Indonesia

En Indonesia, establecer nuevas tradiciones para un futuro más saludable

Muchas mujeres indonesias tienen ideas erróneas acerca de la lactancia materna. La sensibilización sobre los beneficios de la lactancia materna adecuada es un paso importante hacia la reducción de la desnutrición.

 

Por Michael Klaus

En las zonas remotas de Indonesia, UNICEF está ayudando a abordar la desnutrición –y las prácticas que contribuyen a este problema– mediante el apoyo a los servicios de salud y la orientación de las madres con hijos recién nacidos.

BANGGANG, Indonesia, 19 de junio de 2014 – En el pueblo de Banggang, en Java Central, ubicado a la sombra del volcán activo Monte Merapi, las madres están aprendiendo una nueva forma de alimentar a sus bebés.

Las madres de la zona tienden a dejar de amamantar a sus recién nacidos después de unos meses, y la nutrición es un problema importante en toda Indonesia. Uno de cada tres niños menores de 5 años sufre de retraso en el crecimiento. El retraso del crecimiento tiene efectos a largo plazo en la capacidad del niño para aprender y debilita su sistema inmunológico.

Rita Iriyanti, madre de Novalia Citra, visita habitualmente los posyandu locales (puestos de salud de la comunidad) para que examinen a su bebé y para aprender sobre los beneficios de la lactancia materna.

“Aquí se cree que cuando un recién nacido llora, eso significa que tiene hambre, y todo el mundo te dice que le des plátanos o gachas”, dice. “Pero yo me negué a seguir esos consejos. He aprendido que si haces eso, el bebé no crece como es debido”.

Conceptos erróneos

Muchas mujeres indonesias tienen ideas erróneas acerca de la lactancia: sobre todo, que es sólo para los pobres y para quienes no pueden comprar leche de fórmula, que muchos consideran como un producto superior para sus hijos.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Video
Las prácticas tradicionales pueden desalentar las buenas prácticas de lactancia materna.

Los cuadros, o trabajadores comunitarios locales, organizan un encuentro mensual en el posyandu para proporcionar servicios de salud. Los cuadros también actúan como asesores, orientando a las madres sobre la nutrición, la lactancia materna y la inmunización.

“El problema que encontramos en muchas comunidades de toda Indonesia es que las mujeres y otros miembros de la familia simplemente no tienen el acceso a la información, el asesoramiento y el apoyo adecuados que necesitan para alimentar a sus hijos de la mejor manera posible”, dice la especialista en nutrición de UNICEF Harriet Torlesse.

“Muchos están muy influenciados por las prácticas tradicionales y las creencias que transmiten los familiares de mayor edad, y no se les alienta para que realicen buenas prácticas de alimentación”, dice.

Llegar a las poblaciones

UNICEF, en colaboración con la Unión Europea, está apoyando programas que ofrecen asesoramiento sobre la lactancia materna exclusiva, las prácticas de alimentación complementaria y la nutrición materna. También están distribuyendo micronutrientes para las mujeres embarazadas y para los niños de 6 a 23 meses de edad, proporcionándoles tabletas antiparasitarias y midiendo su altura.

“Los proyectos están a punto de llegar a algunas de las zonas remotas de Indonesia, donde hay un gran problema con la desnutrición, mediante la colaboración con UNICEF para asegurar que educamos a las madres y los niños, y les damos el tipo adecuado de nutrición”, dice Olof Skoog , Jefe de la Delegación de la UE en Indonesia. “Esperemos ahora que esto también tenga una influencia sobre la planificación y las políticas del Gobierno de este país, para que todos los niños puedan beneficiarse”.

El programa está actualmente en marcha en tres distritos de las provincias de Java Central, East Nusa Tenggara y Papua, pero el Gobierno de Indonesia piensa ampliar su escala para llegar a un total de 64 distritos en 11 provincias.


 

 

Fotografía UNICEF: apoyo a la nutrición de la UE en Asia

Alianza de UNICEF y la Unión Europea

Búsqueda