Kenya

Los expertos piden medidas urgentes contra la transmisión de madre a hijo y el tratamiento pediátrico del VIH en África oriental y meridional

Imagen del UNICEF
© UNICEF Kenya/2009
De izq. a der.: El Asesor Superior de UNICEF sobre el VIH y el SIDA de la Oficina Regional para el África Oriental y Meridional, David Alnwick; el Director Ejecutivo de Mothers to Mothers, Mitch Besser; y el Coordinador del Movimiento de acceso al tratamiento en Kenya, James Kamau, durante la consulta regional de dos días de duración sobre la transmisión de madre a hijo celebrada en Nairobi.

Por Kun Li y Athanas Makundi

NAIROBI, Kenya, 4 de junio de 2009 – En 2007 se produjeron 2,7 millones de nuevos casos de VIH en África subsahariana. Durante la reciente Consulta Regional para acelerar la prevención de la transmisión de madre a hijo y la atención y el tratamiento pediátricos se exhortó a los gobiernos de nueve países con una alta incidencia de VIH a que adoptaran medidas inmediatas para ampliar y fortalecer los servicios existentes de prevención de la transmisión de madre a hijo, así como de aumentar el tratamiento a las madres y los niños infectados.

“La epidemia del VIH y el SIDA sigue teniendo repercusiones devastadoras sobre los niños y las mujeres de esta región, y contribuye a un aumento de las muertes de niños y de madres, así como al incremento del número de huérfanos”, dijo el Asesor Regional de UNICEF sobre el VIH y SIDA, David Alnwick. “En estos momentos, cuando muchos países se enfrentan a una reducción de los presupuestos y a exigencias que compiten entre sí, es esencial que no perdamos el impulso para realizar todo lo que se necesite con el fin de crear una generación libre del SIDA”.

Examinar los progresos

La consulta fue organizada por UNICEF, ONUSIDA y la OMS y reunió al personal superior de los ministerios de salud de Sudáfrica, Kenya, Mozambique, Tanzania, Zambia, Etiopía, Malawi, Uganda y Swazilandia, junto a expertos de organismos internacionales y no gubernamentales que trabajan en la región de África oriental y meridional.

Durante la reunión de dos días de duración, los participantes examinaron los progresos, definieron los factores limitantes y debatieron lo que es preciso hacer para abordarlos.

“Necesitamos disponer de una financiación sostenible y previsible”, dijo el Coordinador de la prevención de la transmisión de madre a hijo del Gobierno de Zambia, Maximilian Bweupe. “Ésta es la única manera de preservar lo que hemos estado haciendo”.

En Swazilandia, uno de los países con la mayor incidencia del VIH en el mundo, la disponibilidad de recursos no es el problema.

“Hay recursos, pero lograr que la gente tenga acceso a las pruebas de detección es el problema”, dijo el Coordinador del Programa Nacional del SIDA de Swazilandia, Velephi Okello. ”Hay muchos mitos en torno a los medicamentos antirretrovirales, especialmente porque somos un país donde la gente todavía cree en la medicina tradicional y depende mucho de ella”.

La aplicación de servicios

En el caso de países como Uganda, el mayor reto para poner en marcha los servicios de prevención de la transmisión de la madre al hijo radica en las clínicas prenatales comunitarias.

“Debido a los escasos recursos que tienen estas clínicas, muchas veces hemos interrumpido el almacenamiento de medicamentos o de pruebas de detección del VIH, así que si la madre acude una, dos o tres veces y el servicio no está disponible, obviamente se desanima y no regresa de nuevo”, explicó la Profesora Asociada de Pediatría en la Universidad Makerere de Uganda, Philippa Musoke. 

Tanto si los obstáculos son sociales, económicos o culturales, los expertos todavía confían en que la mayoría de estos países puedan alcanzar el objetivo de acceso universal de un 80% de la cobertura para la prevención de la transmisión de madre a hijo y una reducción del 50% de las nuevas infecciones pediátricas para 2010.

Alcanzar los objetivos

Un análisis preliminar de los mejores datos disponibles realizado por UNICEF sugirió que dos de los nueve países –Sudáfrica y Tanzanía– alcanzarían probablemente ese objetivo sobre la base del aumento constante en la cobertura en 2007 y en 2008. Con la excepción de Etiopía, siete países podrían posiblemente alcanzar el objetivo de la cobertura si se producen aumentos considerables en las actividades. Para algunos, esto podría significar aumentar la cobertura en más de una tercera parte en el año en que se realizó el estudio, en comparación con 2007, y en una cuarta parte de nuevo en 2009.

En la actualidad, la cobertura promedio de la prevención de la transmisión de madre a hijo para los países de África oriental y meridional permanece en un 50%.

“Después de todo lo que conocemos sobre el VIH y el SIDA hasta esta fecha, la transmisión vertical es un crimen que no debe ocurrir”, dijo el Coordinador del Movimiento de Acceso al Tratamiento en Kenya, James Kamau. “Tenemos que pedir a los gobiernos de África y a la Unión Africana que dediquen partidas presupuestarias para prevenir la transmisión de madre a hijo y para el tratamiento pediátrico. Tenemos que concienciar a la sociedad, necesitamos que las madres comprendan estas cuestiones. Pero no sólo las madres, también los padres deben participar”.

Al final de la consulta, los expertos ofrecieron un conjunto minucioso de recomendaciones centradas sobre todo en medidas de relativo bajo costo y fáciles de ejecutar que los gobiernos podrían adoptar antes de que termine el año 2009, lo que facilitaría una aceleración considerable en 2010 y en años posteriores.


 

 

Búsqueda