Jamaica

En Jamaica, los mensajes sobre la prevención del SIDA que se difunden desde un original autobús transforman las vidas de los jóvenes

Imagen del UNICEF: ‘Bashy Bus’ fights AIDS
© UNICEF Jamaica/2008/Niles
Andre Lennon frente al Bashy Bus, un original autobús mediante el cual se difunden a la juventud de Jamaica mensajes de concienciación sobre el VIH/SIDA. Desde el día en que Andre se cruzó con el autobús, su vida cambió radicalmente.

Por Chris Niles

La XVII Conferencia Internacional sobre el SIDA se llevará a cabo en México a partir del 3 de agosto, y se espera que a la misma asistan unas 25.000 personas. Entre ellas, dirigentes políticos, funcionarios de salud pública y jóvenes afectados por el SIDA. Éste es uno de los varios artículos de una serie dedicada a esa conferencia anual.

SPANISH TOWN, Jamaica, 25 de julio de 2008 – Andre Lennon, de 20 años de edad, es un joven sonriente que habla en tono suave pero seguro. Andre vive con su madre y su abuela en una choza rodeada por un huerto que cultiva él mismo.

El joven lleva una vida muy distinta a la de su niñez y juventud, que transcurrió a corta distancia, en una de las zonas más peligrosas y escabrosas de Jamaica.

“He vivido mucho tiempo rodeado del crimen y la violencia”, dijo Andre, refiriéndose a los asesinatos de su padre, su tío y su mejor amigo y al incendio intencional de su hogar.

Andre, involucrado desde muy joven en el mundo de las armas de fuego, hizo enormes esfuerzos por alejarse de esa vida. Explica que estuvo muy cerca de terminar siendo un “tipo malo” más. Pero gracias a la ayuda de UNICEF y de un aliado local, la ONG Children First, la vida de Andre cambió radicalmente.

Diálogo directo con los jóvenes

“Lo que me salvó la vida fue el autobús, el Bashy Bus”, explicó Andre. “Los mensajes que escuché del autobús me enseñaron a pensar como deberían pensar todos los jóvenes”.

El nombre del autobús deriva del término “Bashy”, que en el idioma popular de Jamaica significa parranda. El proyecto Bashy Bus emplea las representaciones dramáticas y las canciones para hablarles directamente a los jóvenes acerca de cuestiones de importancia fundamental para ellos. El autobús recorre todo el país, y en todas las paradas se ponen en escena pequeñas obras referidas a los riesgos que confrontan los niños, niñas y jóvenes amenazados por el VIH/SIDA, la violencia y la enorme presión social para que tengan relaciones sexuales cuando aún son demasiado jóvenes.

“Las actividades son muy entretenidas y atraen a los jóvenes”, señaló Mark Connelly, Asesor Regional sobre el VIH/SIDA de UNICEF. “La verdad es que son pocas las cosas que logran que los jóvenes esperen en fila para recibir servicios de salud pública”.

Componente del sistema sanitario

El éxito con que la iniciativa del autobús Bashy Bus, que recibe apoyo de UNICEF, logra difundir el mensaje a la juventud se debe a que las propias personas jóvenes son el mensaje.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Jamaica/2008/Niles
Varios jóvenes alumnos de la escuela secundaria Jonathan Grant escuchan los mensajes sobre la prevención del SIDA que se difunden desde el autobús conocido como “Bashy Bus”.
“Los jóvenes están más dispuestos a escuchar a otros jóvenes”, explicó Andre. “Son pocos los jóvenes que les hablan a sus padres de lo que les está sucediendo”.

Las funciones del Bashy Bus son ruidosas y graciosas. Sin embargo, el clima de fiesta no debe llamar a engaño, ya que el autobús es un componente integral del sistema de salud nacional de Jamaica, y sirve para orientar a los jóvenes hacia una variedad de servicios, como los exámenes prenatales y la prueba del VIH.

“El Bashy Bus no funciona en el vacío”, explicó Bertrand Bainvel, Representante de UNICEF en Jamaica, “sino que complementa los diversos servicios que presta el sistema nacional de salud pública. El proyecto del autobús se implementa de manera tal que no sólo brinda información y fomenta de esa manera la respuesta nacional, sino que constituye un importante sistema de remisión de casos”.

Ímpetu para cambiar

Impulsado por el mensaje del Bashy Bus, Andre obtuvo orientación psicológica y se realizó la prueba del VIH.

“En realidad, estaba preocupado porque podría haber contraído el VIH, ya que era muy vulnerable y corría peligro de infectarme”, recordó. Pero la prueba arrojó resultados negativos, y esto le dio al joven el ímpetu que necesitaba para cambiar su vida. Hoy en día tiene esperanzas de cursar estudios universitarios y espera hacer carrera como artista.

“Me siento muy, muy bien, y me digo una y otra vez que nunca mantendré relaciones sexuales sin protección”, terminó diciendo Andre.


 

 

Vídeo (en inglés)

Chris Niles, corresponsal UNICEF, informa sobre la manera en que un original proyecto contra el VIH que emplea un autobús está cambiando la vida de los jóvenes jamaicanos.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda