Panorama: Irán, República Islámica del

Unas famosas actrices iraníes promueven la lactancia materna en la campaña “Habla conmigo”

Imagen del UNICEF
© UNICEF Iran/2011
La Embajadora de UNICEF en Irán, Mahtab Keramati (izq.) conversa sobre la lactancia materna con otra actriz, Leila Hatami, bajo la atenta mirada de los hijos de Hatami.

TEHERAN, Irán, 7 de septiembre 2011. La niña de tres años con un par de alas de encaje corre alrededor de la mesa junto a su hermano de cinco años, riendo a carcajadas, mientras el equipo de filmación fija las luces y los equipos en el apartamento. La madre de los niños, la actriz Leila Hatami, les pide que vayan a jugar a su habitación mientras ella ofrece pasteles y té a al equipo.

Esto no es un día normal de rodaje para Hatami. Hoy ha recibido a otra actriz popular, la Embajadora de UNICEF en Irán, Mahtab Keramati, para filmar una entrevista sobre los beneficios de la lactancia materna exclusiva.

Hatami, que amamantó a sus dos hijos incluso durante los períodos en que estaba actuando en varias películas, comparte su experiencia con Keramati. La esperanza es que la conversación aliente a las madres iraníes a amamantar más a sus bebés durante al menos los primeros seis meses de vida.

La entrevista es parte de “Habla conmigo”, una campaña de comunicación elaborada con motivo de la Semana mundial de la lactancia materna celebrada en agosto.

La importancia del apoyo familiar

“¿Me pregunto cómo ha podido amamantar a dos hijos y, al mismo tiempo, actuar de forma tan brillante en el cine, e incluso haber ganado premios?”, pregunta Keramati.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Iran/2011
La actriz iraní Leila Hatami con su hija Asal, de 3 años, a quien alimenta exclusivamente con leche materna.

“Yo sabía que quería amamantar a mi hijo incluso antes de que naciera y me había preparado para ello”, responde Hatami. “Parte de esta información la recibí de mi médico. También aproveché la experiencia de personas cercanas a mí y busqué en Internet sobre temas de lactancia”.

En respuesta a una pregunta sobre la importancia del apoyo familiar para facilitar la lactancia, Hatami dijo: “Es muy importante para una madre obtener ayuda de las personas que tiene a su alrededor. Yo tuve la suerte de contar con el apoyo total de mi marido y mi cuñada, pero también es importante que la madre permita que los familiares y los amigos la ayuden… Es necesario tener a alguien más cercano que el médico para que le ayude”.

La comunicación es esencial 

La cuestión planteada por la actriz refuerza el tema de la Semana de la lactancia materna de este año, es decir, que la comunicación es esencial para la promoción de la práctica.
Las cifras oficiales en Irán muestran que la tasa de lactancia materna exclusiva se ha reducido en los últimos años. La falta de comunicación puede contribuir a este descenso.

Por su parte, Hatami dijo que ya ha logrado convencer a otras madres de la importancia de amamantar. Una vez que su hijo y su hija se hicieron un poco mayores, compartió con amigas que acababan de dar a luz aparatos para la lactancia materna, como una bomba de leche. Habló también con ellos sobre sus experiencias.

Aunque las madres deben buscar información sobre los beneficios de la lactancia materna, Hatami dijo que no deben preocuparse demasiado sobre su capacidad para amamantar.

"La lactancia materna es una opción, y todas las madres deben elegir una forma de hacerlo que no sea problemática”.

Los beneficios de la lactancia

Sin embargo, los beneficios de la lactancia materna tanto para el niño como para la madre son bien conocidos; las madres tienen que ser conscientes de estas ventajas para cambiar sus actitudes y comportamientos, y elegir esta opción saludable.

Para ello, los esfuerzos de comunicación deben centrarse en un enfoque sistemático que pueda contrarrestar el impacto de las presiones sociales y comerciales para dejar de amamantar.

El período comprendido entre el nacimiento hasta los dos años de edad presenta una gran oportunidad para la promoción de un buen crecimiento, de la salud y del desarrollo del comportamiento. Una alimentación óptima del lactante y del niño pequeño es fundamental durante este período. La alimentación óptima significa que las madres están facultadas para iniciar la lactancia durante la primera hora de nacimiento, amamantar de manera exclusiva durante los primeros seis meses y continuar con la lactancia por dos años o más, junto con una alimentación complementaria adecuada y apropiada para la edad a partir de los seis meses.

La lactancia materna es mucho más que una cuestión relacionada con la alimentación; los bebés amamantados tienen menos probabilidades de morir de diarrea, de infecciones respiratorias agudas y de otras enfermedades. Si todas las madres lactantes pudieran convencer a una sola madre de la importancia de amamantar a su bebé, el número de niños amamantados se duplicaría en Irán y en todo el mundo.


 

 

Búsqueda