Panorama: Irán, República Islámica del

Las actividades de socorro continúan en favor de los supervivientes del terremoto de Irán


Este mapa no refleja ninguna toma de posición por parte del UNICEF con relación a la situación jurídica de ningún país o territorio ni el reconocimiento de ninguna frontera.

ZARAND, Irán, 23 de febrero de 2005 - Un potente terremoto, que midió 6,4 grados en la escala de Richter, sacudió el martes por la mañana la ciudad de Zarand, al suroeste de Irán. La cifra de muertos ha superado ya las 500 personas y se teme que pueda aumentar. Cientos de supervivientes se vieron obligados a pasar al aire libre las noches posteriores al seísmo, expuestos a las bajas temperaturas.

El coordinador del UNICEF para emergencias, Steven Lauwerier, ha estado en el epicentro del terremoto desde que comenzó el desastre. “He visitado los 10 poblados más afectados. En tres de los 40 poblados afectados se han derrumbado un 90% de los edificios”, informa Lauwerier.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Iran/2005
El terremoto provocó daños y muertes en por lo menos 13 aldeas cercanas a Zarand, en la región sudeste de Irán.

Entre los poblados que sufrieron los efectos del desastre se encuentra el de Hotkan, que está situado en medio de una cadena de montañas. Lauwerier fue testigo directo de las operaciones de rescate. “Hay cientos de voluntarios que distribuyen alimentos, agua, tiendas de campaña y estufas para mantener caliente a la gente. Hubo que desenterrar víctimas de los escombros, la mayoría ya cadáveres. Hacía un frío terrible, y además llovía y nevaba. Fue realmente terrible. Sin embargo, en medio de esta desesperación, fue posible encontrar a dos niñas vivas debajo de los escombros”.

El terremoto revivió los dolorosos recuerdos del temblor que destruyó Bam en in 2003. Aquella tragedia costó la vida de más de 30.000 personas y dejó a 80.000 sin hogar. “En las zonas de los poblados que sufrieron los mayores daños había el mismo tipo de edificios que en Bam: construcciones de ladrillos de adobe. Esto es terrible, ya que muchos lugares en Irán tienen estos edificios de adobe, que no pueden soportar terremotos de esta magnitud”, añadió Lauwerier.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Iran/2005
Las aldeas cercanas a las montañas fueron las que sufrieron en mayor medida las consecuencias del terremoto. Algunas quedaron completamente destruidas.

“Irán es uno de los lugares del planeta que se encuentra en una de las situaciones geográficas más difíciles”, explicó Julianna Lindsey, de la Oficina de Programas de Emergencia del UNICEF. “Esto significa que tenemos la obligación de ayudar al gobierno a prepararse para este tipo de situaciones. Por eso seguimos almacenando suministros en el país, para poder trasladar los materiales muy rápidamente a las zonas afectadas”, dice Lindsey.

Debido a la experiencia del UNICEF en Bam, el UNICEF se encontraba mejor preparado para coordinar el terremoto de esta semana. Desde un almacén en Bam, el UNICEF ha enviado ya un camión con destino a Zarand cargado con 400 letrinas de emergencia y 400 lonas de plástico. Un segundo camión con 14 grandes tiendas de campaña y 120 losas para letrinas partirán hacia la zona mañana. A petición del gobierno de Irán, el UNICEF establecerá también un programa de orientación psicosocial y podrá en práctica ejercicios de terapia mediante el juego para los niños y las niñas con el fin de conseguir que superen los traumas vividos.


 

 

Vídeo (en inglés)

23 de febrero de 2005:
La Oficial de Programas del UNICEF de la Oficina de Programas de Emergencia, Julianna Lindsey, habla sobre el terremoto que sacudió Zarand, Irán.

Anchura de banda:
baja | alta
(Real player)

Periodistas:
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Audio (en inglés)

23 de febrero de 2005:
El Coordinador del UNICEF para la emergencia de Irán, Steven Lauwerier, describe sus impresiones después del remoto que sacudió Zarand.
Búsqueda