Kenya

El Director Ejecutivo Anthony Lake ayuda a poner en marcha la iniciativa de UNICEF del conjunto para la madre y el bebé en Kenya

La iniciativa “Zona Maisha” pretende eliminar la transmisión del VIH de madres a bebés

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-2261/Nesbitt
Una enfermera extrae una muestra de sangre de una mujer embarazada para realizarle la prueba del VIH en el consultorio prenatal del hospital del distrito este de Kisumu, situado en la provincia de Nyanza, Kenya.

NUEVA YORK, EEUU, 29 de octubre de 2010 – El Director Ejecutivo de UNICEF Anthony Lake llegó esta mañana a Kenya para ayudar a poner en marcha una nueva campaña junto con el gobierno de Kenya y sus colaboradores, concretamente con la iniciativa “Zona Maisha”, con el fin de crear en dos provincias una zona libre de transmisión del VIH de madre a hijo.

AUDIO: escuche

Maisha significa vida en kiswahili, y no se me ocurre palabra mejor para describir un programa con la posibilidad de salvar tantas vidas”, dijo Lake quien también tuvo palabras de elogio para el Gobierno de Kenya por su compromiso a la hora de ampliar y fortalecer la calidad de los servicios disponibles para las madres portadoras de VIH y para sus bebés.

“La iniciativa Maisha supone un importante paso hacia adelante para lograr nuestro común objetivo de eliminar casi en su totalidad la transmisión de madre a hijo en Kenya”, añadió Lake. Esta ambiciosa iniciativa se está poniendo en marcha en las provincias de Nyanza y del valle del Rift.

El acto de presentación incluyó algunas observaciones a cargo de los representantes del Gobierno de Kenya y del Plan de emergencia del Presidente de los Estados Unidos para paliar el SIDA, entre otros. Una de las ponentes locales fue Jacklin Akinyi Odongo, una madre soltera portadora del VIH que trabaja en el programa de apoyo entre las madres  Mothers2mothers en Kisumu.

Apoyo de las madres para las madres

Odongo recordaba que cuando descubrió que estaba embarazada y era portadora del VIH se fue a casa y se echó a llorar. Luego, cuando se lo dijo a su marido, éste la abandonó inmediatamente. Recurrió al consultorio de Kisumu en busca de ayuda y el personal del centro de salud le sugirió que se uniera a algún grupo de apoyo.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-2271/Nesbitt
Jacklin Akinyi Odongo, coordinadora de campo para el grupo de apoyo entre madres, ofrece orientación sobre el VIH en el hospital provincial General de Nyanza en la ciudad de Kisumu, capital de la provincia de Nyanza, Kenya.

“Conocí a madres que estaban embarazadas y a otras que ya habían tenido sus bebés”, explica Odongo. “Gracias a su apoyo me hice más fuerte… Me dije, si todas estas mujeres pueden vivir con el VIH, si todas, o la mayoría de ellas, tuvieron bebés que no son portadores de SIDA, ¿por qué no voy a poder yo?”.

La señora Odongo siguió rigurosamente las directrices para prevenir la transmisión de madre a hijo y se tomó con regularidad la medicación antirretroviral. Más adelante dio a luz una niña.

“El último análisis se lo hicieron el mes pasado, en septiembre, y el resultado es negativo para el VIH”, dice Odongo muy orgullosa en referencia a su hija.

Conjunto de UNICEF para la madre y el bebé

Hoy en día, en Kenya hay 1,4 millones de personas con VIH, incluidas miles de mujeres embarazadas. La tasa de transmisión de madres a bebés oscila entre el 10% y el 15%, lo que significa que cada año nacen 22.000 bebés con el VIH.

Aunque hay existencias de antibióticos y medicamentos necesarios para prevenir la transmisión de la madre al bebé, las mujeres que viven alejadas de los dispensarios todavía tienen dificultades para conseguirlos cuando los necesitan. Para hacer frente a este problema, la iniciativa Zona Maisha está distribuyendo los innovadores conjuntos de UNICEF para la madre y el bebé.

El conjunto incluye todos los medicamentos necesarios para proteger la salud de la madre y del bebé durante el embarazo, el parto y durante las seis semanas posteriores al alumbramiento. Puesto que es necesario tomar un fármaco específico en cada fase, los medicamentos están codificados por color para hacerlo más fácil. La colorida caja también incluye una bolsa de tela lisa, sin ningún tipo de letra que identifique su contenido para garantizar la discreción en aquellas mujeres que temen el estigma social asociado a veces con el VIH.

La orientación para las mujeres y sus familias

Por su parte, Odongo habla abiertamente sobre su estado. Al comunicarlo a las personas, confía en animar a los demás a hacer lo mismo y en ayudarles a reducir el sentimiento de vergüenza. Hoy, como coordinadora de campo del programa Mothers2mothers, asesora a las mujeres para que se hagan la prueba del VIH y revelen su situación a sus seres queridos.

Ahora que el conjunto para la madre y el bebé ha llegado a Kenya, se preparará a Odongo y otras madres asesoras como ella para que los distribuyan. Odongo mostrará a las mujeres embarazadas cómo usar el conjunto y aconsejará a las familias qué hacer para ofrecer a sus bebés una mayor oportunidad de nacer saludables y sin el VIH.

“Me siento muy satisfecha cuando una madre –o una madre y un padre – acuden a mí tras haberle hecho la prueba de VIH a su bebé, y se sienten muy felices porque éste ha dado negativo”, comenta Odongo. “Entonces siento que mis consejos están llegando ahí afuera, no solo a las madres sino a todas partes, en la comunidad y en todo el mundo”.


 

 

Audio (en inglés)

25 de octubre 2010: Radio UNICEF habla con Jacklin Akinyi Odongo, una de las coordinadoras de campo del programa Mothers2mothers en Kisumu, Kenya.
AUDIO escuche

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda