República Popular Democrática de Corea

En la República Democrática Popular de Corea, los niños y las niñas regresan a la escuela mientras la comunidad se recupera de la explosión.

Imagen del UNICEF
© UNICEF DPRK/2004
Los estudiantes de primaria desplazados se encuentran ya de regreso a la escuela en un total de 14 aulas de dos escuelas secundarias de Ryongchon, que no fueron afectadas por la explosión del tren.

Los niños de una escuela primaria destruida en la explosión de un tren que se produjo en Ryongchon, República Democrática Popular de Corea, han podido regresar de nuevo a sus clases en una escuela secundaria cercana, según la Representante del UNICEF en el país, Pierrette Vu Thi.

Más de 160 personas, entre ellas 76 niños y niñas, murieron en la explosión causada por un tren que chocó contra una línea de electricidad, y 1.300 resultaron heridos, de los cuales 370 tuvieron que ser hospitalizados. La escuela primaria de tres pisos, que había cerrado para el almuerzo del mediodía, sufrió graves daños debido a la explosión, pero la mayoría de los 1.000 alumnos y sus maestros habían abandonado el edificio.

El UNICEF distribuyó asistencia médica de emergencia después de la explosión y ahora ha suministrado a los niños y las niñas libros para su regreso a la escuela. El UNICEF ha distribuido también leche terapéutica para los alumnos de un jardín de infancia local.

Imagen del UNICEF
© UNICEF DPRK/2004
Dos niñas frente a las ruinas de su escuela primaria, destruida por la explosión 10 minutos después de que terminaran las clases para almorzar.

“Poco a poco regresa la normalidad. Muchas familias han sido reubicadas con familiares, se ha comenzado a distribuir alimentos, así como suministros básicos. Así que poco a poco la gente comienza a recuperarse”, dijo Vu Thi.

Después regresar de la escena de la explosión, Vu Thi dijo que el UNICEF está planificando las necesidades a largo plazo de la comunidad local. “Por supuesto, a mediano y largo plazo tenemos que pensar en restablecer los servicios y también en la reconstrucción de la infraestructura, lo que incluye no solamente la escuela primaria, sino también la guardería, el jardín de infancia y probablemente el hospital de la ciudad, que también ha sufrido desperfectos”.

La agencia de noticias estatal ha calculado que los daños se elevan a 350 millones de dólares y dijo que 30 edificios públicos y los hogares de 8.000 familias quedaron destruidos por la explosión.


 

 

Audio (en inglés)

30 de abril de 2004: La Representante del UNICEF Pierrette Vu Thi describe las actividades de recuperación al corresponsal del UNICEF Francis Mead.

Audio clip ([mp3]; right click to download)

Búsqueda