Panorama: la India

Varios periodistas jóvenes formados por UNICEF abordan los problemas sociales de la India rural

Imagen del UNICEF
© UNICEF India/2011/ Crouch
Pausha Madharia, de 16 años, escribe sobre el trabajo infantil en el periódico Bal Swaraj creado como parte de la Iniciativa para jóvenes periodistas en el estado hindú de Chhattisgarh.

El "Estado mundial de la infancia 2011.  Adolescencia: Una edad de oportunidades", la edición del emblemático informe de UNICEF, se centra en el desarrollo y los derechos de más de mil millones de niñas y niños de todo el mundo con edades comprendidas entre los 10 y los 19 años. Esta serie de historias, ensayos y artículos multimedia pretende acelerar y elevar el nivel de lucha de los adolescentes contra la pobreza, la desigualdad y la discriminación por motivos de género.

Por Diana Coulter

CHHATTISGARH, la India, 6 de mayo de 2011. Cuando la joven de 16 años Pausha Madharia habla de esperanzas, sueños y miedos, lo hace en nombre de todos los niños y las niñas del estado hindú de Chhattisgarh.

Recientemente, Pausha compartió ante la Asamblea del Estado sus preocupaciones acerca del trabajo infantil, la discriminación a la que se enfrentan las niñas y los problemas que tienen algunos estudiantes simplemente para asistir a la escuela. Pausha informó a los legisladores sobre los borrachos tumbados en la carretera quienes, a las puertas de una tienda de vinos en el pueblo de Murmunda, amenazaban habitualmente a los escolares locales.

“Les dije que las personas que consumían alcohol estaban causando molestias a las niñas y los niños que tratan de acceder a la escuela”, recuerda. “Les pedí que retiraran este tipo de tiendas de los lugares públicos”.

Pausha también escribió sobre el asunto en Bal Swaraj (La República de los Niños), un periódico de Chhattisgarh que se publica quincenalmente y comenzó en 2007 como parte de la Iniciativa para jóvenes periodistas creada por UNICEF.

El derecho a la libre expresión

La iniciativa recluta y prepara a niñas y niños voluntarios en un intento por hacer realidad el artículo 12 de la Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas, en la que se otorga a los niños el derecho de hablar libremente y expresar sus preocupaciones.

Esto significa un esfuerzo importante en Chhattisgarh. Un gran segmento de la población del estado se enfrenta a violentos disturbios políticos, haciendo que el acceso a los servicios sociales sea más difícil para los niños y las familias.

Con el patrocinio de la Iniciativa para jóvenes periodistas y con la ayuda de la Fundación Mayaram Surjan, una organización no gubernamental, alrededor de 1.200 jóvenes como Pausha escriben ahora sobre los problemas que les afectan a ellos, a sus familias y a las comunidades del estado.

Destacar los problemas importantes

Con la ayuda de otra joven periodista y amiga de 16 años, Puja Dewangan,  Pausha ha abordado el problema de la peligrosa práctica de los habitantes de la aldea que prefieren consultar a curanderos mejor que a médicos profesionales. Según Puja y Pausha, un niño murió en su aldea por no recibir el tratamiento adecuado.

Imagen del UNICEF
© UNICEF India/2011/Crouch
Umashankar Joshi, de 14 años, informó sobre un niño de 10 años que estuvo a punto de ahogarse al caer en un pozo sin cubrir en una aldea del estado de Chhattisgarh, la India. Tras el informe, el líder del pueblo mandó tapar el pozo.

Puja, que recientemente dibujó en el exterior de su casa un complejo rangoli (colorido dibujo realizado con tizas) para un festival, ayudó a diseñar una historieta que acompañase el artículo sobre los curanderos. En ella se muestra a un hombre sagrado de pelo largo agitando una varita mágica sobre la cabeza del paciente y al lado una calavera y unos huesos cruzados avisando del peligro.

Una reciente publicación de Bal Swaraj también señalaba otros asuntos de interés, como el grave estado de una joven con poliomielitis, los peligros de mascar tabaco, los problemas de los niños y las niñas que trabajan ilegalmente de carpinteros o en hoteles, y la pobreza que les impide asistir a la escuela.

Padres y madres orgullosos

En la escuela gubernamental de enseñanza media de Murmunda, seis estudiantes han estado entregando con regularidad artículos al periódico. Umashanker Joshi, de 14 años, escribió sobre el niño de 10 años que cayó a un pozo sin cubrir y casi se ahoga.

En un tórrido mediodía, el niño Devrath Chandel se encontraba inclinado en el pozo salpicando de agua a sus amigos, cuando perdió el equilibrio y se cayó al agua del pozo. Los amigos del niño lograron formar una cadena humana y lo sacaron.

Después de que Umashanker escribiera sobre el incidente, el sarpanch (el líder del pueblo) leyó la historia y organizó el sellado del pozo que estaba junto a una casa abandonada.

“Estoy contento de realizar trabajos como éste para ayudar a los niños”, dice Umashanker. Su madre y su padre, ambos trabajadores analfabetos, también están muy orgullosos de él. “Me dicen que siga hacienda esta buena labor”, añade el joven.

Agentes de cambio

A todos los jóvenes periodistas se les facilita un pase de prensa oficial para mostrarlo en los lugares a donde vayan en busca de información para sus historias. Suman Joshi, de 14 años, exhibió el suyo cuando visitó la oficina de obras públicas con el fin de recabar información para un artículo sobre una alcantarilla inundada próxima a la escuela.

“La gente se da cuenta de que tratamos de cambiar las cosas y están impresionados con nuestras historias”, dice Suman.

El director de la escuela, Hemraj Sahu, dice que lee el periódico de los jóvenes con regularidad y que con su lectura aprende mucho sobre la comunidad. “Los estudiantes plantean problemas y muestran una confianza que la mayoría de las personas mayores no manifiestan”, expone Sahu.


 

 

Búsqueda