Panorama: Japón

En su viaje a Japón, Anthony Lake se refiere a la “obligación moral” de alcanzar los objetivos de desarrollo

El Director Ejecutivo agradece al Gobierno y al pueblo de Japón por su extraordinario apoyo a la infancia

Imagen del UNICEF
© UNICEF Tokyo/2010/Ayano Sato
Lake junto a niños japoneses y a los Embajadores de Buena Voluntad de UNICEF Tetsuko Kuroyanagi y Agnes Chan durante una actividad pública en la que participaron individuos y organizaciones que apoyan a UNICEF. El acto se celebró en la sala internacional de conferencias U Thant de la Universidad de las Naciones Unidas, en Tokyo.

TOKYO, Japón, 12 de mayo de 2010 – En el segundo día de su primera visita a Japón como Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake se reunió hoy con Su Alteza Imperial, el Príncipe Heredero Naruhito; con el Primer Ministro, Yukio Hatoyama; con el Ministro de Relaciones Exteriores, Katsuya Okada; y con otros funcionarios gubernamentales, representantes de la Liga Parlamentaria pro UNICEF, Embajadores de Buena Voluntad de UNICEF de Japón y niños y niñas.

Ese encuentro tuvo lugar durante un acto público convocado bajo el lema “Hacia un mundo apropiado para los niños”, celebrado en la sala internacional de conferencias U Thant de la Universidad de las Naciones Unidas, en Tokyo.

“Escucho y aprendo”

Lake, que asumió el cargo de Director Ejecutivo de UNICEF el 1 de mayo, centró su discurso en la necesidad de redoblar los esfuerzos de UNICEF y sus aliados con vistas al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio para la fecha establecida, el año 2015.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Tokyo/2010/Ayano Sato
Anthony Lake, Director Ejecutivo de UNICEF, habla durante un acto público celebrado en Tokyo bajo la consigna “Hacia un mundo apropiado para los niños”, al que asistieron individuos y organizaciones que respaldan al organismo internacional.

 “Siempre debemos recordar que nuestros esfuerzos no representan un simple ejercicio estadístico sino que constituyen una obligación moral”, dijo el Director Ejecutivo. “Y de nosotros depende que los Objetivos de Desarrollo del Milenio tengan un rostro humano, el rostro de los niños y niñas olvidados”.

 “Soy nuevo en este trabajo. Escucho y aprendo”, añadió Lake. “Pero hay algo que sé muy bien, que para que nuestra visión se convierta en realidad necesitaremos contar más que nunca con la capacidad de liderazgo de Japón, con sus ideas, sus voces y su apasionada dedicación a las labores en defensa de la causa”.

El extraordinario apoyo de Japón

Más de 300 personas de características muy diversas se dieron cita en la Universidad de las Naciones Unidas para dar la bienvenida al nuevo Director Ejecutivo de UNICEF. Entre ellas había representantes de la sociedad civil, el cuerpo diplomático, el mundo académico y el sector privado.

Lake, que aprovechó la oportunidad para agradecer a Japón su extraordinario apoyo a los niños y niñas del mundo, estuvo acompañado por Tetsuko Kuroyanagi y Agnes Chan, Embajadores de Buena Voluntad de UNICEF.

“El Gobierno y el pueblo de Japón apoyan firmemente la misión de UNICEF de mejorar las vidas de los niños y niñas necesitados”, señaló Lake. “También ha sido y sigue siendo muy importante el liderazgo que ha ejercido Japón con respecto a la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio”.

Durante el acto, un coro de alumnos de quinto grado de una escuela primaria local interpretó “Canción de cuna”, el himno de UNICEF que el año pasado compuso Steve Barakatt, Embajador de Buena Voluntad del Comité Nacional pro UNICEF de Canadá, en conmemoración del XX aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño.

Mañana, antes de emprender el regreso a Nueva York, Lake realizará una visita a la sede del Comité Nacional pro UNICEF de Japón, donde observará una exposición interactiva diseñada por ese comité nacional con el propósito de concienciar a la población, y especialmente a los estudiantes, acerca de las cuestiones fundamentales que afectan a los niños y niñas del mundo.


 

 

Búsqueda