Kenya

UNICEF y la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea combaten los efectos de la sequía en Kenya septentrional

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2008-1464/Bonn
En Lokichoggio, Kenya septentrional, Esekon, una mujer que pertenece a la etnia turkana, con Narutom, su hija de 11 meses de edad, que acaba de recibir tratamiento contra la desnutrición.

Por Chris Niles

LOKICHOGGIO, Kenya, 17 de abril de 2009 – Para la comunidad nómada turkana de Kenya septentrional, la vida es una constante lucha. En los últimos años, esta vasta región apartada y empobrecida ha sido castigada por graves sequías.

Vea el VÍDEO

Ante esa situación, UNICEF colabora con la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea con el objetivo de ayudar a la población ya debilitada de los efectos de la sequía.

Se están muriendo de hambre

Nagolol Esekon ha traído a su hija Narutom a la clínica de la Iglesia Nacional Africana en Lokichoggio, a unos 30 kilómetros de la frontera con el Sudán. La clínica, que recibe apoyo de UNICEF, cuenta con el patrocinio del Programa de Nutrición de la organización Samaritan’s Purse.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2008-1459/Bonn
Tras recibir tratamiento contra la desnutrición moderada, Narutom Esekon descansa sobre el regazo de su madre frente a la clínica de la Iglesia Nacional Africana, en Lokichoggio, Kenya.

La madre explica que Narutom ha sufrido vómitos y diarrea, y el personal médico diagnostica que la niña tiene desnutrición y paludismo. La vacunan y le recetan tabletas de vitamina A y un régimen de alimentación suplementaria diseñado especialmente para niños y niñas menores de cinco años con desnutrición moderada.

Desde su inauguración, en 2006, más de 30.000 niños, niñas y mujeres han recibido tratamiento en este centro.

“Tratamos a muchos bebés con desnutrición moderada o grave; con otros problemas médicos graves, como la anemia y la hipoglicemia; o con falta de apetito o edemas”, explica Vicki Jerop Binott, jefa de nutrición de la clínica. “Son niños que sufren las consecuencias de la carencia de alimentos y que tienen problemas médicos. En su mayoría, se están muriendo de hambre”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2008-1456/Bonn
Los agentes sanitarios pesan a Ekeno Echoda, de cinco meses de edad, en la clínica de la Iglesia Nacional Africana de Lokichoggio, en Kenya, donde Ekeno recibe tratamiento contra la desnutrición grave.

El tratamiento de la desnutrición

El apoyo de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea hace posible que UNICEF disponga de información más actualizada sobre las necesidades más pronunciadas  de la población de la región y responda de manera veloz y eficaz cuando se suscitan nuevas crisis, como la grave sequía de 2008.

La velocidad con que se da respuesta en las situaciones de emergencia es de importancia fundamental debido a que si los niños afectados no reciben ayuda inmediata su desarrollo futuro corre serio peligro.

La pequeña Narutom no sufrirá los efectos de la desnutrición a largo plazo, ya que tras restablecerse en la clínica ha regresado a  su hogar con su madre, que está asombrada por los enormes cambios que ha visto en su hija en unos pocos días.

La madre de Narutom trae consigo el alimento terapéutico que le entregaron en la clínica y las instrucciones para su preparación. Pese a su preocupación sobre cómo podrá mantener a su familia con el escaso dinero que gana vendiendo leña, sabe al menos que Narutom continuará recibiendo tratamiento en la clínica como paciente externa.

“Seguiremos dándole atención médica”, asegura la Sra. Binott.


 

 

Vídeo (en inglés)

Chris Niles, corresponsal de UNICEF, informa sobre una alianza de ese organismo con la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea con el objetivo de alimentar a los niños y niñas de la región de Turkana, en Kenya septentrional.
 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Alianza de UNICEF y la Unión Europea

Búsqueda