Kenya

En Kenya, protección contra un asesino silencioso

El tétanos maternal y neonatal es una enfermedad de los pobres; la mayoría de los casos se producen en las comunidades con un acceso limitado a la inmunización y a la atención de la salud de calidad antes, durante y después del nacimiento.

 

Por Pieter Desloovere

Las muertes de recién nacidos abarcan nada menos que el 44% del total de la mortalidad entre los niños menores de 5 años y representan una mayor proporción de las defunciones de menores de 5 años ahora que en 1990. Esas muertes suelen producirse entre los sectores más pobres y desfavorecidos de la población. De conformidad con una nueva serie de documentos publicados por The Lancet, la mayoría de los niños que mueren antes de cumplir un mes, casi 3 millones cada año, podrían salvarse mediante una mejor atención médica en el momento del nacimiento.

Hoy, Aliaphonse irá a recibir su “chanjo”, la vacunación contra el tétanos que la protegerá a ella, y a los bebés que pudiera tener, contra una enfermedad asesina que es posible evitar.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Video
Un barco transporta pasajeros a través del lago Baringo hasta el centro de salud donde reciben inyecciones contra el tétanos.

NAIROBI, KNAIROBI, Kenya, 2 de junio de 2014 – Aliaphonse Arite está un poco nerviosa. La niña de 15 años está a punto de ser vacunada contra el tétanos por primera vez.

Aliaphonse recibirá la inyección en su escuela, el centro de enseñanza primaria Katuit del condado de Baringo, Kenya.

“Mi profesor me habló del tétanos”, dice. “Es muy importante recibir la vacuna”.

Una inyección para salvar vidas

El tétanos materno y neonatal es una grave enfermedad con una alta tasa de mortalidad entre los recién nacidos.

El tétanos maternal y neonatal es una enfermedad de los pobres; la mayoría de los casos se producen en las comunidades con un acceso limitado a la inmunización y a la atención de la salud de calidad antes, durante y después del nacimiento.

Al tétanos se le considera un “asesino silencioso”. Muchos recién nacidos y madres afectados por la enfermedad mueren en el hogar sin haber visitado a ningún proveedor de la salud. A menudo, ni el nacimiento ni la muerte se registran.

La vacunación y la atención de la salud de calidad antes, durante y después del nacimiento son algunas de las soluciones simples y eficaces que contribuyen a garantizar que las mujeres y sus bebés no mueran a causa de enfermedades que se pueden evitar, como el tétanos. El tétanos materno y neonatal se puede evitar si las mujeres se vacunan contra la enfermedad. De hecho, cuando se vacuna a las madres contra el tétanos, la inmunidad se trasmite a sus bebés durante el embarazo.  

Imagen del UNICEF
© UNICEF Video
Una niña recibe una vacuna contra el tétanos en el centro de salud de la isla de Kokwa.

Campaña en Kenya

Aliaphonse recibió su vacuna como parte de una reciente campaña para proteger a las mujeres y los bebés de Kenya contra el tétanos. Un total de 60 subcondados con una alta situación de riesgo participaron en la campaña, que llevó las inyecciones que salvan vidas a las mujeres en edad de ser madres y a sus bebés aún no nacidos.

El condado de Baringo, donde Aliaphonse nació, se considera como uno de los condados con un alto riesgo. El objetivo en ese condado era llegar a 130.000 niñas y mujeres.

El director interino de salud del Condado de Baringo, el Dr. Charles Kurgat, menciona las distintas formas en que es posible controlar la enfermedad, y por tanto la importancia que tiene la vacunación. “Se puede contraer a partir de cortes en la piel, de heridas abiertas, del uso de materiales sin esterilizar, especialmente cuando se separa el cordón [umbilical] durante el parto”, dice. “También se puede transmitir desde la madre al niño durante el parto”.

Éxitos a través de la escuela

Contar con la participación de la escuela, como ocurre con la escuela primaria Katuit donde estudia Aliaphonse, es fundamental para tener éxito en la campaña, a fin de asegurar que todas las niñas de las comunidades con escasos servicios reciban la vacuna.

Por medio de las escuelas, dice Ann Talam, una de las maestras de la escuela primaria Katuit que ha estado pidiendo a las niñas que se vacunen, la campaña llega no solamente a los alumnos de la escuela, sino también a sus hermanas, que tal vez no asisten a la escuela.

“Les aconsejo que no se descuiden, sino que se aseguren de recibir su ‘chanjo’ [vacuna]”, dice la Sra. Talam.

Y una vez que ha recibido su chanjo, tanto Aliaphonse como los bebés que pueda tener algún día estarán protegidos contra este asesino silencioso.

Explore UNICEF Kenya en Facebook
Siga UNICEF Kenya en Twitter
Más información sobre la manera en que UNICEF y sus aliados están eliminando el tétanos maternal y neonatal

 


 

 

Fotografía UNICEF: La prevención del tétanos

Búsqueda