Kenya

Presentan en Kenya conjunto para la madre y el bebé con el fin de prevenir el VIH

Por Michael Klaus

KISIMU, Kenya, 1 de noviembre de 2010 – Durante la mejor época de su matrimonio, Jacklin Akinyi Odongo le puso a su hija el nombre de “Amor”; sin embargo, lo que ella experimento después de confesarle a su marido que era portadora del VIH, no tuvo nada que ver con el amor. Golpeada y abandonada, Odongo se refugió en casa de unos amigos.

VÍDEO (en inglés): 29 de octubre de 2010 - Kun Li, de UNICEF, informa sobre la presentación del conjunto para la madre y el bebé como una iniciativa para reducir la transmisión del VIH de madres a hijos en Kenya.  Véalo en RealPlayer

 

No obstante, la historia de Odongo tiene un final feliz. La semana pasada recibió —junto a una verdadera multitud de madres y niños— una cálida acogida de parte de Anthony Lake, así como de representantes del gobierno de Kenya y otros aliados. Todos acudían al Hospital de Distrito en Kisumu, localizado en la provincia de Nyanza, a celebrar la presentación mundial del conjunto para la madre y el bebé, un enfoque innovador para prevenir la transmisión de este virus de madre a hijo.

Kenya introdujo el conjunto para la madre y el bebe el viernes como parte de su iniciativa “Maisha” con vistas a crear una zona libre de la transmisión del VIH entre madres e hijos (“Maisha” significa “vida” en lengua kiswahili). La iniciativa tiene por objeto eliminar, para el 2013, la transmisión de madre a hijo en las provincias de Nyanza y del Valle del Rift, donde viven aproximadamente la mitad de todos los niños kenianos con VIH, y en todo el país para el 2015.

Mejorar el acceso al tratamiento
El sencillo y no obstante revolucionario conjunto para la madre y el bebé podría tener repercusión en el aumento del número de bebés que nazcan libres del VIH. La primera visita antenatal de una mujer embarazada es una oportunidad vital para someterla a una prueba para detectar la presencia del VIH y prevenir la transmisión del virus a su bebé. El conjunto para la madre y el bebé consolida esta oportunidad al facilitar a las madres que comiencen el tratamiento para la prevención de la transmisión de madre a hijo desde la primera visita —y que lo prosigan a través del embarazo y después de éste.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-2287/Nesbitt
De izquierda a derecha: Francis Kimani, director del Ministerio de Servicios Médicos; el Dr. Aggrey Otieno Akula, superintendente del Hospital de Distrito de Kisumo Oriental, y la enfermera Carolyne Kemunto Gichana conversan en Kenya sobre el conjunto para la madre y el bebé con Anthony Lake, Director Ejecutivo de UNICEF.

El conjunto combina cuarenta medicamentos antirretrovirales de notable eficacia, así como antibióticos profilácticos para una mujer embarazada y su bebé recién nacido desde la decimocuarta semana de gestación hasta seis meses después del parto. Fomenta un mejor y más fácil almacenaje, distribución y control de los medicamentos para la prevención de la transmisión, al tiempo que reduce la posibilidad de escasez de productos farmacéuticos en las clínicas.

Los trabajadores de la salud de las clínicas antenatales distribuirán los conjuntos de tratamiento a mujeres embarazadas que sean portadoras del VIH, pero que aún no necesiten tratamiento con antirretrovirales para su propia salud. Esto ayudará a mejorar el acceso a la prevención de la transmisión, particularmente para las mujeres que vivan en zonas remotas, puesto que pueden administrarse los medicamentos en la casa.

Aplicación por fases
UNICEF creó el conjunto para la madre y el bebé en colaboración con la Organización Mundial de la Salud y con ayuda económica de UNITAID, el gobierno de los Estados Unidos y la Iniciativa Clinton de Acceso a la Salud, entre otras entidades. Los medicamentos del conjunto están financiados por los comités nacionales de UNICEF en el Japón, Alemania, los Países Bajos, Austria y los Estados Unidos. El costo de producción de un conjunto es de aproximadamente 70 dólares.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-2264/Nesbitt
La Dra. Catherine Kidiga explica el contenido y usos del conjunto para la madre y el bebé a unos trabajadores de la salud durante una presentación en el Hospital del Distrito de Kisumu Oriental en la provincia de Nyanza, en Kenya.

La puesta en marcha del conjunto para la madre y el bebé en Kenya marca el comienzo de una aplicación por fases en cuatro países africanos, en los que también se incluyen Camerún, Lesotho y Zambia.

En cada uno de los países, UNICEF supervisará y evaluará de cerca la aceptación del conjunto para la madre y el bebé de parte de estas mujeres y sus familias. Una vez que haya concluido la fase inicial, la distribución del conjunto se expandirá a otras zonas y a otros países.

 ‘Maisha’: un reto a enfrentar
Si bien la tasa de prevalencia del VIH entre los adultos de Kenya declina, unos 60 bebés siguen infectándose todos los días debido a la transmisión de madres a hijos. Entre tanto, y luego de un período de rápido progreso en proporcionarles servicios preventivos a las mujeres, el porcentaje de mujeres que realmente reciben el tratamiento para la prevención se ha estancado.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-2282/Nesbitt
En el Hospital de distrito de Kisumo Oriental, Anthony Lake, Director Ejecutivo de UNICEF, habla durante la presentación del conjunto para la madre y el bebé como parte de la iniciativa “Maisha” para prevenir la transmisión del VIH de madres a hijos.

Un incremento del tratamiento para la prevención a mayor escala se ha visto obstaculizado por la escasa utilización de los servicios de cuidado antenatal, ya que menos de la mitad de todas las mujeres embarazadas realizan cuatro visitas antenatales y más de la mitad dan a luz en sus casas.

La iniciativa “Maisha” aborda estos obstáculos mediante una combinación de intervenciones. Además de la distribución del conjunto para la madre y el bebé, la iniciativa se propone aumentar el número de partos asistidos por parteras cualificadas. Esto ha de llevarse a cabo a través de una atención de seguimiento intensiva de las embarazadas por parte de trabajadores de salud de la comunidad, y gracias a incentivos económicos para que las instalaciones sanitarias mejoren su desempeño.

La eficacia del tratamiento para la prevención debe ampliarse también, mediante el uso de tecnología de mensajería de texto o SMS, para aumentar el número de bebés que son evaluados después de nacer. Y las comunicaciones sobre los cambios de conducta inducirán a una mayor participación en las actividades del tratamiento para la prevención de parte de las parejas masculinas de las embarazadas.

 ‘Vigorosas iniciativas’
La iniciativa “Maisha” también incluye a las llamadas “Madres Mentoras”: mujeres portadoras del VIH/SIDA, que han participado en un programa para la prevención de la transmisión y ahora ayudan a otras mujeres a enfrentarse al estigma asociado con el VIH y al reto de asumir el tratamiento. Las Madres Mentoras instan a las embarazadas a traer a sus hijos pequeños a las instalaciones de salud para someterlos a la prueba del VIH.

Anthony Lake, el Director Ejecutivo de UNICEF, encomió al gobierno keniano por su compromiso de procurar todos estos medios de salvar vidas jóvenes.

“Estas vigorosas iniciativas que se basan en décadas de innovación, cooperación y alianzas dedicadas a la salud materna e infantil”, dijo él, “representan en su conjunto la próxima oleada de progreso en la larga lucha por una generación libre del VIH y del SIDA”.

 


 

 

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda