Panorama: Japón

En su primera actividad pública, la esposa del Primer Ministro de Japón visita UNICEF

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2009-1421/Toutounji
Hilde F. Johnson, Directora Ejecutiva Adjunta de UNICEF, junto Yukio Hatoyama, esposa del Primer Ministro de Japón, en la Sede de UNICEF de Nueva York. Hatoyama se encuentra en esa ciudad estadounidense con motivo del 64º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

NUEVA YORK, Estados Unidos, 23 de septiembre de 2009 - En su primera visita oficial desde que su marido, Yukio Hatoyama, fuera elegido Primer Ministro de Japón a principios de este mes, Miyuki Hatoyama visitó hoy la Sede de UNICEF.

Hilde F. Johnson, Directora Ejecutiva Adjunta de UNICEF, dio la bienvenida a Hatoyama a la Sede de UNICEF. “Nos sentimos muy felices de que haya dispuesto de tiempo para visitar UNICEF”, dijo Johnson. “Y estamos muy agradecidos por la estrecha y prolongada colaboración de su país”.

Desde que comenzara hace 60 años, la colaboración de UNICEF con Japón es una de las alianzas más importantes en la historia del organismo internacional. En 1949, UNICEF comenzó a suministrar leche en polvo a los niños y niñas japoneses. Un año más tarde, ese país realizaba su primera contribución al organismo de las Naciones Unidas.

El mes próximo, la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman, realizará una visita a Japón para celebrar el aniversario de esa cooperación.

Amplio apoyo

 Durante su visita a la Sede de UNICEF, Hatoyama recorrió el Centro de Operaciones de Emergencia, y fue informada acerca del apoyo que brinda su país a las labores de promoción de la supervivencia de los niños y del establecimiento de la paz. También recibió información acerca de Agnes Chan Miling y Tetsuko Kuroyanagi, quienes se desempeñan como Embajadoras de Buena Voluntad del Comité Nacional pro UNICEF de Japón.

Los funcionarios de UNICEF mostraron a Hatoyama un mosquitero tratado con insecticida de marca Olyset, que fabrica la empresa japonesa Sumitomo Chemical. UNICEF, el mayor comprador de mosquiteros antipalúdicos del mundo, adquiere ese producto desde hace cinco años.

Johnson también describió a Hatoyama los detalles de la alianza de UNICEF con el Gobierno de Japón, sus habitantes y el sector privado, y puso de relieve el éxito de las campañas de recaudación de fondos que lleva a cabo el Comité Nacional de Japón pro UNICEF.

En palabras de Johnson, “el pueblo japonés siente a UNICEF como algo muy propio”.

Espíritu de fraternidad
Hatoyama puso fin a su visita con la compra de un osito de juguete en la tienda de artículos de UNICEF. Al despedirse, manifestó su apoyo y el de su marido para que su país continúe ayudando a las naciones en desarrollo con un espíritu de fraternidad.

En 2008, el Gobierno de Japón aportó más de 153 millones de dólares estadounidenses a los programas de UNICEF, suma que colocó a esa nación en el sexto lugar entre los gobiernos donantes.


 

 

Búsqueda