Kenya

Una campaña de inmunización protege a los niños vulnerables en la región fronteriza de Kenya y Somalia

Por Melissa Corkum

LIBOI, Kenya, 29 de julio de 2011. A primera vista, no parece haber razones para que Liboi, un polvoriento pueblo de Kenya en la zona fronteriza con Somalia, sea motivo de esperanzas para nadie. Sin embargo, si se mira más atentamente se descubre que en Liboi trabajan equipos de vacunación en los que participan trabajadores de la salud comunitarios y los ancianos de la comunidad, que están haciendo todos los esfuerzos posibles por salvar las vidas de los niños menores de cinco años mediante una campaña de vacunación.

VÍDEO (en inglés): 28 de julio de 2011. Vea el informe de UNICEF sobre una campaña de inmunización de niños y niñas menores de cinco años realizada en Liboi, un pueblo fronterizo de Kenya por donde entran los refugiados somalíes que huyen del la sequía y el conflicto en su país.  Véalo en RealPlayer

 

Se trata de niños y niñas en situación de grave vulnerabilidad debido a que Liboi, al igual que otras comunidades cercanas a Dadaab, en la región nororiental de Kenya, sufren por partida triple las consecuencias de la sequía, el marcado aumento de los precios de los alimentos y el flujo de los refugiados provenientes de Somalia.

Las reses, las cabras y el ganado que solían abundar en Liboi han desaparecido debido a la sequía que afecta a toda la región del Cuerno de África. Los habitantes de la zona están decididos a proteger a sus hijos de enfermedades como el sarampión y la poliomielitis, que son potencialmente mortales y que se propagan rápidamente en las épocas de sequía.

La importancia de la inmunización

Imagen del UNICEF
© UNICEF Kenya/2011/Modola
Varias trabajadoras de la salud comunitarias inmunizan contra la poliomielitis y el sarampión y suministran suplementos de vitamina A y pastillas antiparasitarias a niños menores de cinco años como parte de una campaña sanitaria domiciliaria que se realiza en la localidad de Liboi, en la región nororiental de Kenya.

En el marco de su respuesta a la crisis en el Cuerno de África, UNICEF suministra las vitales vacunas destinadas a las comunidades afectadas por la sequía, como Liboi. La región tiene bajas tasas de cobertura de inmunización sistemática, de manera que las probabilidades de que ocurran brotes de enfermedades son elevadas.

Además, el nutrido flujo de refugiados provenientes de Somalia, donde la cobertura de inmunización también es baja, significa que los niños de esta región de Kenya corren peligro de contraer enfermedades potencialmente letales, especialmente el sarampión.

Gracias a las labores de movilización que realizan los ancianos de la comunidad, los padres y madres de Liboi llevan a sus hijos a los puestos donde los trabajadores de la salud realizan las labores de vacunación.

Hawa Abdulla, madre de 10 hijos, trajo al menor de tres años, Ayub , para que le vacunaran contra el sarampión y la poliomielitis y le dieran suplementos de vitamina A y pastillas contra los parásitos. La mujer conoce perfectamente la importancia de la inmunización, ya que dos de sus hijos han tenido sarampión.

“Para que nuestros hijos estén protegidos es necesario vacunarlos”, explica Abdulla, que teme que Ayub también se contagie alguna enfermedad grave, aunque tiene la esperanza de que la inmunización le garantice la supervivencia.

Casa por casa

Imagen del UNICEF
© UNICEF Kenya/2011/Modola
Un joven refugiado somalí se dirige a lomo de camello al campamento de refugiados de Dadaab. El niño y su familia cruzaron de Somalia a Kenya por el pueblo fronterizo de Liboi.

El coordinador de la campaña de vacunación en este distrito, Mohammed, no pierde las esperanzas. Ha sufrido en carne propia los efectos de la poliomielitis, está comprometido a garantizar la inmunización de todos los niños y niñas menores de cinco años, y acompaña al equipo de trabajadores de la salud comunitarios en sus rondas para asegurarse de que no quede ningún niño sin vacunar.

La tarea es ardua debido al polvo y al calor, y a que las viviendas están separadas por largas distancias que los vacunadores recorren a pie.

“Estoy comprometido con todas mis fuerzas y con todo mi corazón con este esfuerzo de garantizar que todos los niños de la región sean inmunizados”, comenta Mohammed. “Yo sé lo que significa para un niño tener poliomielitis, los desafíos que debe superar. Porque yo pasé por todo eso”.

Una crisis de supervivencia infantil

Imagen del UNICEF
© UNICEF Kenya/2011/Modola
En Liboi, un pueblo localizado en la región nororiental de Kenya, un niño recibe la vacuna oral contra la poliomielitis durante una campaña de inmunización de niños y niñas menores de cinco años.

Las actividades sanitarias que se llevan a cabo en Liboi forman parte de una campaña de vacunación integrada cuyo objetivo consiste en inmunizar a los 115.000 niños y niñas menores de cinco años en las comunidades anfitrionas de Dadaab y sus alrededores, una región nororiental de Kenya a la que ha llegado un gran número de refugiados somalíes. La campaña fue inaugurada esta semana por el Ministerio de Salud Pública y Saneamiento de Kenya, UNICEF y la Organización Mundial de la Salud.

La iniciativa de inmunización, a su vez, forma parte de un programa regional que tiene como meta vacunar a todos los niños de las zonas afectadas por la sequía contra las enfermedades potencialmente letales, especialmente cuando se trata de niños que sufren desnutrición.

Liboi y otras comunidades de la región se encuentran frente a una crisis de supervivencia infantil. En circunstancias como éstas, los niños no mueren por lo general debido a la falta de alimentos solamente, sino que, debilitados por la desnutrición, van perdiendo la capacidad de defenderse de las enfermedades. De manera que al desafío que presenta la desnutrición se le suma ese peligro aún más grave. La campaña de vacunación que se lleva a cabo en Liboi y el resto de esta región ofrece la oportunidad de inmunizarles y garantizar su supervivencia.


 

 

Búsqueda