Kenya

UNICEF solicita 6,6 millones de dólares para ayudar a los damnificados por la violencia postelectoral

Imagen del UNICEF
© Reuters/Njuguna
La gente desplazada después de la violencia postelectoral se sientan en un refugio temporal en el puesto de policía en la gran valle del Rift, pueblo de Narok.

Por Chris Niles

NUEVA YORK, Estados Unidos, 30 de enero de 2008 – UNICEF ha hecho un llamamiento por 6,6 millones de dólares que se destinarán a la protección de los niños, niñas y mujeres de Kenya, donde continúa aumentando la violencia postelectoral.

“En los últimos días se han registrado los actos de violencia más atroces contra los niños, niñas y mujeres de los que se tenga memoria en Kenya”, afirmó Sarah Cameron, Jefa de la Sección de Comunicación de la Oficina de UNICEF en esa nación africana.

Kofi Annan, ex Secretario General de las Naciones Unidas, trata de poner en marcha conversaciones de paz entre el recientemente electo Presidente de Kenya, Mwai Kibaki, y Raila Odinga, el principal dirigente opositor. Hasta ahora, los esfuerzos del Sr. Annan no han logrado hacer mella en la violencia que impera en el país.

Por lo menos nueve personas perdieron la vida ayer como consecuencia del asesinato de Mugabe Were, un parlamentario recientemente electo que fue muerto a tiros frente a su domicilio.

Abundan los informes sobre palizas, ataques con armas blancas e incendios. En una de esas agresiones, 19 mujeres y niños y niñas murieron quemados en el interior de su hogar. Se calcula que el número de personas desplazadas ya llega a 300.000.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Kenya/2008/ Bonn
Integrantes de la comunidad kikuyu huyen de la región de Mawingu, donde sufrieron ataques y sus hogares fueron incendiados.
Miles de personas huyen

“Miles de personas se han visto obligadas a huir de sus hogares porque les han incendiado las viviendas, porque han sido agredidas o amenazadas, o porque están aterradas”, manifestó la Sra. Cameron.

Desde el inicio de la crisis, en diciembre, se ha duplicado el número de casos de violaciones sexuales. En algunas instancias, las mujeres refugiadas en los campamentos de desplazados que han presentado denuncias han sido abiertamente amenazadas, aun en presencia de los trabajadores de socorro.

El Ministerio de Salud de Kenya afirma que el número de personas muertas debido a la violencia postelectoral llega a 900, aunque ese total no tiene en cuenta los distritos occidentales del país, a los que las organizaciones humanitarias tienen acceso limitado. Según algunas versiones, la ciudad de Kisamu, a orillas del Lago Victoria, ha sido prácticamente abandonada por sus pobladores como consecuencia de la violencia y los saqueos.

Se necesita mucho más apoyo

“Se han producido saqueos en las viviendas y en los comercios. Debido a esos saqueos y a los incendios, los pobladores se han dado a la fuga”, comentó la Sra. Cameron.

Imagen del UNICEF
© Reuters/Andrews
Una mujer desplazada mira atraves de la ventana del autobus, mientras se alejaba del pueblo de Nderi, al norte de Nairobi, despues de la violencia postelectoral.

Atemorizados y hambrientos, esos miles de personas se hacinan en los más de 300 campamentos de desplazados que funcionan en el país. Brindarles alimento y protección constituye un gigantesco desafío logístico. En los campamentos viven unos 80.000 niños y niñas menores de cinco años. UNICEF alimenta a un 70% de esos niños con UNIMIX, una harina con alto contenido proteínico para combatir y prevenir la desnutrición.

Sin embargo, se necesita mucho más ayuda.

“En lo inmediato”, dijo la Sra. Cameron, “necesitamos 6,6 millones de dólares para prestar servicios esenciales de emergencia. De esa suma, tres millones de dólares se deben invertir de manera urgente en las labores de educación y protección de los niños y niñas. Para una generación entera de niños kenianos, ésta es una crisis de protección. Aunque mañana mismo fuera posible lograr la paz, este país necesitará años para poder recuperarse”.


 

 

Audio (en inglés)

30 de enero de 2008:
Sarah Cameron, Jefa de la Sección de Comunicación de la Oficina de UNICEF en Kenya, describe la violencia que azota a ese país desde las disputadas elecciones de diciembre.
  AUDIO escuchar

Búsqueda