Panorama: Líbano

La historia de Abdel-Hamid: La vida en un asentamiento no oficial en el Líbano

Imagen del UNICEF
© UNICEF Lebanon/2014/Noorani
Abdel-Hamid en la casa de su familia –una precaria tienda de campaña en el asentamiento no oficial de Tal Al Abiad, en Baalbek. La falta de agua y saneamiento es un problema importante, lo mismo que ocurre en muchos asentamientos no oficiales.

Por Lynn Hamasni y Salam Abdulmunem

Abdel-Hamid, de 7 años, está refugiado con su familia en un asentamiento no oficial de tiendas de campaña en el Líbano. Abdel -Hamid era demasiado pequeño para matricularse en la escuela cuando su familia huyó hace dos años de la República Árabe Siria. Ahora ya tiene la edad para ir a la escuela, pero se encuentra entre los cientos de miles de niños a quienes el sistema de escuelas públicas del Líbano no puede acoger por falta de medios.

BAALBEK, Líbano, 24 de enero 2014 – Abdel-Hamid tiene 7 años. Llegó al Líbano con su familia hace casi dos años.

“No recuerdo nada sobre Siria”, dice. “Yo era demasiado pequeño. Sólo recuerdo que viajamos en un coche sin equipaje”.

Huida desde Homs

La familia de ocho miembros de Abdel-Hamid huyó de Homs en coche, con nada más que la ropa que llevaban puesta.

La familia llegó hasta el asentamiento de tiendas de campaña no oficial de Tal Al Abiad, en Baalbek. Ahora forma parte de las más de 184.000 familias –más de 858.000 personas– que han llegado al Líbano en busca de refugio contra la violencia en su país.

“Nos quedamos en la tienda de mi tío durante dos semanas”, dice Abdel-Hamid. “Su familia también es grande y vive en una tienda de campaña de una sola habitación.

“Éramos ocho, así que la tienda estaba llena de gente. Por eso empezamos a levantar nuestra propia tienda de campaña”.

Tal Al Abiad

El pueblo y el gobierno libaneses han abierto su país a cientos de miles de refugiados sirios. Pero las familias que llegan aquí se enfrentan a un reto importante: la falta de campamentos de refugiados oficiales. Los asentamientos no oficiales de tiendas de campaña como el de Abdel-Hamid se encuentran dispersos en más de 400 localidades, muchas de ellas tierras agrícolas con poco o ningún acceso a los servicios más básicos, como el agua y el saneamiento.

Para Abdel-Hamid, no es sólo la falta de agua y saneamiento lo que hace que vivir en Tal Al Abiad resulte difícil. La familia dice que la precaria tienda de campaña no les protege de los roedores en el campo. “Odio las ratas”, dice. “Hay un montón aquí, de las grandes. Se comen nuestra comida, y también muerden. Tengo mucho miedo de las ratas, sobre todo cuando duermo. A veces tengo pesadillas. Son venenosas. Una vez, una rata mordió a mi primo. Se le hinchó la cara y tuvo que ir a la clínica”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Lebanon/2014/Noorani
(Izquierda) Abdel-Hamid practica árabe con un amigo. Había comenzado a asistir a actividades de educación no oficial –la primera vez que asistía a la escuela– pero las sesiones se interrumpieron a las dos semanas. “Fue muy agradable ir a la escuela”, dice.

Escuelas

En el Líbano, el acceso a la escuela es un gran obstáculo para Abdel-Hamid y para cientos de miles de otros niños sirios en edad escolar. Muchas escuelas públicas libanesas han superado el límite de su capacidad.

Sobre la base de las proyecciones actuales, unos 693.000 niños –incluyendo niños sirios, libaneses que regresan y los niños palestinos de la República Árabe Siria– no van a la escuela en el Líbano y necesitarán estar escolarizados para finales de 2014.

El Ministerio de Educación y Enseñanza Superior del Líbano ha indicado que el sistema de escuelas públicas puede acomodar este año académico a 85.000 niños refugiados, lo que deja a cientos de miles de niños fuera del sistema educativo oficial, limitando sus perspectivas de futuro y agravando sus riesgos en materia de protección.

UNICEF y sus aliados en el Líbano ayudan al mayor número posible de niños a matricularse en la escuela pública. Hasta la fecha, casi 65.500 niños han recibido uniformes, materiales, mochilas y el pago de las tasas municipales.
 
 
Aprender a escribir

A los niños como Abdel-Hamid, que viven en asentamientos no oficiales de tiendas de campaña sin la oportunidad de ir a la escuela pública, UNICEF les está proporcionando medios alternativos de educación.

En Tal Al Abiad, SAWA, un aliado de UNICEF en la ejecución de programas, estableció una tienda de campaña para llevar a cabo actividades de educación no oficial frente al lugar donde vive Abdel-Hamid. Allí, Abdel-Hamid asistió a clase por primera vez, ya que cuando vivía en Homs era demasiado pequeño para ir a la escuela.

“Fue muy agradable ir a la escuela”, dice. “Yo no sabía nada, pero aprendí a escribir en los alfabetos inglés y árabe”.

Pero el invierno trajo una nueva serie de problemas. La tienda de la educación en Tal Al Abiad no estaba fabricada a prueba del invierno, y con las primeras lluvias tuvo que ser desmantelada.

Este invierno, UNICEF ha distribuido tiendas de campaña acondicionadas al invierno para las actividades de educación no oficial en los asentamientos no oficiales de tiendas de campaña, y calefacción para las aulas de 355 escuelas. Además, su objetivo es ayudar a 3.000 niños refugiados sirios a acceder a la educación oficial mediante el apoyo a las tarifas correspondientes a los segundos turnos en 12 escuelas. Y, con los aliados locales, UNICEF continúa proporcionando acceso a la educación no oficial para decenas de miles de niños en todo el Líbano.

_________________________________________________

En el marco de la campaña “Que no se pierda una generación”, UNICEF y sus asociados están impulsando el esfuerzo global coordinado que se necesita para proteger el futuro de niños sirios como Abdel-Hamid. Estos agentes internacionales se han unido para ampliar el acceso al aprendizaje y el apoyo psicosocial, fortalecer la cohesión social y la consolidación de la paz, y restaurar la esperanza en el futuro.

Mediante la asistencia para protegerlos contra la violencia, el abuso y la explotación; mediante la educación para fomentar su mente y aumentar su resiliencia; y mediante el apoyo para curar sus heridas ocultas, los #ChildrenofSyria podrán construir un futuro mejor para sí mismos, sus familias y sus sociedades.

Más información sobre los #ChildrenofSyria

Sea un campeón de los #ChildrenofSyria

Lea Education Interrupted: Global action to rescue the schooling of a generation [PDF]


 

 

Fotografía UNICEF: Crisis siria

Búsqueda