Panorama: la India

Un club de jóvenes aumenta la concienciación sobre el VIH/SIDA y su prevención en la India

Imagen del UNICEF
© UNICEF India/2011/ Crouch
Rushali Gajabhaye (18 años de edad y a la(izq.) habla con sus compañeros sobre el VIH/SIDA y las prácticas sexuales seguras en la aldea de Datala (la India).

Por Diana Coulter

CHANDRAPUR, la India, 12 de diciembre de 2011. Rushali Gajabhaye no ha viajado más allá de los campos, las minas de carbón y las fábricas de cemento que rodean a su pequeña aldea, pero con 18 años es más sofisticada que la mayoría de los adolescentes de su edad.

Sin dudarlo, se planta frente a las muchachas de la aldea y les habla de la importancia de las relaciones sexuales seguras, o dedica unos momentos a demostrar cómo se coloca un preservativo en un modelo de plástico.

Acciones valientes

En la pequeña aldea conservadora de Datala, en el estado de Maharashtra, este tipo de acciones requieren valor, pero Rushali no se amilana. De hecho, está orgullosa de su trabajo como voluntaria con el club Red Ribbon (“lazo rojo”) de la aldea. Su grupo trabaja para prevenir la propagación del VIH/SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual en su comunidad.

El club Red Ribbon, que forma parte de un programa respaldado por UNICEF, tiene como objetivo sensibilizar sobre el VIH y el SIDA, ampliar el conocimiento sobre la prevención y reducir el estigma y la discriminación sociales que sufren las personas que viven con la enfermedad.

“Quiero ayudar a mi aldea”, explica Rushali. “No es difícil compartir esta información con las jóvenes porque son como yo. Quieren mantenerse sanas”.

Tiempos de cambio

En un principio no fue fácil, admite Rushali. “La gente aquí comenzó a propagar chismes acerca de mí y no querían enviar a sus hijas al club”.

Tampoco sirvió de ayuda que la sarpanch, jefa del gobierno de la aldea, no apoyara al club cuando se inició en 2006.

“Al principio, me pregunté por qué era necesario este programa en nuestra aldea”, admite ahora la regidora, Asha Rohane. “Pensé que estaban enseñando algo innecesario porque aquí tenemos buenas niñas y niños”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF India/2011/ Crouch
(De izq. a dcha.) Rohini Deshkar (18 años), Shital Chide (16 años), Rushali Gajabhaye (18 años), Pramod Ladke (24 años) y Vikas Rohane (19 años) forman parte del club Red Ribbon, apoyado por UNICEF.

Sin embargo cedió después de que Rohane vio cómo el grupo organizaba campañas de información pública y escuchó a sus dos hijas hablar de lo que sus amigos estaban aprendiendo. “Me di cuenta de que el mundo está cambiando y que lo mejor es que mis hijas aprendan a protegerse”, dice Rohane.

Ahora sus hijas se encuentran entre las 39 niñas de entre 11 y 18 años que asisten a las reuniones del club todos los domingos en el centro de salud de la aldea.

A salvo del VIH y del SIDA

Aunque el entorno de la aldea es rural, ésta se encuentra en medio del próspero distrito industrial de Chandrapur. Muchos residentes trabajan en las fábricas vecinas o en la central térmica cercana y hay un flujo constante de camiones entre el pueblo y sus alrededores.

Esta movilidad fomenta la propagación de la enfermedad: actualmente hay en el distrito altas tasas de prevalencia del VIH/SIDA. El club Red Ribbon ataca este fenómeno frontalmente.

Vikas Rohane (19 años) es miembro del club y se reúne con los varones para hablar sobre el uso del preservativo, la transmisión de enfermedades y otros problemas relacionados con la prevención. Es muy franco cuando habla con el grupo.

“Les decimos que no tengan relaciones sexuales con muchas parejas, que usen preservativos, que tengan cuidado con las inyecciones o el consumo de drogas, ya que la enfermedad se puede propagar de esta manera, y que también puede transmitirse entre madre e hijo”, dice Vikas.

Llegar a la comunidad

Los miembros del club Red Ribbon también se someten a la prueba de detección del VIH y SIDA en un hospital de un distrito cercano y han alentado a otros familiares e integrantes de la comunidad a hacer lo mismo. El club también visita a las mujeres embarazadas para explicarles las maneras en que las mujeres embarazadas que viven con el VIH pueden mantener a sus hijos a salvo de la infección.

En la antesala de su salón de reuniones, el club mantiene una caja de zapatos de color verde con un gran agujero abierto en su parte superior, donde los miembros de la comunidad pueden presentar de forma anónima cualquier pregunta que tengan acerca de la prevención de enfermedades. El club trabaja en las respuestas de forma conjunta y las muestra en público para que la gente las vea.

Shital Chide (16 años) cuenta que su padre la animó a unirse al grupo para que pudiera aprender más sobre los riesgos para la salud que podría afrontar en su vida.

“Es bueno”, dice Shital de su experiencia en el club. “Esto no es algo de lo que una deba avergonzarse. Simplemente hablamos de nosotros mismos”.


 

 

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda