Indonesia

Progreso para la Infancia: Una nueva casa, un nuevo jardín y una nueva oportunidad de llevar una vida sana en Aceh

Imagen del UNICEF: Indonesia, Water and Sanitation
© UNICEF Indonesia/2007/Stechert
Mega, de 27 años, perdió a su padre, dos hermanos y su casa durante el tsunami del Océano Índico en 2004.

Por Anna K. Stechert

Esta es la primera de una serie de historias basadas en iniciativas que han dado resultado a la hora de promover una vida sana, proporcionar una educación de calidad, combatir el VIH y el SIDA, y proteger a los niños y niñas contra el abuso sexual, la explotación y la violencia. Todo ello forma parte de una edición especial de Progreso para la Infancia de UNICEF en 2007 que informará sobre los avances en el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Este informe se presentará el 10 de diciembre de 2007.

BANDA ACEH, Indonesia, 6 de septiembre de 2007 – Si le preguntas a Mega dónde estaba su casa originalmente, señala el terreno que se halla bajo nuestros pies. “Te encuentras sobre ella”, dice. La casa de Mega, como la mayoría de las casas de su comunidad, fue destruida durante los terremotos y el tsunami que alcanzó a esta región costera el 26 de diciembre de 2004.

El padre de Mega y dos de sus hermanos desaparecieron en el tsunami. El resto de la familia permaneció en barracas cercanas durante un año después de que su casa hubiera sido arrasada por las aguas. Sin embargo, desde el año pasado, Mega, su madre y su hermano pequeño han regresado a su pueblo, Lamkruet, situado en la costa del Océano Índico a las afueras de la ciudad de Banda Aceh. La nueva casa de la familia está equipada con un sistema sanitario que respeta el medio ambiente.

En 2004, el 42% de la población mundial –2.600 millones personas– vivía con servicios sanitarios deficientes. La falta de instalaciones sanitarias, unida a una higiene deficiente y un agua potable poco segura, contribuye a la muerte, producida por enfermedades diarreicas, de más de 1,5 millones de niños y niñas cada año. Aunque la cobertura sanitaria ha aumentado en los últimos años, el índice de progreso no es suficiente para alcanzar la meta fijada por los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Imagen del UNICEF: Indonesia, Water and Sanitation
© UNICEF Indonesia/2007/Stechert
En la ciudad de Lamkruet, Banda Aceh, donde vive Mega, las nuevas casas que se construyen están equipadas con sistemas sanitarios que respetan el medio ambiente.
Para plantar hay que limpiar

En 274 casas recién construidas en Lamkruet, se instalaron fosos sépticos para facilitar la eliminación de los desechos y evitar de ese modo que éstos se derramasen en el agua subterránea, usada a menudo como fuente de suministro del agua potable. El agua sobrante de los fosos sépticos se filtra y se utiliza para fertilizar plantas y flores.

Los funcionarios de divulgación visitaron las casas y enseñaron a los propietarios los sistemas sépticos y su mantenimiento, les ayudaron a decidir el mejor lugar y distribución para sus jardines y les proporcionaron información sobre la mejor manera de cuidar las plantas. A través de otro proyecto, pronto se equiparán las casas con un sistema de cañerías.

En una jornada especial en el centro infantil del pueblo se realizaron actividades en las que niños y niñas aprendieron cómo lavarse las manos adecuadamente, cómo plantar flores y cuidar del medioambiente, y cómo prevenir las enfermedades derivadas de la utilización de aguas impuras.

Sistemas de eliminación de desechos

En Lamkruet también se construyeron servicios para la eliminación de resuduos sólidos. La basura se recoge de cada casa tres veces por semana a cambio de un pequeño pago. En el nuevo servicio de eliminación de desechos a las afueras del pueblo, los residuos orgánicos se fertilizan, los inorgánicos se separan para reciclarlos y los no reciclables se acumulan. Este proceso reduce en más del 60% el volumen de basura tirada en el vertedero del pueblo.
 
Según Dara Johnston, responsable de los proyectos de UNICEF para Agua y Saneamiento Medioambiental en Banda Aceh, “A nivel doméstico, esta solución para los desechos líquidos y sólidos es segura para el medioambiente y, sobre todo, segura para la salud de los residentes”.

El pueblo fundó un comité para organizar la recogida de basura. El comité también funciona como centro de recursos para la comunidad, proporcionando información sobre el mantenimiento del sistema de sanidad y de los residuos sólidos.

Mega sonríe con orgullo al mirar las papayas que crecen en su jardín y dice: “Me gusta mucho este proyecto”.


 

 

Búsqueda