Panorama: Libia

UNICEF y sus aliados aceleran la respuesta humanitaria a la crisis en Libia

NUEVA YORK, EE. UU., 3 de marzo de 2011. Cuando decenas de miles de personas escapan hacia Egipto y Túnez para evitar el conflicto que se intensifica en Libia, UNICEF envía ayuda humanitaria para contribuir a satisfacer las necesidades más inmediatas de mujeres y niños en peligro. En apoyo a las labores de emergencia, la organización solicita 7,2 millones de dólares estadounidenses de financiación adicional.
© REUTERS/Bensemra
VÍDEO: 3 de marzo de 2011. El corresponsal de UNICEF, Pedro Bujalance, informa acerca de la crisis en la frontera entre Túnez y Libia pues decenas de miles de personas huyen del conflicto imperante en Libia.  Véalo en RealPlayer

 

UNICEF emitió su llamamiento a los donantes hoy, mediante un documento de necesidades inmediatas, respuesta a la violencia dentro de Libia y la amenaza de una crisis humanitaria más grande.

Se espera que vuelos charter alcancen Egipto y Túnez esta semana con más de 160 toneladas métricas de suministros de UNICEF, incluidos equipos de higiene, alimentos y material recreativo para los niños afectados. El Director de Programas de Emergencia de UNICEF, Louis-Georges Arsenault, llega hoy a Túnez para ayudar a coordinar los esfuerzos con otros organismos de ayuda y conseguir un mejor panorama de la situación sobre el terreno.

Los efectos de la violencia

El personal de UNICEF de ambos países vecinos se ha desplegado ya en las zonas fronterizas con el fin de evaluar las necesidades de los refugiados libios y proveerlos de la ayuda, mediante colaboración con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Organización Internacional para las Migraciones, y las sociedades de la Media Luna Roja egipcias y tunecinas.

Imagen del UNICEF
© REUTERS/Salem
Una madre sentada en una autobús de un campo de refugiados próximo Ras Jdir, el cruce fronterizo entre Libia y Túnez, tras huir de los disturbios en Libia.

Mientras tanto, un equipo de respuesta inmediata compuesto por 14 miembros se ha reunido y está preparado para el despliegue en Libia tan pronto como la situación de seguridad lo permita. En la preparación para futuros esfuerzos humanitarios, UNICEF también se pone en contacto con aliados dentro de Libia, incluida la la Media Luna Roja Nacional de Libia.

Las labores humanitarias se producen en medio de una preocupación profunda sobre las denuncias de que niños y adolescentes han resultado muertos o heridos en actos de violencia que afectan a países en Oriente Medio y África del Norte. UNICEF ha dado la señal de alarma particularmente en torno a la seguridad de mujeres y niños en Libia.

“Ningún niño debería verse expuesto a cualquier forma de peligro, pues esto podría tener un efecto duradero en su supervivencia o bienestar psicológico”, dijo Anthony Lake, Director de Ejecutivo de UNICEF.

Proteger a los niños vulnerables

Imagen del UNICEF
© REUTERS/Behrakis
Un padre carga con su hijo momentos después de cruzar hacia Túnez a través del punto fronterizo de Ras Jdir y huyendo de los disturbios en Libia.

La primera oleada procedente de Libia estaba compuesta mayoritariamente por hombres: principalmente ciudadanos egipcios y tunecinos que regresaban o trabajadores migrantes de terceros países. Sin embargo, mientras sigue el conflicto un número creciente de libios escapan del país con sus familias, lo que conduce a una proporción más alta de mujeres y niños vulnerables.

UNICEF ha impulsado a todos los partidos a que concedan la prioridad más alta a la protección de la infancia y garanticen que los niños y las familias refugiados tengan acceso a la ayuda de emergencia, la protección y el apoyo psicosocial.

Todavía no se han confirmado las necesidades humanitarias a gran escala dentro de Libia, pero al tiempo que se desarrolla el conflicto, existe una preocupación creciente por la disponibilidad de asistencia médica para los heridos, así como el acceso de los ciudadanos libios a los servicios y productos básicos. Mientras los detalles de la situación en el país siguen siendo incompletos, las indicaciones hasta ahora son profundamente inquietantes para UNICEF y otros defensores de derechos de niños.


 

 

Búsqueda