Indonesia

Historias reales

Centros infantiles ayudan a niños extraviados a que se reúnan con sus padres

Imagen del UNICEF
© UNICEF Indonesia/2005
Putri Mulyanis, de siete años fue reunida con su familia en un centro infantil apoyado por el UNICEF

BANDA ACEH, Indonesia, 18 de enero de 2005 – Por primera vez desde el pasado diciembre, Putri Muyanis, una niña de siete años, se reencuentra con su familia, luego de pasar varias semanas sin siquiera saber si sus padres y hermanos seguían vivos.

Putri quedó separada de los suyos cuando el tsunami barrió su aldea cerca de Banda Aceh y unos bondadosos desconocidos la recogieron.

Su padre, Amirudin, estuvo buscándola durante tres semanas en los campamentos de refugiados, hasta que le dijeron que a su hija la habían inscrito en un centro infantil cercano, auspiciado por el UNICEF. Los trabajadores voluntarios lo llevaron hasta la casa de la familia que había estado cuidando a Putri, y ella lo reconoció inmediatamente.

El UNICEF ha convertido en una prioridad inscribir a los niños y niñas que se han visto separados de sus padres por el tsunami, de manera que, siempre que sea posible, puedan reunirse con los miembros sobrevivientes de sus familias.

Uno de los centros infantiles se estableció en una importante estación de televisión, alrededor de la cual han estado viviendo más de 100.000 personas desplazadas. Amirudin Mulyanis y su familia estaban en la zona mientras buscaban a su hija; su reunión con Putri tuvo lugar en este centro.

El UNICEF ha ayudado a abrir centros infantiles en cooperación con Pusaka Indonesia, una organización no gubernamental de la localidad. Los voluntarios levantaron tiendas en la estación, y trabajan día y noche por turnos para ayudar a los niños y niñas. Todos los voluntarios que trabajan en los centros han sido adiestrados en asesoría e inscripción de menores de edad.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Indonesia/2005
Niños y niñas en un centro infantil apoyado por el UNICEF

A fin de facilitar más reunificaciones familiares, el UNICEF está esforzándose por establecer un sistema más amplio para encontrar niños perdidos. Para ayudar a compartir información de manera más eficaz sobre menores de edad separados de sus familias, todas las partes han convenido en un método de inscripción estándar y ahora está creándose un banco de datos central dentro del Departamento de Bienestar Social.

Tristemente, una elevada proporción de niñas y niños perdió la vida en el tsunami, tanto porque representan el 39% de la población total de los ocho países más gravemente afectados por la catástrofe, como por ser físicamente menos capaces de huir del agua o de resistir su fuerza y la de los escombros que arrastraba. Cerca de otros 1.000 padres y madres han venido al centro infantil de la estación de televisión, esperando encontrar también a sus hijos perdidos; y todos, con excepción de unos cuantos, se han ido decepcionados. Pero para niños y niñas como Putri, los centros han sido esenciales para volverse a conectar con sus familias.

La operación respecto a los niños separados es una prioridad para el UNICEF. “Debemos inscribir a los niños con mucha rapidez y cerciorarnos de que las condiciones en que actualmente se encuentran son las más adecuadas para ellos”, dijo Amanda Melville, oficial de protección infantil del UNICEF.

En centros como en el que Putri está con su familia, los niños y niñas salen a jugar todas las mañanas. El UNICEF ha proporcionado pelotas de fútbol, juegos, crayones y libros de colorear para aliviar a los niños de sus tensiones.

“Es importante que los ayudemos a familiarizarse con sus nuevos ambientes y a reconstruir su fe en el futuro mediante un plan estructurado”, afirma Melville.


 

 

Vídeo (en inglés)

17 de enero de 2005: Steve Nettleton, del UNICEF, informa desde un centro infantil en las cercanías de Banda Aceh.

Anchura de banda:
baja | alta
(Real player)

Enlaces sobre el tsunami

Búsqueda