Iraq

Resolviendo las necesidades de los refugiados sirios que viven con discapacidad en Irak

Imagen del UNICEF
© UNICEF Iraq/2013/Niles
(De derecha a izquierda) Suliman Gorgis con su hijo Mohammed, que tiene síndrome de Down, en el campamento de tránsito de Arbat para refugiados sirios, ubicado en el norte del Irak. El hermano más pequeño de Mohammed (que no aparece en la foto) tiene una lesión de la cadera que le obliga a caminar con dificultad.

Por Chris Niles

En Sulimaniyah, Irak, se está construyendo un nuevo campamento que dispondrá de instalaciones para los refugiados sirios que viven con discapacidad. Un funcionario de UNICEF trata de garantizar que las familias se sientan cómodas mientras tanto.

SULIMANIYAH, Irak, 29 de noviembre de 2013 – Hay cerca de 2.500 sirios viviendo en el campamento para refugiados de Arbat, a las afueras de Sulimaniyah, y muchos de ellos, como la familia de Suliman Gorgis, viven con discapacidades.

El hijo mayor de Suliman, Yousef, quedó paralizado al nacer. Otro hijo, Mohammed, tiene síndrome de Down. Un tercer hijo, Yasser, camina con dificultad debido a una lesión en la cadera.

Para garantizar que se sientan lo mejor posible bajo las circunstancias, el oficial de agua y saneamiento de UNICEF Atheer Al Yaseen ha estado trabajando con la familia de Gorgis desde que cruzaron hace dos meses la frontera procedentes de la República Árabe Siria. El primer paso fue conseguir una cama para Yousef.

 

Imagen del UNICEF
© UNICEF Iraq/2013/Niles
(Derecha) Yousef, el hermano más pequeño de Mohammed, quedó paralizado al nacer. Un miembro de UNICEF le ayudó a obtener una cama para facilitarle la vida, y está trabajando para proporcionar una asistencia similar a otras personas que viven con discapacidad en Arbat.

“Aquí se sentía incómodo durmiendo en el suelo”, dice el Sr. Al Yaseen. “Se sentía demasiado rígido, y los insectos le atacaban constantemente”.

Yousef descansa ahora en una cama en la tienda de campaña de la familia, que ahora tiene más posibilidades de ocuparse de él.

Arbat es un campamento de tránsito. A unos cuantos kilómetros de allí, al otro lado de la carretera, se está construyendo un campamento permanente que tendrá instalaciones para personas con necesidades especiales, incluidas rampas y amplios puntos de acceso a las letrinas y a otras instalaciones sanitarias.

Se espera que el campamento esté terminado en los próximos dos meses. Entretanto, el Sr. Al Yaseen ha pedido 15 sillas de ruedas y 15 camas para resolver las necesidades de quienes se encuentran en el campamento de tránsito. Y ha comenzado a promover más oportunidades de empleo para los refugiados sirios independientemente de su capacidad.

Como a muchos padres, a Suliman le preocupa que Mohammed no tenga nada que hacer.

“Le gusta jugar al fútbol, y le gusta trabajar con la computadora”, dice Suliman. “Pero aquí no tiene ninguna computadora”.


 

 

UNICEF Photography: Syrian crisis

Búsqueda