Jamaica

La infancia de Kingston occidental se recupera de la violencia con la ayuda de sus profesores

Imagen del UNICEF
© UNICEF Jamaica/2010/Hickling
Unos niños con su profesora en una escuela primaria de Kingston occidental, Jamaica. La zona fue el epicentro de disturbios sociales que se desataron en mayo.

KINGSTON, Jamaica, 7 de julio de 2010 – Los niños de corta edad víctimas de la violencia que aceleró el estado de emergencia en Jamaica a finales de mayo han afrontado su dolor por medio de métodos no utilizados tradicionales en la isla.

En las últimas semanas, cuando los niños volvían a los centros de la primera infancia en todo Kingston occidental –el epicentro de los disturbios violentos– unos profesores los recibían con los brazos abiertos y les enseñaron como usar el arte, el baile y el juego como terapia para ayudarlos a expresar y manejar su ansiedad.

Algunos profesores usaban estas técnicas por primera vez, nunca antes se habían puesto a bailar con los niños como método para liberar la tensión, o a animarlos a expresar emociones difíciles mediante dibujos.

Formación para los profesores

Después del malestar social vivido aquí se dotó a 114 educadores de 59 instituciones de la primera infancia y a dos escuelas primarias con habilidades para ayudar a 1.850 muchachos y muchachas. Los talleres de formación fueron dirigidos por la Comisión de la primera infancia con apoyo de UNICEF antes de que las escuelas en las comunidades afectadas volvieran a abrir sus puertas.

"Me siento más preparado para tratar a los niños y los padres el lunes por la mañana", señaló después tras recibir formación Davies, una profesora de la primera infancia. "He sido capaz de desarrollar un plan definido de acción. Siempre he querido estar en ese foro".

Las clases fueron un respiro para los niños que habían estado tratando con el dolor causado no sólo por los días terribles de enfrentamientos armados entre las fuerzas de seguridad y los civiles armados, sino también por años de violencia sostenida.

Recuerdos del terror

Muchos estudiantes de Kingston occiental volvieron a la escuela todavía envuelta en recuerdos del terror. Unos gritaron abiertamente, mientras los otros gimieron silenciosamente o se mostraban anormalmente reservados.

Otra profesora que recibió formación, Atkins, quedó particularmente trastornada por las reacciones físicas de un niño de tres años. “Comenzaba a llorar, se orinaba y se ocultaba bajo la mesa cada vez veía la policía en la escuela,” dijo. Atkins usó técnicas de terapia de baile para ayudar al niño y sus compañeros de clase a pasar por sus miedos.

“La cosa más difícil para nosotros era explicar a los niños por qué había pasado esto  y permitir que se sinceraran sobre sus experiencias”, dijo Knight, un profesor de alumnos de tres a seis años de edad, de en una de las escuelas de Kingston occidental. En su planteamiento, según Knight, confió en gran parte en la terapia de arte que trató temas importantes de los que él entonces habló con los estudiantes durante "el momento de corro".

Una alianza para la recuperación

Los profesores mismos se sintieron reconfortados en las sesiones de formación. Algunos de ellos perdieron amigos y parientes durante los actos de violencia y no contaron con habilidades propias para afrontar la situación; muchos relataron que volver a sus aulas resultó terapéutico en sí mismo.

La introducción de estos mecanismos de adaptación, enseñados y practicados en un entorno escolar relativamente seguro, se cuentan entre una variedad de medidas usadas para ayudar a los niños a recuperarse en Kingston occidental. UNICEF también ha brindado su apoyo al Child Development Agency (Organismo de desarrollo del niño) en la formación de equipos de orientadores y otros profesionales de servicios humanos encargados de proporcionar la orientación a niños en escuelas de las áreas afectadas.

Para aquellos niños que han vuelto a clases, las historias y miedos grabados en sus dibujos – figuras humanas portando armas y disparando, niños armados, retratos de progenitores, hermanos y abuelos que mueren por culpa de los disparos– hablan de la realidad profundamente dolorosa, cuya recuperación requerirá tiempo y ayuda constantes.


 

 

Enlaces

UNICEF en las situaciones de emergencia

Oficina de Programas de Emergencia de UNICEF (EMOPS)

Suministros y adquisiciones: Escuela en una caja

Búsqueda