Kirguistán

Llamamientos de financiamiento y actividades humanitarias

UNICEF solicita 5,2 millones de dólares estadounidenses para seguir satisfaciendo las neceisdades humanitarias y de recuperación de la infancia y las comunidades afectadas por la crisis reciente, así como para garantizar la sostenibilidad de su respuesta durante el frío invierno.

En junio de 2010, una oleada de violencia mortal se desató en las ciudades multiétnicas de Osh y Djala-Abad en Kirguizstán del sur. El conflicto tuvo consecuencias humanitarias agudas y apremiantes para no menos de 1,1 millones de personas, de las cuales 400.000 se estima que son niños. Con los edificios destruidos, muchas familias todavía viven con familias de acogida o parientes en condiciones difíciles de hacinamiento o en tiendas de campaña en los alrededores de sus casas destruidas. La crisis exacerbó más las carencias crónicas en la asistencia médica y la disponibilidad de equipo esencial y suministros médicos. Con el invierno que ya se acerca, la ausencia de sistemas de calefacción apropiados en las escuelas y domicilios contribuirá al aumento de las infecciones respiratorias agudas y la pulmonía entre los niños. Debido a los actos de violencia, la necesidad de apoyo psicosocial entre mujeres y niños es todavía apremiante. El mejoramiento de la nutrición de lactantes y niños de corta edad y la resolución de carencias de micronutrientes es otra prioridad.


UNICEF en alianza con el Gobierno kirguiso, así como otros aliados locales e internacionales, sigue respondiendo a las necesidades humanitarias en las esferas de nutrición; salud; agua, saneamiento e higiene; educación y protección infantil. Debido a los factores de riesgo identificados en el deterioro del estado alimenticio de la población vulnerable, así como a los puntos débiles en el funcionamiento de los servicios rutinarios de salud, es importante seguir reforzando la capacidad del personal médico y la precolocación de medicinas y equipo imprescindibles para la vida. Asimismo, se suministrarán micronutrientes en polvo para el enriquecimiento en los domicilios, destinado a impedir la deficiencia micronutritiva de entre 81.000 niños con edades comprendidas entre 6 y 24 meses de las zonas afectadas. UNICEF construye o rehabilita letrinas en 64 escuelas, beneficiando en total a 50.000 alumnos. UNICEF también ha comenzado la construcción de 300 letrinas domésticas. Esto sólo cubre sin embargo el 16% de las casas dañadas. Entre otras intervenciones relacionadas con la protección infantil, UNICEF ha establecido 45 espacios acogedores para la infancia y proporciona así apoyo psicosocial integral a más de 6.000 mujeres y niños de las comunidades afectadas, para facilitar su vuelta a la normalidad. UNICEF junto con el Ministerio de Educación y Ciencia de Kirguistán desarrolló la iniciativa "Bienvenidos a la escuela", con el fin de asegurar la reanudación de la educación para los niños en las zonas afectadas, así como promover un comportamiento pacífico dentro y alrededor de las escuelas y los espacios de aprendizaje a escala nacional.

La necesidad prioritaria durante los próximos cinco meses asciende a 5,2 millones de dólares estadounidenses para seguir cubriendo las necesidades humanitarias y de recuperación de la infancia y la comunidad afectadas por la crisis reciente, así como para garantizar la sostenibilidad de su respuesta durante el frío invierno en materia de educación; protección infantil; agua, saneamiento e higiene; salud y nutrición.

UNICEF en Kirguizstán desea expresar la gratitud a todos los donantes que siguen proporcionando el apoyo constante que permite a UNICEF abordar a las cuestiones humanitarias de las mujeres y niños más vulnerables de Kirguistán.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

Búsqueda