Panorama: Libia

UNICEF actúa para evitar la crisis potencial de agua causada por la escasez de combustible en Libia

Imagen del UNICEF
© UNICEF Libya/2011/Adjolohoun
Unos camiones llevan uno de los primeros cargamentos de agua embotellada a las familias y los niños en Libia, que se enfrentan a una escasez potencial debido a las interrupciones del sistema de abastecimiento de agua durante el conflicto.

Por Roshan Khadivi

BENGASI, Libia, 29 de agosto de 2011. A medida que continúan los combates esporádicos a través de Libia, el país se enfrenta a una escasez de agua que podría ser desastrosa. La crisis se debe principalmente a las interrupciones de la red de tuberías que sirve a las zonas desérticas que carecen de fuentes de agua locales.

Conocido como el Gran Río Artificial, la red transporta agua de más de 1.300 pozos profundos del sistema acuífero de arenisca de Nubia, en el sur. Normalmente, las tuberías proporcionan 6,5 metros cúbicos de agua potable por día a Trípoli, Bengasi, Sirt y otras zonas.

Debido a la crisis en la capital, Trípoli, UNICEF ha adquirido un total de alrededor de 5 millones de litros de agua de los países vecinos para transportarlos en camiones y enviarlos a la capital.

“UNICEF está respondiendo a las necesidades inmediatas”, dijo Christian Balslev-Olesen, Jefe de la Oficina de UNICEF en Libia. “Pero seguimos muy preocupados por la situación en caso de que el flujo de agua a Trípoli se interrumpa en los próximos días. Esto podría generar una epidemia de salud sin precedentes”.

Llegan los primeros envíos

Imagen del UNICEF
© UNICEF Libya/2011/Mills
Un vehículo de UNICEF y trabajadores humanitarios en una planta de tratamiento de agua en Derna (Libia). UNICEF ha adquirido recientemente productos químicos para el tratamiento de cinco plantas en el este de Libia.

El primer envío de agua destinado a Trípoli –un total de 23.000 botellas para uso de emergencia– llegó el 27 de agosto. La entrega implicó una estrecha coordinación con el Programa Mundial de Alimentos, ya que fue preciso localizar un buque y garantizar el socorro inmediato para la población más afectada.

Otros 90.000 litros de agua embotellada llegaron ayer en un buque del Comité Internacional de la Cruz Roja, así como 100.000 litros transportados en camiones desde Túnez.

Un equipo de emergencia de UNICEF se encuentra en Trípoli para examinar las opciones en colaboración con las autoridades locales, e identificar fuentes alternativas de agua. Como organismo principal encargado del agua, el saneamiento y la higiene en la respuesta a la crisis de Libia, UNICEF está coordinando las operaciones con otros organismos de las Naciones Unidas y sus aliados.

La escasez de combustible afecta el abastecimiento de agua

Imagen del UNICEF
© Benghazi Water Authority
Vista de una planta de desalinización de agua en el este de Libia. La escasez de combustible amenaza la continuidad del funcionamiento de las plantas de desalinización y tratamiento.

Desde el comienzo del conflicto en Libia, los cortes de energía y la escasez de combustible han puesto en peligro que la Autoridad de la red, la principal distribuidora de agua potable, pueda cumplir con las necesidades del país, de casi 6 millones de personas.

Las bombas de agua de los embalses y las plantas de desalinización requieren fuentes confiables de energía eléctrica para garantizar el suministro continuo de agua. Sin embargo, debido a la escasez de combustible, el sistema funciona muy por debajo de su capacidad total.

Durante todo el conflicto, UNICEF ha suministrado productos químicos para brindar apoyo a la operación de los sistemas de desalinización a corto plazo. Sin embargo, se necesita con urgencia una solución a largo plazo para asegurar la disponibilidad de combustible con el fin de mantener el suministro de agua y evitar una crisis humanitaria aún mayor.


 

 

Búsqueda