Panorama: Libia

Las comunidades se unen para reabrir las escuelas dañadas en el conflicto libio

Por Guy Hubbard

AJDABIYA, Libia, 17 de octubre de 2011. La carretera entre Bengasi y Ajdabiya está llena de tanques y vehículos blindados quemados, así como de restos de municiones, un paisaje apocalíptico dejado por las batallas que tuvieron lugar aquí hace sólo unas semanas. Después de que los habitantes de Ajdabiya huyeran del conflicto, los militares ocuparon la escuela abandonada de la ciudad, convirtiéndola en uno de los principales objetivos de los ataques.

VÍDEO (en inglés): Guy Hubbard, corresponsal de UNICEF, informa sobre los esfuerzos realizados para reabrir las escuelas y hacer de la educación una prioridad en Libia.  Véalo en RealPlayer

 

Nouran Mohammed (14 años) camina cuidadosamente a través de las ruinas de su aula, uno de tantas destruidas en los combates. “Cuando comenzó la guerra, uno de los misiles cayó aquí y atravesó la pared”, dijo.

Todos unidos

En un intento para que los niños puedan volver –con seguridad– a su aula, profesores, estudiantes y miembros de la comunidad de Ajdabiya se unieron para despejar los escombros y a finales de septiembre las clases ya se habían reanudado.

“Las personas están tan interesadas en que los niños vuelvan a la escuela que, en algunas zonas, la comunidad que vivía en torno a las escuelas se hizo cargo de su limpieza”, dijo la Sra. Wafa Bugaighis, del Consejo de Educación de Benghazi.

Yunis Agniwai Saleh, director de la escuela Alkadicia de Ajdabiya, describe uno de estos esfuerzos de la comunidad.

Imagen del UNICEF
© UNICEF VIDEO
Con el apoyo de la ONG internacional ACTED y otros aliados, UNICEF brinda apoyo para la reparación de 30 escuelas dañadas en Libia.

“Por supuesto que nuestra escuela sufrió daños como consecuencia de los cohetes lanzados contra ella”, dijo. “Pero gracias a la persistencia de las personas que estaban trabajando en la escuela –ya sea los administradores o la comunidad– y a la recaudación de donaciones, hemos sido capaces de superar todos los obstáculos y volver a abrir la escuela en septiembre”.

Feliz de estar de vuelta

Con el apoyo de la ONG internacional ACTED y de otros aliados, UNICEF brinda apoyo para la reparación de 12 escuelas dañadas en Ajdabiya y 18 en Misrata, incluida el aula de Nouran y la escuela de  Saleh

Pese a que las paredes de la escuela de Nouran siguen con desperfectos, ella y sus compañeros ya cantan el nuevo himno nacional del país. “Estoy tan feliz de estar de vuelta en la escuela, ver a mis amigos y trabajar en el futuro de la nueva Libia”, dijo sonriendo.

En medio de la euforia que se ha extendido por muchas partes de la nación, Nouran y sus compañeros hablan de libertad, de sus derechos y del futuro que tienen por delante. Para desarrollar todo su potencial, sin embargo, necesitan una educación adecuada y un entorno seguro donde aprender. La comunidad trabaja unida para que esto suceda.

“Todo el mundo quiere formar parte del futuro de Libia”, dijo Bugaighis. “Y todos se dan cuenta de que esto será a través de la educación”.


 

 

Búsqueda