Kenya

Un caso de poliomielitis en un campamento de refugiados en Kenya motiva temores y preocupación

Imagen del UNICEF
© UNICEF Kenya/2006/Cameron
Tras el recrudecimiento del conflicto somalí en julio, miles de familias han estado cruzando de Somalia a Kenya. Los refugiados están amenazados por la posibilidad de brotes de enfermedades.

Por Sabine Dolan

NUEVA YORK, Estados Unidos, 26 de octubre de 2006 – En el marco del creciente conflicto de Somalia, que ha desencadenado un éxodo de refugiados a la vecina Kenya, en un campamento localizado en la zona fronteriza una niña ha sido diagnosticado con poliomielitis. Se trata del primer caso registrado de esa enfermedad en Kenya en 22 años.

“El 17 de septiembre llegó al hospital del campamento de refugiados Hagadera, que se encuentra en Daadab, en la región nororiental de Kenya, una niña de tres años a quien acompañaba su madre. La niña tenía parálisis", explica Sara Cameron, Oficial de Comunicación de UNICEF. "En el hospital se le tomó una muestra de materia fecal que fue analizada en Kenya y en el exterior. Un mes más tarde se diagnosticó que la niña tenía poliomielitis".

La Sra. Cameron forma parte de un equipo conjunto de UNICEF, el Ministerio de Salud de Kenya y la Organización Mundial de la Salud (OMS) que realizó una visita a la niña. Mediante una investigación del caso se llegó a la conclusión de que a pesar de que la niña se había contagiado el virus en Somalia, éste se había estado desarrollando durante ocho meses, lo que permite suponer que gran parte de ese desarrollo ocurrió en Kenya.

Situación de emergencia sanitaria pública

“Esto significa que existe un riesgo muy alto de que en Kenya ocurran nuevos casos de poliomielitis", explica la Sra. Cameron, “ya que se trata de una enfermedad que se desplaza con facilidad, especialmente cuando las condiciones sanitarias son deficientes. No sabemos si el virus llegó con los refugiados, o si se desplazó con las personas que migran entre Kenya y Somalia. Lo que sí sabemos es que nos encontramos ante una grave situación de emergencia en materia de salud pública en Kenya.”

Imagen del UNICEF
© UNICEF Kenya/2006/Cameron
Una niña de tres años de edad de la Provincia Nororiental de Kenya es la primera persona de ese país a la que se le diagnostica la poliomielitis en los últimos 22 años.

Uno de los aspectos más preocupantes de este caso es que la tarjeta de inmunización de la niña indicaba que había recibido dos dosis de la vacuna oral contra la poliomielitis en 2005 y otras cuatro dosis en 2006. Aunque la vacuna es muy eficaz en la mayoría de los casos, algunos niños requieren más dosis que otros para quedar inmunizados.

El Gobierno de Kenya, UNICEF y la OMS se proponen llevar a cabo en la primera semana de noviembre una campaña de vacunación contra la poliomielitis en todos los niños y niñas menores de cinco años en los cinco distritos del país más cercanos a la frontera con Somalia. UNICEF también recauda fondos para la realización de campañas de inmunización de emergencia.

“Necesitamos unos cinco millones de dólares para poder llevar a cabo dos ciclos de días nacionales de inmunización", señala la Sra. Cameron. “Esto se hará en enero, y tenemos el propósito de inmunizar a un millón y medio de niños y niñas en toda Kenya”.

La vacunación de los niños y niñas refugiados

En Dadaab existen tres campamentos de refugiados organizados por la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. Se trata de los campamentos de Ifo, Dagahaley y Hagadera. Desde enero, esos campamentos han recibido unos 35.000 nuevos refugiados provenientes de Somalia, en su mayoría mujeres y niños y niñas.

Los campamentos ya albergan a más de 162.000 personas, y ese número sigue aumentando a pesar de que supera con creces el máximo recomendado de 20.000 personas por campamento. El exceso de población impone exigencias inmensas a las instalaciones de los campamentos, donde las condiciones en que viven los refugiados son desesperantes. Entre las necesidades de carácter prioritario figuran los servicios de atención de la salud, de suministro de agua potable y educación, además de la protección de los niños y niñas.

Al llegar a los campamentos, y antes de recibir permiso para ingresar a los mismos, los refugiados son sometidos a un trámite de ingreso que incluye su inscripción y su vacunación contra la poliomielitis. Aún antes de que se registrara el reciente caso de esa enfermedad, en los campamentos se llevaban a cabo actividades de inmunización de emergencia de todos los niños y niñas menores de cinco años.

“Sabemos que la poliomielitis es una enfermedad muy contagiosa", señala la Sra. Cameron. “Se trata de una infección que se propaga muy velozmente. Aunque no suele matar a los niños, la poliomielitis es causa de parálisis terribles. De manera que debemos hacer esfuerzos conjuntos para garantizar que no siga propagándose”.


 

 

Audio (en inglés)

25 de octubre de 2006:
Sara Cameron, Oficial de Comunicación de UNICEF, se refiere al reciente descubrimiento de un caso de poliomielitis en un campamento de refugiados en Kenya.

AUDIO escuchar

Búsqueda