Indonesia

En Aceh, los niños esperan ansiosos la primera escuela permanente después del tsunami

Imagen del UNICEF
© UNICEF Indonesia/2006/Estey
Dinda, de 9 años, escribe en una pizarra de la escuela temporal de Muhammadiyah, en Banda Aceh, a la que ha asistido desde el tsunami. El próximo mes, Dinda y sus amigos se trasladarán al nuevo edificio escolar, "amigo de los niños" y resistente a los terremotos.

Por Daniel Ziv

BANDA ACEH, Indonesia, 25 de mayo de 2006 – Los niños de Aceh esperan ansiosos la apertura de la primera de muchas escuelas que UNICEF está ayudando a construir para reemplazar las que quedaron barridas por el tsunami del Océano Índico.

En consonancia con el plan de recuperación de UNICEF consistente en “reconstruir mejor” después del tsunami, el ambicioso proyecto contempla la construcción de 367 nuevas escuelas que se levantarán en Aceh en los próximo tres años, todas ellas siguiendo las normas más rigurosas en lo que a educación y construcción se refiere. Estas escuelas sustituirán las instalaciones temporales a las que los niños han estado acudiendo desde el desastre.

"Tendremos mucho más espacio, y más juguetes, y hasta nuevos amigos, porque nos han dicho que al nuevo edificio vendrán muchos más niños y niñas", afirmó Rachmat, de 10 años, mientras miraba sobre la valla de su escuela temporal en dirección a la obra del otro lado.

Aprovechar al máximo la vida en la escuela

La familia de Rachmat solía vivir en Lamdingin, una de las zonas que salieron peor paradas después del tsunami de diciembre de 2004, y escapó a la muerte justo en el último momento, al huir de las olas que avanzaban amenazantes en el vehículo de un vecino. Rachmat vive ahora con sus padres y cuatro hermanos en un campamento de viviendas temporales, en las colinas que están justo a las afueras de Banda Aceh. Cada mañana, un autobús escolar lleva a Rachmat y a dos de sus hermanos a la escuela Muhammadiyah, en la parte central de Bada Aceh.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Indonesia/2006/Stechert
Está previsto que la primera escuela “reconstruida mejor” después del tsunami en Aceh, Indonesia, se inaugure en junio. Durante los próximos tres años, UNICEF proyecta abrir en la provincia 367 nuevas escuelas.

La instalación escolar temporal, establecida por UNICEF poco después del tsunami, es ya un centro aceptable de aprendizaje. Las aulas son espaciosas, y en el patio que separa las dos secciones de la escuela los niños pueden jugar y participar en las clases de gimnasia.

Dinda, de 9 años, es otra joven superviviente del tsunami que parece aprovechar al máximo su nueva vida en Muhammadiyah. Es una de las alumnas más aventajadas de la escuela, y es tan popular entre los maestros que cuando sus padres encontraron otra escuela más cerca de casa, los maestros les rogaron que permitieran a Dinda seguir estudiando en Muhammadiyah.

"Los maestros la quieren de verdad", dice Afnita, madre de Dinda, "y a ella no parece importarle el trayecto de 35 minutos cada mañana. Sobre todo ahora que sabe que pronto se trasladarán al nuevo edificio escolar."

Instalaciones “amigas de los niños”

Cuando regresa a casa después de terminar las clases, la diminuta Dinda se sienta tras el enorme escritorio de lo que sirve también de farmacia nocturna gestionada por un vecino. Ayuda a envolver las medicinas que compran los pacientes y admite que considera esto como una preparación profesional para el futuro. "Estoy pensando en hacerme médico cuando sea mayor", dice con firmeza.

"Espero que la nueva escuela esté pronto terminada", añade Dinda mientras paseamos por los terrenos de las obras. "Nos dicen que estará lista el mes que viene. No dejo de mirarla, parece tan grande, y me pregunto cómo será todo cuando estudiemos en ella."

La cualidad que define las nuevas escuelas es que serán "amigas de los niños". Por esto UNICEF entiende que cada escuela dispondrá, entre otras cosas, de agua potable para beber, inodoros separados para niños y niñas, y acceso para los discapacitados.

Este proyecto es parte de una inversión de 90 millones de dólares en el sistema educativo de Aceh y de Sumatra del norte, que se espera esté completado en no menos de tres años.


 

 

Documento (en inglés)

Búsqueda