portaban la enfermedad.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Lesotho/2011
Unos funcionarios se reúnen en la presentación a nivel nacional del conjunto para madres e hijos, un innovador programa en Lesotho que pretende acabar con la transmisión del VIH de padres a hijos en el país antes de 2015.

Junto con otras 100 mujeres embarazadas, y encabezadas por una banda de música de la policía, Maseephephe caminó tres kilómetros para asistir en Botha Bothe el pasado enero a la ceremonia de presentación del conjunto para la madre y el bebé.

En este mismo distrito los trabajadores empezaron a preparar en 2008 los conjuntos con los medicamentos antirretrovirales que las futuras madres necesitarían en el periodo desde la primera visita prenatal hasta el momento de un parto libre de enfermedades. El innovador conjunto contiene los medicamentos necesarios para la madre y el bebé durante 14 semanas del embarazo y las seis semanas posteriores al parto. Al cabo de las seis semanas, la madre regresa a la clínica para reponer medicamentos y someter a su bebé a una prueva del VIH mediante un test de diagnóstico para lactantes.

El Ministro de Salud y Bienestar Social de Lesotho, Dr. Mphu Ramatlapeng, el jefe para asuntos relacionados con el VIH y SIDA de UNICEF, Jimmy Kolker, la OMS, la Fundación Pediátrica del SIDA Elizabeth Glazer, la Iniciativa internacional Baylor para el SIDA, el Instituto Pediátrico del SIDA y el programa Mothers2Mothers asistieron a la presentación, junto con los jefes de misiones diplomáticas y ONG colaboradoras.

“El objetivo del gobierno de Lesotho es garantizar que todos los niños y las niñas del país nazcan sin el VIH. Lesotho se compromete a eliminar la transmisión del VIH de madre a hijo antes de 2015”, dijo el Dr. Ramatlapeng, añadiendo que su ministerio tiene como finalidad lograr que el paquete Madre-Bebé esté disponible en todos los centros de salud del país antes de fin de año.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Lesotho/2011
El jefe para asuntos relacionados con el VIH/SIDA de UNICEF, Jimmy Kolker, y Maseephephe Phakoa celebran la presentación del conjunto para madres e hijos en Lesotho, un innovador programa que pretende acabar con la transmisión del SIDA de madre a hijo antes de 2015.

El objetivo principal de UNICEF

A partir de ahora se entregará este conjunto de medicamentos a las mujeres embarazadas que acudan a las clínicas de atención prenatal con el fin de proteger la salud de la madre y del niño. Esta medida incluye a las mujeres embarazadas que dan positivo en la prueba del VIH de su primera visita prenatal, a las mujeres embarazadas que ya siguen un tratamiento antirretroviral y a las embarazadas que registran un resultado negativo en la prueba del VIH y que están recibiendo comprimidos vitamínicos.

“El objetivo de UNICEF es eliminar la transmisión del VIH de madre a niño y garantizar que todos las niñas y los niños nazcan sin VIH”, dijo el señor Kolker.

El programa ha cambiado totalmente la vida de Maseephephe y de su familia, felices ante la perspectiva de tener un bebé sano.

“Esperamos ansiosos el nacimiento de Onakabile”, dice con entusiasmo.

Emily Meehan colaboró con esta historia desde Nueva York.


 

 

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda