Jamaica

Muchas familias necesitan ayuda en Portland Cottage, que volvió a sufrir la devastación de los huracanes

Imagen del UNICEF: Jamaica, Hurrican Dean
© UNICEF Jamaica/2007/ Dias
En Portland Cottage, una familia examina los restos de su hogar tras el paso del huracán Dean por esa localidad jamaicana el 19 de agosto.

Por Monica Dias

PORTLAND COTTAGE, Jamaica, 23 de agosto de 2007 – Rodeados de escombros, prendas de vestir secándose al sol sobre ramas de árboles caídas, colchones y muebles empapados, los niños y niñas de Portland Cottage se aferran tímidamente a sus madres buscando protección. Por segunda vez en tres años, esta pequeña comunidad pesquera ha sufrido los furiosos embates de un huracán.

En 2005, cuando el huracán Iván azotó las costas meridionales de Jamaica, en Portland Cottage murieron ocho personas, entre ellas tres menores que se ahogaron cuando sus padres trataban de transportarlos a lugares más seguros. Desde entonces, en esta comunidad se tomaron diversas medidas de protección y, afortunadamente, el huracán Dean no causó ninguna muerte. Sin embargo, Portland Cottage ha vuelto a ser una comunidad devastada. Los fuertes vientos arrancaron casi todos los techos de chapas de zinc de las viviendas y las copiosas lluvias han cubierto el terreno con más de 10 centímetros de lodo. La caída de muchos postes y cables del tendido eléctrico impiden el paso de los camiones cisterna cargados con agua potable.

Huída en busca de seguridad

Unas 180 personas, entre ellas 13 niños y niñas, se refugiaron en la escuela primaria de  Portland Cottage, ubicada en la cima de una colina. Otras familias se albergaron en las viviendas de sus vecinos que ocupan terrenos más elevados. En toda la isla funcionan 167 refugios en los que se albergan 3.500 damnificados, 170 de los cuales son niños y niñas.

UNICEF colabora con las tareas de socorro de emergencia mediante el suministro de 1.000 recipientes de agua y de suficientes botiquines sanitarios de emergencia como para satisfacer las necesidades de unos 4.000 niños. La Oficina de UNICEF en Jamaica suministra otros 1.000 recipientes de agua, mientras que el Comité Nacional de Francia en pro de UNICEF se ha comprometido a donar 100.000 dólares para financiar las labores de socorro de emergencia.

“No nos queda nada”, comentó una madre que regresó a verificar qué le había sucedido a su hogar. La mujer sólo encontró los restos del piso rojo de concreto de la vivienda. El resto de la edificación había quedado reducido a escombros y los restos de los muebles y el vestuario de la familia estaban desperdigados por los alrededores.

“Estoy tratando de secar alguna ropa. Y necesitamos agua y alimentos”, dijo la sobreviviente del huracán con la voz quebrada mientras miraba con gesto ansioso a sus hijos. Los niños deberían regresar a la escuela la semana próxima, pero en medio de tanta destrucción, ese no parece ser el tema que más les preocupa.


 

 

Enlaces

UNICEF y sus aliados responden al huracán Dean luego de su paso por el caribe [incluye audio]

Relief web: Huracán Dean (en inglés
(enlace externo, se abre en una nueva ventana)

Reportaje Uniwiki (en inglés)

22 de agosto de 2007: El representante de UNICEF Bainvel, da una actualización sobre la respuesta a la crisis del huracán Dean en Jamaica.

 AUDIO escuchar [mp3]

21 de agosto de 2007: El representante de UNICEF, Bainvel, habla de las labores de socorro tras el huracán Dean.

 AUDIO escuchar [mp3]

17 de agosto de 2007: El representante de UNICEF en Jamaica Bertrand Bainvel informa sobre los preparativos de UNICEF ante el huracán Dean.

 AUDIO escuchar [mp3]

Búsqueda