Panorama: Lao, República Democrática Popular

La protección de la niñez ante la amenaza de la munición sin estallar

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Con la ayuda de un programa de enseñanza que tiene como protagonista principal a un "grillo mágico", UNICEF y varios aliados locales enseñan a los niños y niñas acerca de los peligros de la munición sin estallar.

Por Steve Nettleton

PAKSONG, Lao, 2 de febrero de 2006 – Sanchon y Andy aún no se han recuperado completamente de los efectos de la explosión de una bomba bajo sus pies. Los niños estaban cuidando el ganado de la familia cuando Sanchon levantó un objeto redondo que encontró en el suelo.

El niño pensó que se trataba de una pelota. Su hermana, Andy, sabía que se trataba de algo muy distinto. "Ella me dijo que era una bomba. Yo la solté y, al caer, estalló", cuenta Sanchon. Ambos resultaron lesionados por la explosión y los dos tienen aún esquirlas incrustadas en el cuerpo.

Sanchon y Andy forman parte del creciente número de niños y niñas víctimas del terrible legado de la guerra en Lao: las minas terrestres, las bombas y otros artefactos explosivos conocidos en su conjunto como "munición sin estallar”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Un trabajador especializado en la remoción de minas terrestres busca artefactos explosivos en el terreno con un detector de metales. Extensas regiones del territorio de Lao ocultan millones de minas terrestres sin estallar colocadas en guerras pasadas.

La remoción de los artefactos es un proceso lento

En el Plan de trabajo de 2003 sobre la munición sin estallar de la organización Landmine Action,  del Reino Unido, se afirma que Lao es el país que ha recibido el mayor número de bombas per cápita en la historia. Los bombardeos y los combates terrestres ocurridos en los decenios de 1960 y 1970 dejaron como secuela grandes cantidades de munición sin estallar en 16 de las 18 provincias que componen el país.

En Lao se producen anualmente más de 200 accidentes que involucran munición sin estallar, de los cuales casi la mitad son protagonizados por niños o niñas. Los colores llamativos y las formas originales de algunos artefactos explosivos sin estallar, como las minas "mariposa" y las bombas de racimo, pueden despertar en los niños una intensa pero fatal curiosidad. Cuando un niño manipula un artefacto explosivo sin estallar, o juega con el mismo, puede desatar una explosión mortífera.

Aunque algunos niños sobreviven a tales explosiones, generalmente sufren lesiones físicas, así como traumas emocionales, que pueden afectarles durante muchos años.

Los equipos de desminado que operan en Lao remueven y hacen estallar los artefactos de ese tipo que localizan. Pero se trata de un proceso lento que podría demorar varias décadas.

A pesar de que la República Democrática Popular Lao todavía no es signataria del Tratado de prohibición de las minas terrestres, existen indicaciones de que crece el interés por que el país adhiera a esa convención internacional.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Sanchon y su hermana Andy resultaron gravemente lesionados por el estallido de una bomba enterrada.

La ayuda de un "grillo mágico"

En la región meridional de Lao, los grillos tienen un atractivo especial para los niños y niñas. Por ejemplo, los grillos son un alimento de fácil obtención, y los niños suelen buscarlos en terrenos donde también pueden tropezarse con munición sin estallar.

Con la ayuda de un "grillo mágico", UNICEF y sus aliados locales informan a los niños sobre los peligros de los explosivos, y logran así reducir el número de accidentes. Los educadores se disfrazan de grillos y mediante un programa de juegos instructivos enseñan a los niños y niñas a distinguir las minas terrestres y las bombas, así como qué deben hacer en caso de que encuentren un artefacto explosivo.

Khanphachanh, de 11 años de edad, ha aprendido acerca de la munición sin estallar con la ayuda de un "grillo mágico". Dice la niña: "Me divertí mucho y me siento más segura porque ahora sé cómo evitar las bombas sin estallar".

Aunque la munición sin estallar continúa siendo un grave problema en Lao, los programas de este tipo ayudan a garantizar que los niños de todo el país puedan disfrutar de un futuro más seguro.


 

 

Vídeo (en inglés)

1 de febrero de 2006:
Steve Nettleton, corresponsal de UNICEF, informa sobre las labores de protección de la niñez lao ante la amenaza de las minas terrestres y las bombas sin estallar.

Anchura de banda
baja | alta
(Real player)

Periodistas:
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda